Saltar al contenido principal

Más de 200 soldados de la Guardia Nacional mexicana llegan a Culiacán y establecen puestos de control

Soldados llegan a Culiacán un día después de que hombres armados del cártel de Sinaloa se enfrentaron con las fuerzas federales. México 18 de octubre de 2019.
Soldados llegan a Culiacán un día después de que hombres armados del cártel de Sinaloa se enfrentaron con las fuerzas federales. México 18 de octubre de 2019. REUTERS/Stringer

Los refuerzos forman parte del Cuerpo de Fuerzas Especiales del Ejército y pretenden reforzar la seguridad en la capital del estado de Sinaloa tras la ola de violencia durante la fallida operación para capturar al hijo del ‘Chapo’ Guzmán.

Anuncios

Apaciguar la violencia. Ese es el objetivo de los 230 soldados que llegaron a Culiacán, en el noroeste de México, en la madrugada de este 19 de octubre. Pero es justamente la seguridad, una de las banderas del gobierno, la que tiene al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sumergido en un mar de críticas tras la serie de hechos violentos que han sacudido al país en los últimos días.

El más reciente es también el más sonado: El enfrentamiento entre 35 militares y miembros del Cártel de Sinaloa, que se desató durante la fallida operación de captura del hijo del capo mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán, y que dejó al menos ocho muertos y más de 20 heridos. Los hechos motivaron justamente el envío de las tropas por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

De acuerdo con el general Carlos Ramón Carrillo, los oficiales desplegados son militares de élite con adiestramiento y armamento especializado. Estarán a cargo de establecer puestos de control fijos y móviles en toda la ciudad, para aumentar presencia del estado en lo que algunos consideran el “bastión” del cártel.

De acuerdo con Sedena, la permanencia de las fuerzas especiales en la ciudad dependerá de “las condiciones que se vayan dando, que serán evaluadas por los tres órdenes de gobierno”. El organismo también especificó que se harán patrullajes constantes con el fin de tener proximidad con la ciudadanía y prevenir delitos.

Los hechos ocurrieron este jueves 17 de octubre cuando hombres armados del cártel rodearon a unos 35 policías que cumplían con una orden de aprehensión provisional contra Ovidio Guzmán López, uno de los hijo del ‘Chapo’. Ovidio había sido pedido en extradición por el gobierno de Estados Unidos desde septiembre de 2018.

En el operativo “al verse rodeados por una fuerza mayor y todo el despliegue de agresión contra la población civil, y el hecho de no haber recibido oportunamente la orden de allanamiento, se ordenó al personal abandonar el operativo”, explicó el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo

Sin embargo, varios funcionarios del gobierno mismo han criticado la operación calificándola de improvisada.

Los oficiales de policía vigilan en una calle un día después de que hombres armados del cártel se enfrentaran con las fuerzas federales, en Culiacán, en el estado de Sinaloa, México, el 18 de octubre de 2019.
Los oficiales de policía vigilan en una calle un día después de que hombres armados del cártel se enfrentaran con las fuerzas federales, en Culiacán, en el estado de Sinaloa, México, el 18 de octubre de 2019. REUTERS/Stringer

AMLO mantiene su idea de enfrentar la violencia a través de medios pacíficos y desestima las críticas

Este es el tercer tiroteo entre las fuerzas de seguridad y miembros del crimen organizado en menos de una semana, lo cual ha puesto en tela de juicio la defensa argumentada por AMLO según la cual "no se puede combatir el fuego con fuego". En efecto, el presidente sostuvo que el gabinete de seguridad tomó la decisión de retirar a las tropas del lugar para evitar más víctimas.

“No puede valer más la captura de un delincuente que las vidas de las personas… Ellos tomaron esa decisión y yo la respaldé”, dijo López Obrador. “Nosotros no queremos muertos, no queremos la guerra”.

Para aumentar la seguridad, López Obrador creó la nueva Guardia Nacional, pero miles de los miembros de esa fuerza policial militarizada han sido enviados para contener la migración de indocumentados a través de México hacia Estados Unidos, por solicitud de la Casa Blanca.

AMLO y Trump acuerdan detener el flujo de armas ilegales hacia México

El ministro de Relaciones Exteriores de México dijo el sábado que el presidente Andrés Manuel López Obrador y su homólogo estadounidense Donald Trump habían acordado, vía llamada telefónica, tomar medidas rápidas para detener el flujo de armas ilegales de Estados Unidos a México.

"Ambos países usan tecnología para cerrar la frontera, para congelar el tráfico de armas que está matando gente en México", dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Los dos líderes acordaron que funcionarios estadounidenses y mexicanos se reunirían en los próximos días para discutir opciones, y anunciarían acciones para "congelar" las importaciones ilegales de armas a México a través de los cruces fronterizos estadounidenses.

Las autoridades mexicanas estiman que más del 80% de las armas utilizadas por los delincuentes en México, ingresan desde los Estados Unidos. Mientras tanto, el número de asesinatos este año en el país, ya está cerca de superar el total récord del año pasado de más de 29.000 fallecidos.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.