Saltar al contenido principal

Rusia y Turquía acuerdan una "zona segura" al norte de Siria

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan (izq), y su homólogo ruso, Vladimir Putin (der), logran un acuerdo sobre la "zona segura" el norte de Siria en Sochi, Rusia, el 22 de octubre de 2019.
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan (izq), y su homólogo ruso, Vladimir Putin (der), logran un acuerdo sobre la "zona segura" el norte de Siria en Sochi, Rusia, el 22 de octubre de 2019. Sergei Chirikov / Pool vía Reuters

Los presidentes de ambos países fijaron un compromiso para sacar a las fuerzas kurdas de este territorio una vez terminado en plazo acordado entre Ankara y Washington para pausar la ofensiva contra estas milicias, a quienes consideran terroristas.

Anuncios

La añorada "zona segura" de Turquía al norte de Siria, es casi una realidad. El presidente Recep Tayyip Erdogan y su homólogo ruso, Vladimir Putin llegaron a un acuerdo en el que fijaron un total de 10 compromisos para desarrollar este proyecto.

El principal objetivo de este pacto es sacar de la frontera turco-siria a las Unidades de Protección Popular (YPG), una milicia kurda que lidera la alianza Fuerzas Democráticas Sirias, y que ayudaron a Estados Unidos en ese territorio en la lucha contra el autodenominado Estado Islámico.

Ankara considera a las YPG como una organización terrorista debido a sus vínculos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), un grupo insurgente en su territorio.

El canciller ruso, Sergei Lavrov (izq), y el canciller turco, Mevlut Cavusoglu (der), hablan sobre el acuerdo alcanzado en Sochi, Rusia, el 22 de octubre de 2019.
El canciller ruso, Sergei Lavrov (izq), y el canciller turco, Mevlut Cavusoglu (der), hablan sobre el acuerdo alcanzado en Sochi, Rusia, el 22 de octubre de 2019. Sergei Chirikov / Pool vía Reuters

La operación comenzará a partir del 23 de octubre con la intervención de la Policía Militar rusa que se situará en el lado sirio y junto a guardias fronterizos de este país que garantizarán "la retirada de elementos de las YPG y sus armas a una profundidad de 30 kiómetros" dijo el ministro de exteriores turco, Mevlüt Çavuşoğlu.

Este procedimiento, que según dijo deberá finalizar en 150 horas, se realizará fuera del área donde las fuerzas turcas llevan a cabo la operación Fuente de Paz que inició a principios de octubre contra las milicias kurdas tras la retirada de las tropas estadounidenses.

Luego, "Rusia y Turquía comenzarán el patrullaje conjunto en un área de 10 kilómetros al este y oeste de la Operación Fuente de Paz, a excepción de la ciudad de Qamishli" dijo el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov.

"Todos los terroristas de YPG en Tel Rifaat y Manbij serán retirados de esta área junto con sus armas" precisó Erdogan, quien busca una "zona segura" al norte de Siria donde pretende asentar a millones de refugiados sirios que se encuentran en territorio turco huyendo de la guerra de su país.

Se reanuda la operación Fuente de Paz y las fuerzas kurdas salen del norte de Siria

El acuerdo alcanzado entre Turquía y Rusia se dio poco antes de que caducara la pausa en la operación Fuente de Paz que fue acordada por Washington y Ankara, para dar 120 horas a las fuerzas kurdas para que salieran del norte de Siria. El objetivo parece haberse cumplido.

Según la portavoz del vicepresidente estadounidense, Mike Pence, el funcionario recibió una carta del comandante de las Fuerzas Democráticas Sirias, Mazlum Kobane Abdi, en la que indicaba que las milicias kurdas se retiraron del área en virtud de lo pactado la semana pasada.

Aunque lo que Estados Unidos calificó como un alto al fuego ya expiró, no se han generado reportes sobre ataques ni ofensivas. De hecho, todavía no se sabe cuáles son los pasos a seguir. El propio presidente turco dijo que en las próximas horas comunicará su decisión.

De regreso a su país desde Sochi, en Rusia, el mandatario dijo que "las promesas hechas según el acuerdo que alcanzamos con Estados Unidos no se cumplieron por completo. Cuando aterricemos evaluaremos la situación con el Ministerio de Defensa e Inteligencia, y daremos los pasos necesarios".

En lo pactado entre ambas naciones, Washington prometió no aplicar más sanciones a Ankara y retirar las que ya había en su contra cuando terminara por completo la ofensiva militar.

De acuerdo con las últimas cifras ofrecidas por la Oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU, cerca de 180.000 personas, 80.000 de ellos niños, han sido desplazados del norte de Siria cuando comenzó la operación.

Con AP, EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.