Saltar al contenido principal

El sistema de conteo que apunta como ganador a Evo Morales, en el centro de las dudas en Bolivia

Un partidario del candidato presidencial boliviano Carlos Mesa protesta en La Paz, Bolivia, el 21 de octubre de 2019.
Un partidario del candidato presidencial boliviano Carlos Mesa protesta en La Paz, Bolivia, el 21 de octubre de 2019. Ueslei Marcelino / Reuters

Algunos países pidieron que se aclaren las posibles irregularidades ya que la transmisión rápida de recuento electoral fue suspendida durante 24 horas y su discordancia con el recuento oficial fue notable.

Anuncios

La polémica rodea al recuento de las elecciones generales bolivianas. Las acusaciones por parte de la oposición hacia Evo Morales por supuesta manipulación en el recuento de votos han generado disturbios en la noche del 21 de octubre en varias ciudades del país y han obligado a que el cómputo electoral oficial se paralice por varias horas debido a los disturbios, tal y como ha informado el Gobierno.

El proceso de recuento de las elecciones generales bolivianas está levantando sospechas entre los organismos internacionales y la oposición. Ese proceso de recuento depende del Órgano Electoral Plurinacional y está dividido en dos sistemas de conteo. El primero de ellos es la Transmisión Rápida y Segura de Actas y el segundo es el Cómputo Electoral.

Tras la celebración de las elecciones los primeros resultados de la Transmisión Rápida señalaban que con toda probabilidad Evo Morales debería acudir a segunda vuelta contra el principal líder opositor, el expresidente Carlos Mesa. Sin embargo, este recuento estuvo paralizado durante 24 horas y cuando se reanudó, los resultados daban que Evo Morales no tendría la necesidad de someterse a balotaje, ya que superaba a Mesa por más de diez puntos.

Esta forma de recuento rápida no es oficial, pero históricamente sus resultados servían para aproximarse a los resultados finales de una forma más rápida. Este recuento está hecho por una empresa privada externa y con el 95,63% escrutado afirma que Evo Morales ganó las elecciones por un 46,85 % frente al 36,74 % de su rival, lo que supone más de 10 puntos.

La Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), encargada del recuento, dejó de publicar resultados el domingo 20 de octubre a las 19:50 hora local, horas después de cierre de las urnas, dejando el conteo en 83,76%. Según el diario boliviano 'Página Siete', la presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), María Eugenia Choque, aclaró que la TREP "fue suspendida para evitar confusiones con el resultado del sistema de cómputo de las departamentales".

La funcionaria aseguró que decidieron suspender este sistema porque los tribunales Departamentales arrancaron con el cómputo oficial y el TES no podía "tener funcionando dos resultados a la vez". Algo que carece de sentido para la oposición ya que lo normal hubiese sido que el recuento oficial se iniciase una vez finalizara el sistema de conteo rápido.

El recuento oficial, Cómputo Electoral, empieza a reflejar los datos del conteo rápido: Con el 95,3% de las actas computadas, Evo morales obtiene el 46,3% de los votos y Mesa el 37,2% de los mismos. La diferencia llega al 9,1% entre ellos y apenas queda el 4,7% del total por escrutar.

Durante las últimas horas de este 22 de octubre el recuento oficial está reflejando una tendencia clara hacia la ampliación de ventaja por parte de la candidatura de Evo Morales, ya que tal y como refleja la página oficial del Órgano Electoral Plurinacional, Morales se acerca décima a décima hacia su victoria en primera vuelta.

Las protestas se recrudecen mientras la comunidad internacional critica el recuento

Varias organizaciones opositoras llamaron un día más a realizar protestas contra el recuento llevado a cabo por la TREP. Sin embargo, los sindicatos siguen apoyando al oficialismo de Evo Morales. Durante las noches pasadas se vieron enfrentamientos directos entre los partidarios de Morales y los manifestantes de la oposición que creen que el conteo de los votos está siendo manipulado.

La misión de observación de la Organización de Estados Americanos instó este lunes al órgano electoral de Bolivia a "defender la voluntad ciudadana" de manera "ágil" y "transparente", y señaló que mantiene la esperanza de que el resultado definitivo "se apegue a la voluntad de los electores".

De la misma manera, sostuvo que es "difícil de justificar el cambio dramático de tendencia" en los resultados preliminares que el domingo con más del 80 % de las actas computadas "indicaban claramente una segunda vuelta".

Por su parte, la alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Federica Mogherini, afirmó este martes que "la interrupción inesperada" del recuento de votos tras la primera vuelta de las elecciones generales en Bolivia generó "serias preocupaciones".

Ola de indignación por la falta de claridad en los resultados electorales

Mogherini declaró, a través de un comunicado de su portavoz, que se debe abordar de manera "completa y rápida" la preocupación que genera esa situación, además de solicitar que se garanticen la transparencia en los procedimientos de recuento y el resultado de las elecciones.

Con EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.