Saltar al contenido principal

Trump tacha las investigaciones en su contra como un "linchamiento" y desata polémica

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Casa Blanca. Washington, Estados Unidos, el 18 de octubre de 2019.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Casa Blanca. Washington, Estados Unidos, el 18 de octubre de 2019. Leah Millis / Reuters

Un comentario del presidente Trump, en el que este comparaba las investigaciones en su contra con un "linchamiento", levantaron la indignación de quienes señalan que el término hace referencia a los más crudos episodios de racismo en el país.

Anuncios

Una nueva polémica alrededor del presidente de Estados Unidos se ha desatado este 22 de octubre. Esta vez gira en torno a un comentario del mandatario que levantó las alarmas de los defensores de la igualdad racial, cuando el magnate comparó la investigación que se adelanta en su contra y que podría derivar en un juicio político, con un "linchamiento".

"Algún día, si un demócrata se convierte en presidente y los republicanos ganan la Cámara Baja, incluso por un pequeño margen, pueden someter al presidente a un juicio político sin debido proceso ni ningún derecho legal. Todos los republicanos deben recordar lo que están viendo aquí: un linchamiento", publicó el mandatario en Twitter.

Al escribir esto, Donald Trump destapó un controvertido debate racial, puesto que en Estados Unidos el término "linchamiento" está asociado a los reiterados episodios de asesinatos y ahorcamientos de ciudadanos afroamericanos por razones racistas, por lo que la comparación fue condenada de inmediato.

Para los demócratas en el Congreso, el comentario del presidente esconde un motivo político y lo acusaron de haber soltado una "bomba racial" para distraer a la atención pública de la investigación en su contra, según expresó Karen Bass, presidenta del grupo de legisladores negros en el Congreso.

"¿Usted está comparando un proceso constitucional con la tortura brutal prevalente y sistemática de gente en este país que se parecía a mí?", escribió a modo de denuncia Bass en su cuenta de Twitter.

Entre 1882 y 1968 murieron unas 4.700 personas por linchamientos en EE. UU.

El despacho presidencial no tardó en contestar a las acusaciones. El portavoz de la Casa Blanca, Hogan Gidley, defendió al presidente y aseguró que la publicación solo buscaba criticar lo que el presidente considera como "ataques incesantes" en su contra.

Por su parte, el único senador republicano de origen afroamericano, Tim Scott, se manifestó al asegurar que "no habría usado" el mismo término que Trump, pero restó importancia al tema. El líder conservador en la Cámara Baja, Kevin McCarthy, se pronunció en el mismo sentido.

Dentro del imaginario colectivo estadounidense, esta palabra está asociada a la imagen de afroamericanos ahorcados en árboles. Los linchamientos eran asesinatos racistas muy comunes en el sur de EE. UU. durante el siglo XIX y la primera mitad del XX.

Según el Instituto Tuskegee, se calcula que entre 1882 y 1968, más de 4.700 personas murieron de esta forma, entre las cuales 3.446 afroamericanos.

Trump no se ha retractado.

Con EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.