Saltar al contenido principal

Incendio forestal y derrame de petróleo tienen en emergencia al noreste de Brasil

Voluntarios ayudan a eliminar la mancha de petróleo que ha llegado a la costa noreste llegando a la playa de Suape en la ciudad de Cabo Agostinho, estado de Pernambuco, Brasil. 20 de octubre de 2019
Voluntarios ayudan a eliminar la mancha de petróleo que ha llegado a la costa noreste llegando a la playa de Suape en la ciudad de Cabo Agostinho, estado de Pernambuco, Brasil. 20 de octubre de 2019 Brenda Alcântara / EFE

El fuego empezó el sábado 19 de octubre y en la noche del lunes los bomberos alertaron que se estaba extendiendo a zonas rurales de municipios cercanos. Las llamas se expanden mientras la región está en emergencia por un derrame de crudo.

Anuncios

La Chapada Diamantina es una reserva natural en el corazón del estado de Bahía, al noreste de Brasil. Un ecosistema con extensa vegetación, en donde se encuentran numerosos acantilados, mesetas, cascadas y es el punto donde nacen varios ríos de la región.

El sábado 19 de octubre inició el fuego en esta región y el lunes en la noche el Cuerpo de Bomberos de Bahía indicó que el incendio ya se había extendido por las zonas rurales de los municipios de Livramento de Nossa Senhora y Río de Contas, además de la región limítrofe de Lençóis, Palmeiras e Iraquara. Las llamas consiguen verse desde los cascos urbanos de varias de esas ciudades.

La región es famosa por los yacimientos de oro descubiertos por los portugueses en el siglo XVII.

El ecosistema de Chapada Diamantina se encuentra en el estado de Bahía, noreste de Brasil.
El ecosistema de Chapada Diamantina se encuentra en el estado de Bahía, noreste de Brasil. France 24

El noreste de Brasil está en emergencia por los desastres naturales

Dos aviones y un helicóptero apoyan las labores en tierra del contingente de bomberos desplazados al parque natural, caracterizado por su densa vegetación.

Al igual que en la Chapada Diamantina, el Parque Nacional de la Chapada dos Guimaraes, en el sur del Mato Grosso, y el Cerrado, como es llamado el conjunto de bosques de la altiplanicie central, han sufrido voraces incendios. Todo esto se suma a las llamas que se expandieron en la región suroccidental de la amazonía brasileña en los últimos meses.

También estuvo amenazado por un incendio forestal el Santuario de Nuestra Señora de los Imposibles, uno de los principales epicentros religiosos del estado de Río Grande do Norte y que alberga reliquias de la colonización portuguesa.

El incendio ocurre paralelamente a las manchas de petróleo que se expanden por más de 200 playas de 74 municipios de los nueve estados de la región nordeste, entre ellos el propio Bahía, que junto a Sergipe se ha declarado en situación de "emergencia".

El derrame de petróleo que se expande por Brasil es "único en el mundo"

El Gobierno de Brasil autorizó este lunes la movilización de 5.000 efectivos del Ejército y de tres aviones de la Fuerza Aérea para la las labores de limpieza y contención del derrame de petróleo crudo que desde septiembre pasado se expande por las playas del litoral noreste del país.

El ministro de Defensa, general Fernando Azevedo e Silva, viaja este martes a la región y se entrevistará con los gobernadores.

Antes de la reunión, Mourao había señalado que el derrame es "único en el mundo", desplazándose en una profundidad que escapa de los satélites y del rastreo de embarcaciones y solo se torna visible en aguas rasas próximas a las playas, por lo que se han dificultado las acciones de contención por parte del Gobierno.

Un hombre muestra un cangrejo que acaba de encontrar mientras limpia la playa de Suape en Cabo de Santo Agostinho, estado de Pernambuco, Brasil, el 20 de octubre de 2019.
Un hombre muestra un cangrejo que acaba de encontrar mientras limpia la playa de Suape en Cabo de Santo Agostinho, estado de Pernambuco, Brasil, el 20 de octubre de 2019. Diego Nigro / Reuters

Según el comandante de Operaciones Navales de la Armada, almirante Leonardo Puntel, quien estuvo de visita en Pernambuco, el derrame se originó "en el Océano Atlántico, entre 500 y 600 kilómetros" de la costa. La petrolera estatal Petrobras, que analizó muestras recolectadas, asegura que el crudo "no es brasileño".

Según el Gobierno, el país ha recolectado más de 600 toneladas de petróleo de sus playas desde el 12 de septiembre. A pesar de que el crudo ha venido afectando a las costas, su vegetación y su vida marina por más de dos meses, el origen sigue siendo un misterio. El lunes, Petrobras afirmó que hasta ahora ha recolectado 280 toneladas de petróleo y arena de las playas.

El Gobierno brasileño ha insinuado, sin pruebas, que el petróleo es venezolano. Venezuela ha negado toda responsabilidad.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.