Saltar al contenido principal

España: Pedro Sánchez visita a los policías heridos en medio de una gran polémica

El presidente de España en funciones visitó la comisaría de la Policía Nacional junto al ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, y la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera. En Barcelona, España, el 21 de octubre de 2019.
El presidente de España en funciones visitó la comisaría de la Policía Nacional junto al ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, y la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera. En Barcelona, España, el 21 de octubre de 2019. Jon Nazca / Reuters

Pedro Sánchez, después de rechazar la llamada de Quim Torra, se desplazó a Barcelona para visitar a los policías heridos. Sin embargo, el personal sanitario mostró su descontento pues no visitó a civiles lesionados.

Anuncios

Como en los viejos tiempos: el presidente en funciones de España Pedro Sánchez declinó contestar por teléfono a su homólogo catalán Quim Torra y prefirió hacerlo por carta.

Una misiva en la que le explicaba los requisitos que debe tener el presidente de Cataluña para poder reunirse con el de España: condenar la violencia, respetar a los cuerpos de seguridad del estado y no olvidar a los catalanes no independentistas.

La carta fue acompañada de una visita personal a Barcelona, en la que pasó por uno de los principales escenarios de las protestas: la comisaría de la Via Laietana de la Policía Nacional, donde saludó a los mandos policiales, en compañía del ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska y la delegada del Gobierno en Cataluña Teresa Cunillera.

No parece que la distancia pudiera impedir el encuentro: la Prefectura de la Policía se encuentra a escasos 600 metros del Palau de la Generalitat, sede de la presidencia de Cataluña.

Después, Sánchez y su comitiva continuaron su recorrido, dirigiéndose a los hospitales de Sant Pau y el Sagrat Cor para visitar a los policías heridos.

Una expedición amarga: la dirección del prestigioso Hospital de Sant Pau se negó a recibir a Pedro Sánchez; y, además, el presidente en funciones tuvo que irse en medio de un gran dispositivo de seguridad, abucheado por el personal sanitario, que le reprochaba no visitar a los ciudadanos heridos que también se encontraban en el hospital, así como su negativa al diálogo.

Por la tarde, Sánchez se fue a Ciudad Real, donde realizó un miting de campaña en el que volvió a dirigirse a Torra exigiéndole que "hable con la otra mitad de los catalanes" para poder hablar con él.

Una nueva jornada con distintas protestas de baja intensidad

Cuando se supo que Pedro Sánchez iba a bordo del Falcon, el avión privado del presidente de España, en dirección a Barcelona, rápidamente Tsunami Democràtic la organización sin líderes que convoca por Telegram y APP y que paralizóel Aeropuerto de El Prat el primer día de protestas  hizo una convocatoria ante la Delegación del Gobierno para evitar el encuentro entre Pedro Sánchez y la delegada Teresa Cunillera.

En un rato convocaron a mil personas, que cumplieron con su objetivo e impidieron el encuentro. Un poder de convocatoria con el que demostró su fuerza para próximas movilizaciones.

Tsunami Democràtic convocó a 1.000 personas frente a la Delegación del Gobierno, que impidieron el encuentro entre Pedro Sánchez y la delegada Teresa Cunillera.
Tsunami Democràtic convocó a 1.000 personas frente a la Delegación del Gobierno, que impidieron el encuentro entre Pedro Sánchez y la delegada Teresa Cunillera. Albert Gea / Reuters

Por la tarde hubo una protesta más original: los CDR's convocaron un lanzamiento de globos rellenos de pintura, que la gente lanzaba contra el ministerio de Interior de Cataluña y hubo algún coche policial de los Mossos d'Esquadra que quedó convertido en una obra de arte.

Los CDRs lanzaron contra el Ministerio del Interior globos rellenos de pintura.
Los CDRs lanzaron contra el Ministerio del Interior globos rellenos de pintura. Jon Nazca / Reuters

Después, los concentrados cortaron las principales vías de la ciudad y la policía terminó cargando en la madrugada contra un reducido grupo de manifestantes, sin mayores incidentes.

Durante toda la jornada también se sucedieron concentraciones frente a las dependencias judiciales, donde los manifestantes reclamaban la libertad de los detenidos en unas protestas, que dejaron 194 arrestados, de los cuales 28 están en prisión provisional.

Sin embargo, el acto destacado del día se desarrolló en las redes, concretamente, en Twitter, donde los manifestantes catalanes hicieron 'Trending Topic Mundial' el 'hashtag' #SpainSitAndTalk en el que se pide negociación al Gobierno de España.

Finalmente, tras una semana de protestas, se redujo el nivel de violencia, pero todo parece indicar que cualquier mínima chispa puede volver a encender la mecha.

Con EFE y medios locales

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.