Saltar al contenido principal

Donald Trump anuncia que desiste de usar su resort en Florida como sede de la cumbre del G7

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en la Casa Blanca en Washington, D.C., Estados Unidos, 18 de octubre de 2019.
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en la Casa Blanca en Washington, D.C., Estados Unidos, 18 de octubre de 2019. REUTERS / Leah Millis

El presidente Donald Trump revirtió el sábado 19 octubre su plan para celebrar la próxima cumbre de líderes mundiales del Grupo de los Siete, en su resort de golf en el Doral, Florida, el próximo año, debido a la lluvia de críticas.

Anuncios

Una polémica que termina en reversazo. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusado de usar la presidencia para enriquecerse al ser anfitrión de la 46.ª cumbre del G7 en un complejo privado, propiedad de su familia, anunció este sábado inesperadamente un cambio de planes que incluye la búsqueda de una nueva locación para la cumbre.

"Basados ​​en la hostilidad irracional de los medios y los demócratas, ya no consideraremos a Trump National Doral, Miami, como el sitio anfitrión del G-7 en 2020", tuiteó el mandatario estadounidense, agregando que su administración "comenzará la búsqueda de otro lugar, incluida la posibilidad de Camp David, de inmediato".

La polémica surgió el pasado jueves 17 de octubre, cuando el jefe de gabinete interino del presidente, Mick Mulvaney, anunció en una conferencia de prensa que el complejo ubicado en Doral, Florida, sería la sede de cumbre internacional, alegando que esta era "de lejos la mejor instalación física".

De acuerdo con las declaraciones de Mulvaney, la Casa Blanca habría estudiado 10 posibilidades para albergar el evento al que asistirán varias delegaciones de la Unión Europea, así como el Primer Ministro de Japón, Shinzo Abe. Sin embargo, Mulvaney aseguró que la conclusión después de visitar los sitios en todo el país, era que el complejo de Doral, era la opción más acertada.

El mandatario norteamericano, meses atrás, ya había hecho sonar públicamente la idea de seleccionar su propiedad para organizar la cumbre, lo que suscitó críticas instantáneas de los grupos de buen gobierno y demócratas, quienes expresaron su preocupación de que Trump estuviera utilizando la Casa Blanca para impulsar sus negocios personales.

Las críticas y los análisis de cuánto sería el beneficio personal para Trump no se hicieron esperar

Una hora antes del anuncio de Trump, el candidato presidencial demócrata Joe Biden condenó la selección de Doral para la reunión. "¿Organizar el G7 en el hotel de Trump? Un presidente nunca debería poder usar la oficina para beneficio personal", dijo el exvicepresidente.

A pesar de que Mulvaney había descartado Camp David, diciendo que era un lugar “demasiado pequeño y remoto para la cumbre internacional”, ahora la prensa local sospecha que este, será finalmente el lugar elegido para la cumbre.

Con AP y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.