Saltar al contenido principal

Tropas estadounidenses cruzan desde Siria hacia Irak

Un convoy de vehículos blindados estadounidenses cruzan hacia la ciudad fronteriza de Dohuk, Irak, desde Siria el lunes 21 de octubre de 2019.
Un convoy de vehículos blindados estadounidenses cruzan hacia la ciudad fronteriza de Dohuk, Irak, desde Siria el lunes 21 de octubre de 2019. Ari Jalal / Reuters

Como parte de la retirada del noreste de Siria, algunas tropas de Estados Unidos se han trasladado hacia el norte de Irak. El secretario de Defensa aclaró que algunas tropas en Siria cerca a campos petroleros no están en fase de retiro.

Anuncios

Mientras el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, presiona para que las fuerzas kurdas se retiren de la zona de seguridad que pide su gobierno en la frontera con Siria, Estados Unidos reorganiza sus fuerzas en la región. En las primeras horas del lunes, un reportero de Reuters registró el paso de al menos 100 vehículos con tropas estadounidenses cruzando desde el noreste de Siria hacia Irak.

El sábado, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, anunció que casi la totalidad de las cerca de 1000 tropas que se están retirando de Siria se dirigirán hacia el occidente de Irak. El objetivo sería continuar la campaña contra el autodenominado Estado Islámico y “ayudar a defender Irak”.

Autoridades kurdas en Irak confirman la llegada de más tropas estadounidenses

Las imágenes de Reuters muestran vehículos blindados con tropas estadounidenses que pasan por la región de Sahela hacia la provincia de Dohuk en el norte de Irak. Una fuente de seguridad en Mosul, Irak, confirmó el traslado de las fuerzas de Estados Unidos en esta región.

Según una fuente kurdo-iraquí, las tropas llegaron a la región semiautónoma del Kurdistán iraquí. A la zona llegaron 30 trailers y camionetas Hummer con equipamiento pesado, añadió la fuente.

En algunas zonas fronterizas, los pobladores kurdos les han lanzado piedras y alimentos a los camiones y vehículos blindados estadounidenses en su retirada.

"Cuando las tropas estadounidenses llegaron al norte de Siria, los kurdos los recibieron como héroes", cuenta la periodista Jenan Moussa. "Ahora los aterrorizados kurdos en Siria les tiran tomates y piedras a las tropas estadounidenses en retirada".

El martes vence el plazo para la retirada de los kurdos de la frontera sirio-turca

El pasado jueves, luego de una visita de una delegación estadounidense a Ankara, el Gobierno turco accedió a conceder una tregua de cinco días para permitir la retirada de las tropas sirio-kurdas del noreste de Siria. La tregua expira en la tarde del martes 22 de octubre.

Luego de la retirada de Estados Unidos del noreste de Siria, el Gobierno de Turquía inició una ofensiva en esta región. Según el presidente Erdogan, su objetivo es establecer una zona de seguridad de al menos 30 kilómetros al interior de Siria para alejar de su territorio a las Unidades de Protección Popular (YPG), una milicia que fue aliada de Estados Unidos en la lucha contra el autodenominado Estado Islámico y que para Turquía es un grupo terrorista aliado a la guerrilla Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en su territorio.

Ahora, ante el vacío que ha dejado Estados Unidos y la presión sobre los grupos kurdos en la región, aliados alrededor de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), el ejército del presidente sirio Bashar al-Assad ha retornado a la zona con el respaldo de Rusia, su aliado más poderoso.

La semana pasada, con la complacencia de las fuerzas kurdas, el ejército ruso y de al-Assad tomaron el control de las ciudades fronterizas de Manbij y Kobani. Entretanto, Turquía planea establecer una docena de puestos de control en territorio sirio y aunque ha respaldado a grupos rebeldes opositores a Bashar al-Assad, está dispuesto a permitir la avanzada de este, siempre y cuando, alejen de la zona de seguridad a las milicias kurdas.

“Estamos en contra de que Ankara establezca puestos militares en Siria”, afirmó el vocero del ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Abbas Mousavi. Irán, otro aliado de Bashar al-Assad, se ha opuesto a la ofensiva turca sobre el noreste de Siria y ha insistido en que la integridad del país “debería ser respetada”.

El martes, el presidente Vladimir Putin se reunirá con su homólogo Erdogan en Sochi, Rusia, para discutir la retirada kurda de la zona de seguridad. Por otro lado, según reportó el New York Times, el presidente Donald Trump estaría a favor de dejar cerca de 200 tropas en el este de Siria, en la frontera con Irak. Este lunes, desde Afganistán, el secretario de Defensa estadounidense Mark Esper confirmó que las tropas que se encuentran cerca a bloques petroleros no serán retiradas de Siria.

Con Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.