Saltar al contenido principal

Indonesia culpa a Boeing por el accidente aéreo del año pasado que causó 189 víctimas

El avión Boeing 737 Max 8 de Lion Air está estacionado en la pista del aeropuerto internacional Soekarno Hatta cerca de Yakarta. 15 de marzo de 2019.
El avión Boeing 737 Max 8 de Lion Air está estacionado en la pista del aeropuerto internacional Soekarno Hatta cerca de Yakarta. 15 de marzo de 2019. Willy Kurniawan / Reuters

El informe final, realizado por investigadores indonesios certifica que una serie de errores de diseño y proceso de certificación en el Boeing 737 MAX 8 fueron determinantes para que se produjera el accidente del 29 de octubre de 2018.

Anuncios

Investigadores indonesios indicaron en su informe final publicado este viernes que errores en el diseño y proceso de certificación del Boeing 737 Max 8 fueron determinantes en el accidente de octubre de 2018 en el país asiático, que dejó 189 muertos.

Los fallos en el diseño se agravaron por la falta de información que tenían los pilotos sobre el sistema de control de vuelo y los errores en el mantenimiento de la aeronave por parte de Lion Air, entre varios factores, indicó el Comité Nacional de Seguridad en el Transporte (KNKT) en el informe definitivo del siniestro.

El avión desapareció del radar después de que se informó al control de tráfico aéreo que tenía problemas de altitud y velocidad del aire. Se sumergió en el mar de Java solo 13 minutos después del despegue el 29 de octubre de 2018.

Solo cinco meses después del accidente de Indonesia, el mismo tipo de mal funcionamiento causó que un avión Max se estrellara en Etiopía, matando a las 157 personas a bordo. Eso llevó a la puesta a tierra de todos los aviones 737 Max y puso a Boeing bajo una intensa presión para explicar los problemas asociados con el sistema de control de vuelo, conocido como MCAS.

El Comité Nacional de Seguridad del Transporte de Indonesia dijo que el MCAS en el vuelo de Lion Air se basó en un solo sensor de "ángulo de ataque" que proporcionó información errónea, inclinando automáticamente hacia delante la punta del avión Max.

"Boeing asumió que la dependencia del MCAS en un solo sensor era suficiente para cumplir con los requisitos de certificación. Nosotros pensamos que este sistema es vulnerable", añadió el investigador de la KNKT, Nurcahyo Utomo, en rueda de prensa.

El MCAS evita que el avión entre en pérdida, es decir, que no tenga velocidad suficiente para mantenerse en el aire, inclinando hacia abajo el morro del avión. Durante el accidente, lecturas erróneas de un sensor defectuoso activaron el MCAS y los pilotos tuvieron que corregir el descenso del avión más de 30 veces antes de perder el control de la aeronave al desconocer la fuente del problema.

La crisis de Boeing

La compañía Boeing es la mayor fabricante de aeronaves del planeta, pero desde entonces enfrenta una gran cantidad de investigaciones por parte de reguladores, el Congreso de los Estados Unidos y el Departamento de Justicia sobre su desarrollo del 737 MAX, su caballo de batalla anteriormente vendido para viajes de corta distancia.

A su vez, Boeing deberá pagar a las familias de las víctimas 1,2 millones de dólares por cada familiar que falleciera en el accidente registrado en Indonesia. En el caso de Etiopía aún no ha habido una resolución final, pero Indonesia se ofreció a colaborar en las investigaciones y en los litigios contra la compañía.

Boeing enfrenta casi 100 demandas por el accidente de Ethiopian Airlines el 10 de marzo que mató a las 157 personas a bordo del vuelo que iba de Addis Abeba a Nairobi.

El CEO de Boeing, Dennis Muilenburg, dijo esta semana que la compañía estaba haciendo un progreso "diario" en la prueba de la solución final de software para el 737 MAX y el desarrollo de materiales de capacitación relacionados.

Con AP, Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.