Saltar al contenido principal

México: la criminalidad pone contra la pared al Gobierno de López Obrador

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebra su conferencia de prensa diaria en Oaxaca, México, el 18 de octubre de 2019.
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebra su conferencia de prensa diaria en Oaxaca, México, el 18 de octubre de 2019. Jorge Luis Plata / Reuters

Los recientes hechos de violencia, que tuvieron un momento crítico en Culiacán en una jornada de balaceras, incendios y la liberación de uno de los hijos de 'El Chapo', desatan las críticas sobre la estrategia de seguridad del Gobierno.

Anuncios

Una niña, tirada en el suelo junto a su hermano, resguardados detrás de un auto a plena luz del día, pregunta angustiada: "¿Papá, ya nos podemos parar?". Su padre responde: "No, mi amor, quédense aquí en el suelo". "Papá, ¿por qué están tirando balazos?". "No sé, agáchense, por favor..."

La escena es de un video que circuló en redes sociales y se hizo viral el 17 de octubre.

Esa tarde, la población de Culiacán, Sinaloa, vivió horas de miedo. En las imágenes difundidas en Twitter y Facebook se vio a hombres con armas largas rafagueando a diestra y siniestra. Humo y fuego de autos incendiados, gritos. Se vio cómo 51 reos se daban a la fuga. Fue una "tracatera", como onomatopéyicamente le llaman en el norte a las balaceras, constante en varios puntos de la ciudad.

Las causas de lo que ocurrió se conocieron muchas horas después. Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín 'El Chapo' Guzmán, había sido detenido por elementos del Ejército y la recién creada Guardia Nacional. La reacción de los sicarios de una fracción del Cártel de Sinaloa fue tan brutal como desastroso fue el operativo de captura, por lo que Ovidio –lo admitió con claridad hasta entrada la noche el responsable de la Seguridad en el país, Alfonso Durazo– fue a final de cuentas liberado.

Hijo de 'El Chapo' Guzmán fue detenido y posteriormente liberado en Culiacán

Los criminales, tomando como rehén a los ciudadanos de Culiacán, habían ordenado que soltaran al hijo de Guzmán Loera, el otrora todopoderoso líder del narcotráfico internacional, hoy preso y sentenciado en la cárcel de máxima seguridad ADX en Colorado, Estados Unidos.

La explicación oficial de por qué, si ya lo tenían arrestado, liberaron a 'El Ratón', buscado en Estados Unidos para enjuiciarlo por conspiración para la distribución de cocaína, metanfetaminas y marihuana, fue, en resumen, que los criminales los superaron en número de elementos, al tiempo en que realizaron "acciones violentas contra la ciudadanía", por lo que se determinó emprender la retirada para "salvaguardar la integridad y la tranquilidad de la sociedad".

El videomensaje de Alfonso Durazo aquella noche generó más dudas que certezas. A la mañana siguiente y en los días subsecuentes, el presidente Andrés Manuel López Obrador insistió en que "no puede valer más la captura de un delincuente que las vidas de las personas" y que "fue una decisión difícil, pero humana".

Durazo reconoció que el operativo fue fallido, mal planeado y mal ejecutado, lo que permitió que la delincuencia organizada se impusiera a las fuerzas de seguridad del Estado mexicano.

Los hechos de Culiacán cerraron una semana de jornadas violentas en el país. El lunes 14, una emboscada de criminales del Cártel Jalisco Nueva Generación dejó como saldo 13 policías estatales asesinados. Un día después, un presunto enfrentamiento entre militares y hombres armados arrojó un saldo de 14 civiles y un soldado muertos. La forma en que fueron hallados los cuerpos de los supuestos agresores, acomodados en la batea de una camioneta, despertó varias sospechas de que aquello, más que un enfrentamiento, habría sido una ejecución extrajudicial.

Seguridad: ¿Estrategia errónea o ausencia de estrategia?

Lo ocurrido durante la semana anterior en México ha despertado una cascada de críticas sobre la estrategia del gobierno federal en materia de seguridad.

Para Eduardo Guerrero, especialista en análisis de temas de seguridad, "el problema que tenemos es que no hay estrategia, lo que hay en México ahora es un aparato que está en estado incipiente, que es la Guardia Nacional, que todavía es una cosa hecha con retazos de varias organizaciones, están uniéndolas con pegamento".

El Gobierno se doblegó ante los criminales con un operativo mal hecho"

María Elena Morera, experta en seguridad

El experto de Lantia Consultores, y que ha sido asesor del Centro de Investigación y Seguridad Nacional, señala: "Una estrategia para reducción de la violencia no la veo. Pensar que los programas sociales de becas, del apoyo a los viejitos, a la salud… le van a causar algún impacto a las espirales de violencia, la verdad es una fantasía. De entrada no hay estrategia, hablar de un cambio de estrategia no tiene sentido, más bien es la ausencia de estrategia la que está causando esto".

Para María Elena Morera, directora de la organización Causa en Común y que durante años ha trabajado en temas de seguridad, lo ocurrido en Culiacán "marca un punto de inflexión en la vida en México porque el Gobierno se doblegó ante los criminales con un operativo mal hecho".

Las autoridades, añade, "no previeron la fuerza con la que iban a reaccionar los criminales, no previeron sacarlo (al capo) muy rápido del estado, no previeron tener la suficiente gente, no hubo trabajo de inteligencia previo... Estamos en un estado de indefensión, ojalá el presidente pueda reaccionar con esto y pueda cambiar su estrategia de seguridad".

Morera, que siempre ha acudido como parte de las ONG especializadas a las reuniones del Consejo Nacional de Seguridad, apunta que otros asuntos a considerar en el análisis de lo que está ocurriendo son, por una parte, la debilidad de las fiscalías estatales, y por otra, que las policías locales no están capacitadas. Entonces, "por más Guardia Nacional, por más soldados que tenemos en las calles, eso no alcanza para hacer una estrategia de seguridad".

Homicidios, al alza: entre enero y septiembre se registraron 22.059 asesinatos

De acuerdo con las estadísticas oficiales actualizadas a este 20 de octubre, entre enero y septiembre de 2019 se registraron 22.059 homicidios dolosos, cifra 1,3 por ciento mayor a la reportada en el mismo periodo de 2018, que sumó 21.774, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

La incidencia delictiva total en septiembre de 2019 respecto del mismo mes del año anterior subió 4,38 por ciento, revela el SESNSP. En el noveno mes de 2018 se registraron 159.838 delitos, mientras que en septiembre de este año fueron 166.832. Es decir, un incremento de 6.994 delitos.

Eduardo Guerrero apunta que "en el tema de los homicidios no se ve que haya un trabajo coherente para disminuirlos en el corto plazo. El homicidio es un delito clave porque está correlacionado con muchos delitos de alto impacto, sobre todo extorsión y secuestro.

"Si el presidente se aferra a que tiene la razón (...) Estamos condenados a repetir la historia"

De vuelta al análisis de lo ocurrido en Culiacán, Eduardo Guerrero advierte que "tiene muy poca racionalidad estratégica estar en este momento arrestando a un capo del cártel de Sinaloa. Ahora Sinaloa no tiene un valor estratégico en los esfuerzos para reducir la violencia en el país. El foco debería estar en el Cártel Jalisco (Nueva Generación), que es el cártel que está peleando contra muchas bandas locales".

Además, "irte a meter a Culiacán, que es quizá la sociedad civil mexicana más penetrada por el crimen organizado del país –todo mundo conoce a alguien que se dedica a eso y hay una gran solidaridad entre ellos– y haberlo hecho con tan pocos elementos para un operativo de esta envergadura, es una locura. Ahí se nota improvisación, no se nota un trabajo coordinado de inteligencia".

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

Para muestra de lo que Guerrero señala, basta con un ejemplo: solo entre el viernes 18 y el sábado 19 de octubre, fueron registrados 38 niños con el nombre de Ovidio, señaló Irma Leticia Tirado Sandoval, directora del Registro Civil en Sinaloa.

"Si el presidente se aferra como se está aferrando a que él tiene la razón, que él está bien y este tipo de señales no las no las ve, como en su momento lo hizo Felipe Calderón que se la pasó arrestando capos todo su sexenio y fragmentó, atomizó, todo el mundo criminal, pues estamos condenados otra vez a repetir la historia que ya tuvimos con Calderón y con Peña Nieto. Es muy decepcionante, muy frustrante", lamenta Guerrero.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.