Saltar al contenido principal

Irak: duros enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y ciudadanos en nuevas manifestaciones

Las fuerzas de seguridad iraquíes se paran frente a los manifestantes durante una protesta por corrupción, falta de trabajo y servicios deficientes, en Bagdad, Irak, el 25 de octubre de 2019.
Las fuerzas de seguridad iraquíes se paran frente a los manifestantes durante una protesta por corrupción, falta de trabajo y servicios deficientes, en Bagdad, Irak, el 25 de octubre de 2019. Thaier Al-Sudani / Reuters

Al menos 40 personas murieron y más de 2000 resultaron heridas en choques entre las fuerzas de seguridad y centenares de manifestantes que salieron a las calles de Bagdad y otras ciudades de Irak para protestar contra el Gobierno.

Anuncios

Bagdad volvió a ser el epicentro de enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad iraquíes y miles de ciudadanos durante protestas antigubernamentales que se presentaron en varias ciudades de Irak este viernes 25 de octubre de 2019, luego de tres semanas de una tregua.

Las protestas son una continuación de las manifestaciones que comenzaron el 1 de octubre, originadas por el descontento social a causa de la falta de servicios públicos, el desempleo y la corrupción de la clase política dirigente, y han dejado hasta el momento un saldo de al menos 157 personas muertas y alrededor de 6.000 heridos.

Al menos 40 manifestantes murieron este viernes y más de 2000 resultaron heridos. Las víctima mortales fueron golpeados en la cara por un bote de gas lacrimógeno cuando las fuerzas de seguridad intentaron repeler a los manifestantes, según dijeron fuentes policiales y médicas.

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

"Lo que exigimos es la renuncia de todo el Gobierno, la disolución de todos los partidos políticos, que se dan la buena vida. Vinimos aquí a protestar pacíficamente por esto", dijo Mahmoud al-Shummari, de 51 años, uno de los miles que se reunieron en la plaza Tahrir de Bagdad.

Cientos de personas, algunas de las cuales acamparon durante la noche en la plaza, hicieron intentos durante la mañana para marchar hacia la Zona Verde fortificada de la ciudad, que alberga edificios gubernamentales y embajadas extranjeras, cuando fueron detenidas.

A pesar de que los manifestantes corearon lemas como "¡pacífica, pacífica!", para dejar clara su intención de la no violencia, las fuerzas de seguridad usaron gases lacrimógenos y granadas de aturdimiento en represalia contra los manifestantes.

"La renuncia del Gobierno dejaría inmerso al país en un caos total": primer ministro

Las autoridades han luchado para abordar las quejas de los manifestantes, que culpan a los funcionarios corruptos y a las élites políticas por no mejorar sus vidas. Estas nuevas protestas se produjeron luego de una alocución ofrecida la noche del jueves, 24 de octubre, por el primer ministro, Adel Abdul-Mahdi.

"La renuncia del Gobierno hoy, sin alguna alternativa constitucional, dejaría inmerso al país en un caos total. La próxima semana haremos una reorganización del Gabinete, lejos de las cuotas, enfocándonos en las competencias, la autonomía ministerial y una creciente presencia de mujeres y jóvenes", dijo Abdul-Mahdi en su alocución televisada.

El primer ministro reconoció que involucrar a las Fuerzas Armadas en la represión de las manifestaciones fue un "gran error". Los duros y sangrientos enfrentamientos en las calles del país han planteado el mayor desafío para el primer ministro desde que asumió el cargo hace apenas un año.

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

A pesar de sus prometedoras reformas y una amplia reestructuración del Gabinete, Abdul-Mahdi hasta ahora ha intentado luchar en vano por abordar el descontento de los manifestantes.

Por su parte, el gran ayatolá iraquí, Ali Al-Sistani, que pocas veces se inmiscuye en temas políticos, intervino este viernes ante la grave situación de orden social y dijo que apoyaba el derecho del pueblo a expresarse en las calles, pero que "la verdadera reforma y cambio en el país tiene que ser a través de métodos pacíficos", dijo un representante del clérigo durante un sermón en la ciudad sagrada de Kerbala.

A pesar de la vasta riqueza petrolera de Irak, país miembro de la OPEP, muchos ciudadanos del país viven en la pobreza, tienen acceso limitado a agua potable, electricidad, atención médica básica o educación de calidad. Esto en medio del intento del país por recuperarse de años de conflicto y dificultades económicas.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.