Saltar al contenido principal

PNUD: 93 % de los migrantes africanos experimentaron riesgos en su camino a Europa

Un grupo de migrantes en Lampedusa, Italia, luego de desembarcar de un bote de madera en el que cruzaron el Mediterráneo desde África. 18 de octubre de 2019.
Un grupo de migrantes en Lampedusa, Italia, luego de desembarcar de un bote de madera en el que cruzaron el Mediterráneo desde África. 18 de octubre de 2019. Guglielmo Mangiapane / Reuters

El Programa de la ONU para el Desarrollo entrevistó a 1970 migrantes que llegaron a Europa provenientes de 39 países. En un informe recién publicado por el organismo se analiza la relación entre el desarrollo y los móviles de la migración.

Anuncios

Todos los entrevistados por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo llegaron a Europa a través de vías irregulares. El PNUD acaba de publicar la investigación 'Scaling fences. Voices of irregular African migrants to Europe' (Escalando vallas. Voces de inmigrantes africanos irregulares a Europa) el cual analiza la situación de los migrantes africanos en Europa a partir de sus testimonios, su percepción sobre sus países de origen y las experiencias que han vivido en el proceso.

"Al final, todos queremos las mismas cosas en la vida: buena salud, trabajos decentes y libertad para perseguir oportunidades para nuestras familias y nosotros mismos", cuenta Aziz, un migrante oriundo de Senegal entrevistado para el informe. "Y dado que muchas personas no sienten que tienen eso en África, vienen a Europa", agrega. Según el informe, contrario a los preconceptos generalizados, muchos migrantes africanos salieron de sus países a pesar de que tenían trabajos, estudios o condiciones de vida aceptables.

"El ingreso para los encuestados que estaban recibiendo salario al momento de su partida parecía ser competitivo en sus contextos nacionales y muchos reportaron trabajos que fueron descritos como seguros y regulares", dice el documento y añade que, pese a estas circunstancias, "solo el 38 % afirmó que ganaba lo suficiente" para vivir, un 50 % sentía que no ganaba lo suficiente y solo el 12 % tenía la capacidad de ahorrar.

El informe del PNUD analiza la relación entre la migración y el desarrollo. Los testimonios y estadísticas muestran el contraste entre la concepciones de desarrollo, las aspiraciones de los ciudadanos y las desigualdades sobre el acceso de oportunidades. Según el organismo, este reporte es el "segundo mayor informe de asuntos de desarrollo contemporáneo con respecto a África" que ha publicado la oficina regional del PNUD en ese continente.

'Scaling Fences': un informe para orientar políticas en África

El documento reconoce los cambios en África en las últimas décadas. Según el documento, muchos países han experimentado una urbanización creciente, hay mejores condiciones para acceder a servicios básicos como el agua potable, la salud y la educación y en muchos casos ha aumentado el acceso de las niñas a la educación. Pero estas condiciones no han sido suficientes para evitar la migración irregular de miles de personas.

Según el documento, el 85 % de las personas que fueron encuestadas para la investigación provenían de ambientes urbanos, lo cual representa casi el doble del promedio africano. Y además, el 43 % de los entrevistados tenían un familiar que había migrado hacia distintos puntos de África o hacia Europa. Es decir, el informe resalta que, a pesar de las condiciones relativamente favorables frente a muchos de sus compatriotas, muchos decidieron emigrar porque tenían mayores expectativas en Europa.

Frente a esto, el documento indica que las políticas africanas tienen una deuda especial con los jóvenes. "El mensaje principal de este estudio es que la migración es una reverberación del desarrollo desigual", dice Achim Steiner, administrador del Programa de la ONU para el Desarrollo y añade que el documento también habla "particularmente de una trayectoria de desarrollo que le está fallando a los jóvenes". Según Steiner, esto "le envía una fuerte señal a quienes hacen las políticas públicas".

"En otras palabras", dice el informe en una de sus conclusiones, "su migración (la de los jóvenes) sirve como indicador de que el desarrollo está ocurriendo, pero no lo suficientemente rápido y con ganancias que son desiguales y limitadas".

Las cifras de la migración africana hacia Europa

El documento resalta que el 93 % de los encuestados experimentó riesgos al momento de viajar hacia Europa y solo el 2 % de ellos habría dejado de migrar si hubiese tenido información al respecto. Sin embargo, el 41 % de quienes participaron en la investigación dijo que "nada" los habría hecho cambiar su decisión de abandonar su país rumbo hacia Europa. Otro 24 % dijo que no habría viajado si al momento de su partida hubiera estado en mejores condiciones económicas y un 15 % respondió que una mejor oferta de servicios los habría persuadido a quedarse en su hogar.

"¿Por qué los africanos migran irregularmente hacia Europa? La respuesta puede ser sorprendente. Solo el 1% dice que migran solo para trabajar", destacaron en un tweet.

Los migrantes entrevistados se enfrentan a contextos muy diversos en 13 países distintos de Europa. Solo el 38 % tiene ganancias en el continente y de ellos, 38 % consigue ingresos sin un permiso para trabajar. Estas condiciones hacen parte de los motivos de muchos para querer regresar a África.

En sus conclusiones, el documento contempla la posibilidad de establecer políticas de "gana - gana" tanto para los países africanos como para los europeos. Además de las nociones sobre el desarrollo ya mencionadas, que deberían ser más incluyentes y con los jóvenes en un rol central, la investigación sugiere que se promuevan estrategias para regularizar la situación de miles de migrantes irregulares. Finalmente, el informe invita a lograr un nuevo discurso alrededor de la migración en Europa.

"Los formuladores de políticas públicas deberían invertir en crear plataformas para relacionar a los ciudadanos, autoridades, políticos, sociedad civil, la comunidad investigativa, los medios y los migrantes mismos", dice el texto y concluye que "se necesitan espacios para que los ciudadanos de todos los orígenes discutan sus perspectivas sobre estos asuntos e interactúen los unos con los otros por fuera de las plataformas mediáticas polarizadas".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.