Saltar al contenido principal
Historia

Los últimos emperadores en Japón: Hirohito, Akihito y Naruhito

Japón, el imperio del sol naciente, tiene nuevo monarca. Tras un baño de masas propio de la tradición japonesa, este 22 de octubre pasó a la historia como la coronación de Naruhito, el hijo de Akihito y nieto de Hirohito.

Anuncios

Luego de que su padre Akihito, abdicara a sus 30 años de trono en Japón por temas de salud, le llegó la hora a Naruhito. Con 59 años, el nuevo monarca tiene a cuestas un legado bastante extenso, pues él viene siendo el emperador 126 en una línea consecutiva de más de 2.600 años.

Pero desde la Segunda Guerra Mundial, cuando Japón fue atacada con dos bombas atómicas estadounidenses, el concepto del emperador se trastornó con su abuelo Hirohito. En 1945, el pueblo japonés escuchó por primera vez a un monarca hablando por la radio, diciendo que se su Imperio se rendía ante una potencia occidental.

De esta forma Hirohito renunció públicamente a su estatus divino, el cual había prevalecido en todos sus antecesores. Tras su muerte en 1989, su hijo Akihito asumió las riendas del Imperio japonés y tuvo que enfrentarse a los retos de la modernidad y de la unidad. 

Ahora Naruhito, recién entronizado, afronta el desafío de impedir el declive de Japón por cuenta del avance galopante de su vecino China, el cual asumió un rol protagónico en Asia desde los últimos 30 años.

En la crónica de Historia de France 24 hablamos con Pío García, especialista en estudios asiáticos y quien vivió en Japón durante 3 años, para desentrañar la historia de los últimos emperadores nipones.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.