Saltar al contenido principal

Medio ambiente y turismo empiezan a sufrir la 'marea negra' de crudo en Brasil

Un hombre trabaja para eliminar la mancha de petróleo en la playa Muro Alto en Tamandare, estado de Pernambuco, Brasil, el 19 de octubre de 2019.
Un hombre trabaja para eliminar la mancha de petróleo en la playa Muro Alto en Tamandare, estado de Pernambuco, Brasil, el 19 de octubre de 2019. Teresa Maia / Reuters

Desde septiembre, un derrame de petróleo de origen desconocido ha cubierto 2.000 km de las costas del norte de Brasil. Más de un mes después, las consecuencias para la biodiversidad y el turismo son preocupantes.

Anuncios

Hasta ahora se había salvado de las mareas negras de petróleo que se asomaron en más de 187 sitios en la región nordeste de Brasil. Pero la playa de Carneiros, conocida como una de las más bellas de Brasil, también fue afectada por los derrames de petróleo que contaminaron 2.000 kilómetros de la costa norte de Brasil.

Lugar altamente turístico, en el sur del estado de Pernambuco (norte de Brasil, región del noreste), esta playa de aguas turquesas y exuberante vegetación ocupa el puesto 12 en el ranking de las playas más bellas del mundo establecido por los internautas de la página web 'Tripadvisor' en 2014.

Por el momento, la agencia pública de medio ambiente, Ibama, informó que esta contaminación ya llegó a 178 playas en 9 estados del norte.

"Si el problema persiste, la reducción del número de visitantes se da por sentada"

Es temporada baja en Brasil. El impacto de los derrames de petróleo sigue siendo bajo, pero los hoteles y las asociaciones temen los efectos en la temporada alta, entre diciembre y el Carnaval de Río, en febrero. "No sentimos grandes cancelaciones o cambios. Creo que tenemos que preocuparnos por el futuro, para que esto pueda resolverse rápidamente. Tenemos el verano por delante", dice Magda Nassar, presidenta de la Asociación Brasileña de Agencias de Viajes.

 

Según el periódico local 'Economia', "si el problema persiste, la reducción del número de visitantes se da por sentada".

Magda Nassar va más allá al decir que el nordeste sufrirá las consecuencias porque las agencias de viajes ofrecerán otros destinos en otras partes de Brasil o del Caribe. "Pero, por supuesto, no queremos que el noreste quede fuera. El nordeste es un destino de ensueño para brasileños y extranjeros. Es importante que el Gobierno resuelva este problema para noviembre", agregó en una entrevista con 'Economia'. Para el nordeste, una de las regiones más pobres de Brasil, el turismo es una de las fuentes de ingresos más importantes.

Los destinos afectados son los más populares para los turistas, principalmente estadounidenses y europeos, que viajan a Brasil. En total son ocho las capitales costeras que están siendo afectadas.

Mientras, en el caso de los trabajadores temporales la preocupación crece y las instituciones intentan calmar la situación. "Basándonos en el informe del Instituto de Medio Ambiente (IMA-AL), encontramos que Alagoas, aunque es uno de los estados afectados, todavía tiene casi el 100% de sus playas aptas para nadar. En diálogo con los gobiernos municipales, hemos identificado que el impacto en la actividad turística se ha producido hasta ahora de una manera mínima", dijo el Ministerio de Turismo.

Pero para los comerciantes estas declaraciones no cambian la realidad. Según la Asociación de Comerciantes de Praia do Futuro (AEPF), en la emblemática playa de Fortaleza, las ventas de los quioscos cayeron un 40% el pasado fin de semana.

"Llevaría al menos 20 años para limpiar todo"

Más allá de las playas y del turismo, el daño ambiental es preocupante. El impacto de la contaminación petrolera en las áreas afectadas todavía está siendo estudiado, pero los investigadores advierten sobre la magnitud de la crisis ambiental.

"Nunca hemos visto un desastre de tal magnitud en Brasil, que afecte a una región tan extensa. El daño podría ser irreparable y los ecosistemas tardarán años en recuperarse", explica la oceanógrafa Maria Christina Araújo, de la Universidad Federal de Río Grande del Norte (UFRN), en una entrevista con RFI.

El ecosistema costero del noreste se considera muy frágil porque contiene una gran variedad de paisajes, con manglares, calas rocosas y arrecifes de coral. Según los especialistas, la contaminación de los arrecifes de coral y los manglares será mucho más difícil de limpiar y estiman que se necesitarán al menos 20 años para limpiar todo.

El miércoles 16 de octubre Ibama anunció que ya se instalaron 12 unidades de conservación ambiental.

Una respuesta gubernamental en duda

Desde el inicio de los hechos, el Gobierno brasileño apuntó, sin pruebas, que el ADN del petróleo es venezolano. El presidente del país, Jair Bolsonaro, había anunciado hace unas semanas que para él, el incidente tenía un origen criminal. "Si vienes de un barco varado, seguiríamos recibiendo petróleo. Parece un acto criminal", dijo e inmediatamente después acusó a Venezuela de ser responsable. Acusaciones que el país petrolero negó en su momento.

Para el periódico de investigación 'The Intercept Brasil', el origen del petróleo "no significa mucho. Los barriles de petróleo encontrados pertenecen a Shell. Cuando fue interrogada por el Gobierno, la compañía afirmó que, dependiendo del lote, los materiales eran transportados por barcos de compañías liberianas y de los Emiratos Árabes Unidos". La investigación sigue en curso.

Además, la población y los políticos culpan al Gobierno por su falta de capacidad de respuesta a los acontecimientos. Hasta ahora, el gobierno de Jair Bolsonaro no ha puesto en marcha el Plan Nacional de Emergencia, que prevé acciones en respuesta a este tipo de desastres. Para algunos, esta falta de acción gubernamental se debe a la abolición, el pasado mes de abril, de los comités del Plan Nacional de Contingencia para Incidentes de Contaminación por Óleo en Agua.

Los fiscales de los nueve estados afectados pidieron una decisión judicial, el 18 de octubre, que obligue al gobierno federal implementar un plan nacional de emergencia en respuesta al "peor desastre ambiental en la historia de la costa brasileña".

Aún no hay respuesta del Gobierno.

Con AFP, Reuters y medios locales

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.