Saltar al contenido principal

Argentina cerró una tensa campaña presidencial

El presidente argentino y  candidato a su reelección, Mauricio Macri, junto a su esposa Juliana Awada durante un mitin de clausura de campaña en Córdoba, Argentina , el 24 de octubre de 2019.
El presidente argentino y candidato a su reelección, Mauricio Macri, junto a su esposa Juliana Awada durante un mitin de clausura de campaña en Córdoba, Argentina , el 24 de octubre de 2019. Carlos Garcia Rawlins / Reuters

Los candidatos a la Casa Rosada tuvieron una última oportunidad para convencer al electorado. El mandatario saliente, Mauricio Macri, ha apostado a desmentir a los sondeos que le auguran la derrota frente al peronista Alberto Fernández.

Anuncios

Se acabó el tiempo de los discursos y de los actos multitudinarios para dar paso al silencio electoral de cara a la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Argentina, que tendrán lugar este domingo 27 de octubre.

Son seis hombres los candidatos a esta contienda que se desarrolla en plena crisis económica. Cada quien en su sitio para este cierre de campaña. Mientras que Nicolás Del Caño, del Frente de Izquierda y de Trabajadores, concluyó con un mitin frente al consulado de Chile en Buenos Aires, para solidarizarse con las protestas en curso en el vecino país, el liberal José Luis Espert, del Frente Despertar, organizó un "EspertFest" en un boliche del barrio Palermo.

Por su parte, el veterano de la Guerra de Malvinas y candidato para el Frente Nos, Juan José Gómez Centurión, estuvo en el municipio norteño de Suncho Corral, al tiempo que el exministro de economía, Roberto Lavagna, protagonizó un acto en Salta.

Un presidente que espera revertir las tendencias

"Lo que buscábamos era que los argentinos tuvieran una alternativa que no los obligara otra vez más a votar entre lo malo y lo peor o entre lo peor y lo malo", dijo Lavagna, candidato del Consenso Federal, el único contrincante que ha mostrado tener la posibilidad de perturbar el duelo entre Alberto Fernández, del Frente de Todos y Mauricio Macri, el actual presidente que busca un nuevo mandato con la coalición Juntos por el Cambio.

El mandatario, quien realizó su acto final en la ciudad de Córdoba, reconoció nuevamente que la gestión de la economía fue una tarea más ardua de lo que había esperado cuando llegó al cargo, en diciembre de 2015 y que la crisis “costó más” a la población frente a lo que anticipó su Gobierno. Sin embargo, ante unos 200.000 entusiastas de su programa político, se mostró confiado en alcanzar una segunda vuelta y un cara a cara con Alberto Fernández que lo acerque de la posibilidad de la reelección: "Esta marcha no termina hoy acá, tenemos noviembre", sentenció el actual inquilino de la Casa Rosada.

"Hay que decirles a quienes dudan por las dificultades, (que) si creemos en la verdad, si creemos en la honestidad, en el diálogo, en el respeto y fundamentalmente creemos en la libertad, tenemos que estar juntos", enfatizó Macri, quien además dedicó parte de su discurso a atacar a su principal contrincante, pidiendo a los argentinos votar masivamente y no caer en lo que calificó como "espejismos" ni en "las promesas de los que nos defraudaron".

Unos “Fernández” determinados en acabar con la era Macri

El jefe del Estado tiene la difícil misión de revertir las tendencias que ponen como líderes de la carrera al peronista Alberto Fernández y a su fórmula vicepresidencial, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que han sabido capitalizar sobre el rechazo que ha generado la gestión de Macri.

Desde el Mar del Plata, una localidad costera particularmente golpeada por la crisis, “los Fernández” prometieron dar un giro al sistema económico para paliar las dificultades actuales.

“Todo eso pasó con un Gobierno que no tuvo ningún empacho en llenar los bolsillos de los bancos, dejar que los bancos se enriquezcan, mientras toda la Argentina se empobrecía. Le pedimos que no lo hicieran y lo hicieron", aseveró el candidato, “el domingo tenemos que empezar a dar vuelta una página oprobiosa (…) y volver a poner a Argentina en el lugar en el que nunca debió haber dejado de estar, una Argentina digna, no de rodillas, una Argentina de pie".

"Hoy no estamos cerrando una campaña electoral, estamos cerrando un ciclo histórico que debe ser que, definitivamente, nunca más la patria vuelva a caer en manos del neoliberalismo”, sostuvo por su parte la exmandataria, "¡Nunca más estas políticas!", lanzó Cristina Fernández.

En Argentina, la veda electoral arranca este viernes a partir de las 8 de la mañana y dudará hasta tres horas después del cierre de urnas el próximo domingo, momento en que se conocerán los primeros resultados.

Con EFE y AFP

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.