Saltar al contenido principal

Yemen: el Gobierno y los separatistas sureños acuerdan el fin de las hostilidades

 Los representantes del Gobierno de Yemen y los separatistas del sur se abrazan después de firmar un acuerdo negociado por Arabia Saudita para poner fin a una lucha de poder en el puerto sur de Adén, en Riad, el 5 de noviembre de 2019.
Los representantes del Gobierno de Yemen y los separatistas del sur se abrazan después de firmar un acuerdo negociado por Arabia Saudita para poner fin a una lucha de poder en el puerto sur de Adén, en Riad, el 5 de noviembre de 2019. Agencia estatal saudita vía Reuters

El Gobierno de Yemen y los separatistas sureños firmaron este martes 5 de noviembre un acuerdo para poner fin a la lucha de poder en el sur del país y formar un nuevo Gobierno con un reparto igualitario de ministerios entre ambas facciones.

Anuncios

El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salmán, aclamó el acuerdo -firmado en Riad- como un paso hacia una solución política más amplia para poner fin al conflicto multifacético que se sucede en Yemen desde el 2015. “Este acuerdo abre una etapa nueva de estabilidad, construcción y desarrollo en Yemen”, dijo Bin Salmán, que auspició las negociaciones de las últimas semanas en su territorio.

EL acuerdo fue firmado por sendos representantes del Ejecutivo yemení y el Consejo Transicional Sureño (STC), en presencia del príncipe heredero saudita; el príncipe de Abu Dabi, Mohamed bin Zayed al Nahyan y el presidente yemení reconocido internacionalmente –quién se encuentra en el exilio-, Abdo Rabu Mansur Hadi.

El llamado “pacto de Riad” pone fin a tres meses de enfrentamientos en el sur de Yemen entre los grupos separatistas y el Gobierno central. El enfrentamiento abrió un nuevo frente en la complicada guerra de cuatro años y fracturó la coalición militar árabe liderada por Arabia Saudita, que lucha contra los rebeldes hutíes, que expulsaron al Gobierno de Hadi de la capital, Saná, a finales del 2014.

Representantes del gobierno de Yemen y separatistas del sur firman un acuerdo negociado por Arabia Saudita para poner fin a una lucha de poder en el puerto sureño de Adén, en Riad. 5 de noviembre del 2019.
Representantes del gobierno de Yemen y separatistas del sur firman un acuerdo negociado por Arabia Saudita para poner fin a una lucha de poder en el puerto sureño de Adén, en Riad. 5 de noviembre del 2019. Agencia estatal saudita / Reuters

La reconciliación se alcanzó tras más de un mes de conversaciones indirectas que contó con representantes sauditas como mediadores. La televisión saudita retransmitió la firma del acuerdo, Bin Salmán también renovó su apoyo a Yemen: “Hemos hecho mucho por Yemen y toda la región, hemos prestado apoyo y ayuda al pueblo yemení y vamos a seguir con el objetivo de alcanzar las aspiraciones del pueblo yemení de recuperar su país y llegar a una solución política”.

Formación de un nuevo Ejecutivo con representación igualitaria

¿Qué requiere este acuerdo? Un nuevo Ejecutivo de 24 ministros, repartidos equitativamente y con representación tanto de los norteños como de los sureños. Las fuerzas militares de ambos lados, incluidas las milicias STC separatistas – financiadas y respaldadas por Emiratos Árabes Unidos (EAU)- quedarían bajo control gubernamental del ministerio de Defensa y las Fuerzas de Seguridad bajo el ministerio del Interior.

Para allanar el camino para el acuerdo, las fuerzas emiratíes comenzaron la retirada de Adén, capital provisional del Gobierno yemení, y en un plazo de 30 días entregarán el control de la ciudad portuaria y otras áreas del sur a Arabia Saudita, principal aliado del presidente Hadi. Además, se incluye al STC en las negociaciones políticas para poner fin a la guerra civil en Yemen.

Reacciones Internacionales

El enviado especial de la ONU para el país, Martin Griffiths, que está tratando de reiniciar las conversaciones para poner fin a la guerra que ha llevado a Yemen al borde de la hambruna, también celebró el anuncio como un “significativo paso” hacia la resolución política de la guerra. La ONU está tratando de impulsar un acercamiento entre el sur y los rebeldes hutíes, y mitigar la que considera “la mayor crisis humanitaria del planeta”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, también elogió el acuerdo en Twitter: “¡Un buen comienzo! Por favor, trabajen duro para llegar a un acuerdo final”.

Yemen, escenario de lucha regional entre sauditas, iraníes y emiratíes

Las fuerzas separatistas, apoyadas por el principal socio de la coalición militar árabe de Riad, los Emiratos Árabes Unidos, son parte de la alianza musulmana suní que lucha desde marzo del 2015 contra los rebeldes chiítas hutíes, que controla Saná y los principales núcleos urbanos con el apoyo de Irán.

Riad ha estado tratando de resolver el enfrentamiento en el sur de Yemen para reenfocar la coalición en su lucha contra los hutíes. La nación más pobre del Golfo Pérsico está sumida en una guerra civil desde finales del 2014, tras el asalto de los rebeldes chiíes a las instituciones. Un conflicto escenario de una lucha regional entre sauditas, iraníes y emiratíes, donde la población yemení es la mayor perjudicada.

¿Qué sucedió en el sur de Yemen?

Si bien los separatistas sureños y el Gobierno central yemení están unidos por su rechazo a los rebeldes hutíes, el movimiento separatista, con el respaldo de EAU, tiene abierta una rivalidad con el Gobierno de Hadi.

El Consejo de Transición del Sur (STC) busca el autogobierno en el sur y quiere tener un papel principal en el futuro de Yemen. El STC se apoderó el pasado agosto de la base provisional del Gobierno central en el puerto de Adén y trató de extender su alcance en las cercanías de Abyan y Shabwa, donde tuvieron lugar enfrentamientos con las fuerzas del Gobierno. Cuando éstas intentaron recuperar la capital provisional, Adén, los EAU intervinieron con ataques aéreos.

Luego de estos ataques, que se cobraron la vida de al menos 40 soldados del Ejército yemení, Arabia Saudita aumentó sus fuerzas en el sur y aseguró una tregua informal. En septiembre comenzaron las conversaciones indirectas lideradas por Riad entre ambas facciones.

La actual República de Yemen nació en 1990 tras la unificación de la República Árabe de Yemen (Yemen del Norte) y la República Popular Democrática de Yemen (Yemen del Sur), reflejados en el mapa.
La actual República de Yemen nació en 1990 tras la unificación de la República Árabe de Yemen (Yemen del Norte) y la República Popular Democrática de Yemen (Yemen del Sur), reflejados en el mapa. France 24

La actual República de Yemen nació en 1990 tras la unificación de la República Árabe de Yemen (Yemen del Norte) y la República Popular Democrática de Yemen (Yemen del Sur).

Si bien, los separatistas sureños continúan buscando la independencia del sur de Yemen, que fue un Estado independiente desde 1967 hasta 1990, cuando se acordó la unificación del país, presidido por Ali Abdalá Saleh, pero que no detuvo sus reclamaciones.

Sin embargo, los conflictos entre los chiítas del norte y los sunitas del sur no cesaron tras la unión. Una división regional que aviva aún más la tortuosa guerra civil yemení. El país sufre la peor crisis alimentaria del mundo, hasta 20 millones de personas padecen inseguridad alimentaria, en medio de una guerra olvidada que ya va por su cuarto año y que ha causado más de 100.000 muertos, incluyendo 12.000 civiles muertos en ataques directos.

Con EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.