Economía

Alícuota progresiva y edad mínima para jubilarse, dos aspectos de la reforma pensional en Brasil

El Senado de Brasil aprobó en segunda votación el texto base para la reforma de pensiones, el proyecto impulsado por el presidente Jair Bolsonaro y que generará ahorros a la nación en los próximos 10 años. Para los sectores que adversan al jefe de Estado brasileño la ley atenta contra derechos laborales alcanzados en años anteriores.

Anuncios

El Senado de Brasil aprobó con una votación de 60 sufragios a favor, 19 en contra y sin abstenciones el texto base de la reforma de pensiones que propuesta por el presidente de la nación, Jair Bolsonaro. De acuerdo con el texto, esta nueva ley podría generar un ahorro a la nación de miles de millones de dólares en los próximos diez años.

Esta reforma, calificada como polémica, propone por primera vez una edad mínima para jubilarse. Para las mujeres la edad de jubilación rondará los 62 años al tiempo que para los hombres esta será de 65 años.

Adicionalmente la ley establece la cancelación por parte de los trabajadores del Estado y del sector privado de una alícuota progresiva. Esta partirá desde los 7,5% para los que perciben salario mínimo (243,4 dólares) y avanzará hasta el 14% para quienes generen mayores ingresos. Algunos funcionarios podrían cancelar un 22% al superar el techo de ingresos establecido en la ley.

La reforma establece un capítulo aparte para la jubilación de los funcionarios militares y su objetivo es generar un alivio en las cuentas del Estado.

Con EFE

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24