Saltar al contenido principal

El caos se apodera de Hong Kong durante una nueva jornada de protestas no autorizadas

Un manifestante antigubernamental increpa a la policía y desafía la ley anti-máscaras. 20 de octubre de 2019.
Un manifestante antigubernamental increpa a la policía y desafía la ley anti-máscaras. 20 de octubre de 2019. Ammar Awad / Reuters

Los manifestantes más radicales optaron por cortar carreteras, prendieron hogueras y protagonizaron escenas de violencia junto con la policía de la isla, que les trató de reducir arrojando gases lacrimógenos.

Anuncios

Los hongkoneses volvieron a las calles para protestar contra el Gobierno de Carrie Lam en una nueva demostración de fuerza de la oposición pro-democracia y contraría a la gestión de Beijing. La marcha no estuvo autorizada por el Gobierno de la isla, pero aun así se llevó a cabo. Tras dos semanas de relativa calma, esta nueva convocatoria demostró que el movimiento opositor aún tiene mucha fuerza, especialmente entre la población joven.

La marcha, que comenzó pacífica en el céntrico barrio de Tsim Sha Tsui, tuvo como tema la oposición a la reciente ley anti-máscaras y buscó también hacer un llamamiento en pos de la reforma del cuerpo de Policía en la excolonia británica, sobre el que pesan numerosas acusaciones de brutalidad policial.

Pero pasadas las 16.30 hora local, el caos volvió a apoderarse de la ciudad financiera cuando los radicales comenzaron a bloquear carreteras, lanzar cócteles molotov a una comisaría de policía y destrozar cajeros automáticos y estaciones de metro. También rociaron con grafiti comercios chinos con los lemas "El Partido Comunista Chino será destruido por el cielo" y "Libertad Hong Kong", tal y como apunta el rotativo South China Morning Post.

Los manifestantes arrojaron bombas de gasolina en la estación de policía Tsim Sha Tsui en la península de Kowloon después de que la policía disparó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes en la calle.

Otros vestidos de negro erigieron barricadas de fuego en Nathan Road, una importante franja comercial en el distrito de Kowloon, cuando decenas de policías antidisturbios marcharon hacia ellos, mientras otros dispararon gases lacrimógenos. El cuerpo policial había justificado su decisión de prohibir la marcha de hoy alegando que este tipo de concentraciones tienden a degenerar en incidentes violentos.

Al comienzo de la protesta, Figo Chan Ho-wun, del Frente Civil de Derechos Humanos que la había convocado en primer lugar, agradeció a los hongkoneses por haber salido a las calles "a título personal". "Las autoridades han obligado a los hongkoneses a violar la ley", aseguró Leung.

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

Protestas que se prolongan desde hace meses y que aumentaron con la ley anti-máscaras

Las protestas, que se convirtieron en masivas en junio a raíz de una polémica propuesta de ley de extradición, ya desestimada por el Gobierno, mutaron hasta convertirse en un movimiento que busca una mejora de los mecanismos democráticos que rigen Hong Kong y una oposición al autoritarismo de Beijing.

En cada ocasión que la policía ha denegado una autorización a las manifestaciones, la gente ha seguido saliendo a la calle de manera espontánea, y muchas de estas protestas improvisadas han terminado con enfrentamientos entre agentes y radicales.

La última polémica fue la prohibición del uso de las máscaras en las manifestaciones. Esta ley anti-máscaras busca facilitar a la policía la identificación de los manifestantes para así acabar con la violencia, en un momento en el que aquella provocada por los manifestantes radicales "ha alcanzado niveles alarmantes".

La ley no ha logrado el éxito deseado y a los autodenominados "pandemócratas" les preocupa que para aprobarla se invoque a regulaciones de emergencia, creadas en 1922, y usadas por última vez en 1967, cuando Hong Kong era parte del Reino Unido.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.