Saltar al contenido principal

Al menos 67 muertos en Etiopía por las protestas en la región de Oromiya

Los jóvenes oromo cantan consignas durante una protesta frente a la casa de Jawar Mohammed, un activista oromo y líder de la protesta en Adís Abeba, Etiopía, el 24 de octubre de 2019.
Los jóvenes oromo cantan consignas durante una protesta frente a la casa de Jawar Mohammed, un activista oromo y líder de la protesta en Adís Abeba, Etiopía, el 24 de octubre de 2019. Tiksa Negeri / Reuters

El enfrentamiento entre los partidarios del activista Jawar Mohammed y el actual primer ministro, Abiy Ahmed, están provocando casos de violencia interétnica muy graves y un enfrentamiento entre dos antiguos aliados.

Anuncios

La cifra de fallecidos en Etiopía sigue aumentando a causa de las protestas y enfrentamientos que se registran en todo el país y en especial en la región central de Oromiya, la más importante de la nación. Los partidarios del activista etíope Jawar Mohammed se levantaron contra el Gobierno de Abiy Ahmed, alguien que hasta hace relativamente poco era aliado de su causa.

La transición democrática etíope parece así que se complica. Jawar Mohammed ayudó al actual mandatario a llegar al poder en las pasadas elecciones debido a la gran capacidad que tenía para movilizar a la gente en las calles. De esta forma comenzó un Gobierno que prometió una serie de reformas estructurales en el país en favor de la población.

Jawar comenzó a mostrarse crítico con el nuevo Gobierno cuando las reformas prometidas no vinieron y se empezaron a vislumbrar una serie de derivas autoritarias. Para muchos de sus partidarios la transición que se le suponía y se le encomendó no se está cumpliendo. Las protestas comenzaron con la retirada de la escolta al activista

Las protestas, en un principio pacíficas, empezaron la noche del 22 de octubre poco después de que el conocido activista etíope Jawar Mohammed congregara a miles de sus partidarios alrededor de su residencia en Adís Abeba, tras insinuar públicamente que la Policía pretendía orquestar un ataque contra él.

"¿Por qué intentaron retirar a mis escoltas a media noche?", se preguntó Jawar vía Facebook, "en el pasado, cada vez que (el Gobierno) realizaba cambios en la seguridad los comandantes me llamaban a mí o al responsable de mis escoltas para informarnos. ¿Qué ha cambiado?".

"El plan era eliminar mi seguridad, dar rienda suelta a atacantes civiles y justificar que se trató de un ataque de la multitud", describió el activista político a través de la página de Facebook de Oromiya Media Network, un medio independiente del que es cofundador.

Las fuerzas policiales desmintieron que se tratara de un complot, pero sí que confirmaron haber solicitado la retirada de sus guardaespaldas tras evaluar, según ellos al igual que con otras figuras políticas, su necesidad de contar con escoltas privados.

A partir de este momento, jóvenes oromo, que es la etnia mayoritaria del país de más de 100 millones de personas y a la que pertenecen tanto Jawar como el primer ministro, Abiy Ahmed, bloquearon carreteras en distintos puntos de la región, así como a las afueras de Adís Abeba.

El jefe de Policía regional, Kefyalew Tefera, confirmó este viernes 67 muertos, cinco de ellos agentes y el resto civiles. Esta cifra, sin embargo, podría aumentar en las próximas horas, según Fisseha, pues "en algunas áreas continúan los brotes de violencia interétnica y hay personas heridas de gravedad".

Jawar Mohammed no descarta presentarse a elecciones

Después de días de manifestaciones de sus partidarios Jawar Mohammed no descarta desafiar a su antiguo aliado, el primer ministro etíope Abiy Ahmed, en las elecciones del próximo año. "El partido gobernante y su ideología serán desafiados seriamente no solo en las elecciones sino también antes de las elecciones", aseguró.

"La mayoría de la gente cree que la transición está desviada y estamos retrocediendo hacia un sistema autoritario", dijo Jawar, sentado en su oficina central muy vigilada en el centro de la capital, Adís Abeba.

Amnistía Internacional dice que, desde que Abiy asumió el cargo, ha habido varias oleadas de arrestos masivos de personas en Oromiya que se perciben como opuestas al Gobierno. Los detenidos no fueron acusados ​​ni llevados a los tribunales, dijo la investigadora de Amnistía de Etiopía, Fisseha Tekle.

Con Reuters y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.