Saltar al contenido principal

Observadores de la OEA piden segunda vuelta electoral en Bolivia

Anuncios

Washington (AFP)

Los observadores electorales de la Organización de los Estados Americanos (OEA) pidieron el miércoles un balotaje en Bolivia para dirimir los reñidos comicios entre el presidente Evo Morales y su principal rival, Carlos Mesa.

La polémica por el conteo de votos tras la elección presidencial del domingo desencadenó violentas movilizaciones a favor y en contra de Morales, que busca ser reelecto en primera vuelta para un cuarto mandato consecutivo.

"Debido al contexto y las problemáticas evidenciadas en este proceso electoral, continuaría siendo una mejor opción convocar a una segunda vuelta", dijo el director del Departamento para la Cooperación y Observación Electoral de la OEA, Gerardo Icaza.

Cuando falta por escrutarse un 3% de los sufragios válidos nacionales, Morales acumula un 46,03% de los votos frente al 37,35% de Mesa, según datos actualizados del Tribunal Supremo Electoral (TSE), una diferencia que, aún cuando supere el 10%, "estadísticamente es razonable concluir que será por un porcentaje ínfimo", dijo Icaza.

Para evitar un balotaje, el candidato ganador debe obtener una mayoría absoluta, o al menos el 40% de los votos con una diferencia de 10 puntos porcentuales sobre el segundo.

Al presentar en Washington el informe preliminar de la Misión de Observación Electoral (MOE) de la OEA en Bolivia, Icaza señaló que fueron "vulnerados" varios de los principios de "certeza, legalidad, transparencia, equidad, independencia e imparcialidad" que deben regir toda elección.

"El clima de polarización, la desconfianza en el árbitro del proceso electoral y la falta de transparencia de su accionar, así como la inequidad en la contienda y lo ajustado del desenlace de los comicios, han generado una alta tensión política y social", afirmó el reporte, que instó a que se concluya "con celeridad" el cómputo definitivo.

Icaza recordó que a petición del canciller boliviano, Diego Pary, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, aceptó hacer un "análisis de integridad electoral", señalando sin embargo que sus conclusiones deben tener un "carácter vinculante".

- "Técnico, no vinculante" -

Icaza presentó el informe de la MOE durante una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA para analizar "la situación en Bolivia", convocada por Brasil, Canadá, Colombia, Estados Unidos y Venezuela (representada por un emisario del líder opositor, Juan Guaidó, y no del gobierno de Nicolás Maduro, aliado de Morales).

La cita fue cuestionada por Nicaragua y México, que subrayaron que el escrutinio aún no ha finalizado y advirtieron sobre la interferencia en los asuntos internos de los países.

"El trabajo de las MOE es de naturaleza técnica y no vinculante (...) no dictamina elecciones", recalcó la embajadora mexicana, Luz Elena Baños.

Pero tanto Almagro como el embajador estadounidense, Carlos Trujillo, expresaron su absoluto respaldo a la MOE en Bolivia.

Poco después, el principal diplomático estadounidense para América Latina manifestó en una audiencia ante el Congreso su "completo apoyo" a la MOE, advirtiendo a Bolivia de "serias consecuencias" en caso de irregularidades electorales.

"Les urgimos a que respeten los votos emitidos por el pueblo boliviano (...) Deberían hacer eso y cumplir con los resultados, si no lo hacen, les estamos dejando en claro que habrá graves consecuencias en sus relaciones en toda la región", dijo el subsecretario interino de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak.

El embajador boliviano ante la OEA, José Alberto González, defendió la gestión de su gobierno en las elecciones, enfatizando que se ha invitado "a todos los países del mundo a realizar todas las auditorías que consideren pertinentes".

González dijo que su país pretendió sin éxito posponer la sesión del Consejo Permanente para dar tiempo al canciller Pary a informar personalmente sobre el proceso electoral, lo cual finalmente hará el jueves al viajar a Washington junto al ministro de Justicia, Héctor Arce, anunció.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ente autónomo de la OEA, expresó en un comunicado su "preocupación ante los graves hechos de violencia" ocurridos en Bolivia a raíz de las elecciones.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.