Saltar al contenido principal

Naruhito, entronizado como emperador de Japón

El primer ministro japonés Shinzo Abe levanta los brazos a grito de "banzai" durante la entronización del emperador Naruhito en Tokio el 22 de octubre de 2019.
El primer ministro japonés Shinzo Abe levanta los brazos a grito de "banzai" durante la entronización del emperador Naruhito en Tokio el 22 de octubre de 2019. Cabinet office of Japan / Reuters

En una suntuosa ceremonia frente a 2000 invitados en el Palacio Imperial de Tokio, Naruhito fue proclamado emperador. Es el soberano número 126 de Japón tras la abdicación de su padre Akihito el pasado 1 de mayo.

Anuncios

Un día de festividad nacional para la proclamación del nuevo ocupante del Trono de Crisantemo. Fue una ceremonia solemne a ritmo de gongs y tambores redoblantes en la Sala del Pino, del Palacio Imperial de Tokio. Incluso la fuerte lluvia dio paso al sol en este día histórico de la dinastía reinante más antigua del mundo.

Allí estaba la familia imperial a la que se le vio, en la ceremonia transmitida en directo por televisión, pasar detrás de los ventanales de un jardín en sus vestidos tradicionales en colores naranja y rojo y morado para dirigirse a la sala de la ceremonia. Previamente los emperadores hicieron plegarias a Amaterasu, principal deidad sintoísta.

Los más de 2000 invitados, entre ellos varios jefes de Estado y representantes de las monarquías de todo el mundo, esperaban sentados alrededor del inmenso patio central. Ellos solo pudieron contemplar la ceremonia en pantallas o a través de los ventanales.

Un ritual imperial del siglo VIII

En un silencio absoluto, el emperador Naruhito y la emperatriz Masako fueron presentados al mundo, al abrir las cortinas púrpura de los imponentes baldaquines de sus respectivos tronos. Estos, llamados Takamikura, son de forma octogonal y están decorados con un dosel de 6.5 metros de altura y animales mitológicos dorados.

Allí aparecieron de pie, inmóviles como dos estatuas, vestidos con sus mejores galas. Él en un traje traje ceremonial marrón rojizo, colores exclusivos del emperador y ella, en recuperación tras una fuerte depresión, en un kimono de doce capas en tonos que evocan el sol del mediodía. Todo este ritual propio de la familia imperial japonesa remonta a las tradiciones del siglo VIII.

El emperador Naruhito pronuncia su discurso en el Palacio Imperial de Tokio este 22 de octubre de 2019 .
El emperador Naruhito pronuncia su discurso en el Palacio Imperial de Tokio este 22 de octubre de 2019 . Kazuhiro Nogi / Reuters

Allí, Naruhito, con una ligera sonrisa, recibió el papel en donde estaba escrita su declaración. "Ahora, en esta ceremonia, hago la proclamación de entronización ante quienes están dentro y fuera de Japón", dijo. También aseguró que se limitará a sus funciones constitucionales, es decir a ser "símbolo de la nación" y mantener "la unidad del pueblo japonés" y de trabajar por la felicidad de su pueblo y por la paz del mundo.

Al terminar su discurso, el primer ministro Shinzo Abe, presente en la sala, hizo reverencia y gritó los tradicionales "banzai" (larga vida al emperador) a la par de los tiros de cañón.

Tarde de banquete imperial

Entre los invitados estaban los reyes de España Felipe y Letizia, el príncipe Carlos de Inglaterra y el príncipe Alberto de Mónaco, entre otros. En representación de Francia, asistió en solitario el expresidente Nicolás Sarkozy además de los jefes de Estado y de Gobierno de unos 70 países.

En la tarde, los asistentes pudieron disfrutar de un banquete y de pasar unos momentos con los emperadores.

Contrario a lo sucedido el 1 de mayo, cuando Naruhito accedió al cargo, los japoneses poco se interesaron por esta ceremonia de entronización. En esa fecha se dio comienzo a una nueva era del calendario nipón, que fue llamada Reiwa, que significa armonía.

La gente grita "Banzai" en reacción a la entronización del emperador japonés Naruhito frente al Palacio Imperial en Tokio, Japón, el 22 de octubre de 2019.
La gente grita "Banzai" en reacción a la entronización del emperador japonés Naruhito frente al Palacio Imperial en Tokio, Japón, el 22 de octubre de 2019. Edgar Su / Reuters

Sin embargo, algunos curiosos, a pesar de la lluvia, vinieron hasta las afueras del palacio para ver la llegada de los oficiales y de los invitados.

Se tenía programado un desfile de la pareja imperial por las calles de Tokio en un auto descapotable pero este ha sido reprogramado para el 10 de noviembre por los daños que dejó el paso del tifón Hagibis.

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.