Saltar al contenido principal

Chile: Piñera pide la renuncia a todos sus ministros y dice que levantará el estado de emergencia

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, durante la comunicación pública de este sábado 26 de octubre desde el palacio de la Moneda, la sede del Ejecutivo en Santiago de Chile.
El presidente de Chile, Sebastián Piñera, durante la comunicación pública de este sábado 26 de octubre desde el palacio de la Moneda, la sede del Ejecutivo en Santiago de Chile.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, quiere formar un nuevo gabinete después de que el país viviera su marcha más multitudinaria el pasado viernes. Sin embargo, muchos manifestantes piden su renuncia.

Anuncios

El Gobierno chileno intentó un nuevo gesto para aplacar las protestas ciudadanas: el presidente, Sebastián Piñera, anunció este sábado 26 de octubre que conformará un nuevo Ejecutivo. El mandatario pidió la dimisión a todos sus ministros.

"Les he pedido a todos los ministros poner sus cargos a disposición para poder estructurar un nuevo Gabinete, para poder enfrentar estas nuevas demandas y hacernos cargo de los nuevos tiempos", proclamó Piñera en una comparecencia pública desde la sede del Gobierno, el palacio de la Moneda.

El anuncio sucede un día después de la manifestación más grande que ha vivido Chile desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). Más de un millón de personas desbordaron Santiago de Chile, la capital, para protestar contra Piñera y contra la desigualdad social y económica del país.

Durante la manifestación, se sucedieron los reclamos de dimisión de Piñera, acusado de mala gestión económica y también de reprimir de manera violenta las protestas. Sin embargo, parece que el mandatario no está dispuesto a renunciar a su posición.

El presidente también comunicó que el estado de emergencia que regía en nueve áreas del país podría levantarse a partir del domingo "si las circunstancias lo permiten". Eso implica que el Ejército ya no controlará las calles chilenas y que dejarán de aplicarse los toques de queda nocturnos.

Por ahora, el Ejército anunció que no habrá toque de queda en la noche del sábado en a Región Metropolitana, luego de siete días consecutivos de restricción nocturna, aunque se mantendrá en otras zonas.

Piñera ya anunció medidas sociales el 23 de octubre

En su mensaje público, Piñera recordó que el pasado miércoles ya impulsó una serie de medidas sociales para responder a las manifestaciones. Entre otros, propuso una mejora de las pensiones, una estabilización de los precios de la electricidad y el agua y una reducción de las dietas de los parlamentarios.

"Esta agenda social, que es amplia y es profunda, requiere un enorme y exigente esfuerzo del Estado para poder financiarla. Está en pleno desarrollo y por eso pido encarecidamente al Congreso Nacional que apruebe los proyectos que apuntan a satisfacer necesidades muy urgentes y muy sentidas de nuestra clase media y de los sectores más vulnerables", subrayó el mandatario.

Las manifestaciones también se extendieron a otros puntos del país, como en la ciudad de Concepción
Las manifestaciones también se extendieron a otros puntos del país, como en la ciudad de Concepción Jose Luis Saavedra / Reuters

Además, Piñera pidió perdón por una "falta de visión" hacia los problemas que señalaba la ciudadanía.

Sin embargo, las palabras del presidente no aplacaron la protesta social, que se mantuvo en la calle hasta culminar el viernes en la histórica marcha que recorrió el centro de Santiago de Chile.

Entidades de derechos humanos critican la represión de Piñera

Piñera también aprovechó para criticar los disturbios que se vivieron durante la última semana de protestas y los tachó de "brutal y destructiva violencia". Por eso, justificó la aplicación del estado de emergencia, que restringe libertades constitucionales como las de reunión y movimiento, al deber usar "todos los instrumetos democráticos, legítimos y necesarios" para "reestablecer el orden público y la seguridad ciudadana".

Desde que las protestas empezaron el pasado 18 de octubre, el país vivió días y noches de disturbios y enfrentamientos entre manifestantes y los cuerpos de seguriad chilenos. La gran marcha del pasado viernes también terminó con quemas y destrozos de mobiliario público.

Entre otras infraestructuras, los manifestantes quemaron las entradas del metro de Baquedano, donde organismos en defensa de los derechos humanos denunciaron que la policía había perpetrado torturas contra los asistentes a las protestas.

De hecho, el papel de la Policía y del Ejército durante las marchas es una de las principales críticas contra Piñera. Esta semana de manifestaciones dejó al menos 19 muertos y más de 6.000 detenidos. Además, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) registró 15 querellas contra los cuerpos de seguridad por violencia sexual.

Las manifestaciones empezaron a raíz del alza del precio del transporte público. Sin embargo, estallaron para poner en jaque todo un modelo neoliberal que ha afectado durante años a la clase media y baja. A pesar de que las protestas violentas disminuyeron este viernes, faltará ver si el levantamiento del estado de emergencia y el cambio en el Ejecutivo, serán suficientes para la sociedad civil chilena.

Con EFE y medios locales

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.