Saltar al contenido principal

En Francia, las patinetas eléctricas entran en el Código de Circulación

Un empleado del servicio de bicicletas compartidas Lime recoge una scooter eléctrica abandonada en el río Sena en París, Francia, el 25 de octubre de 2019.
Un empleado del servicio de bicicletas compartidas Lime recoge una scooter eléctrica abandonada en el río Sena en París, Francia, el 25 de octubre de 2019. Pascal Rossignol / Reuters

El decreto relativo a la regulación de las patinetas eléctricas se publicó el 25 de octubre de 2019 en Francia. No más viajes de dos personas y el zigzag entre los peatones.

Anuncios

Hace dos años, los franceses vieron llegar nuevos vehículos a sus vías y a sus aceras: patinetas eléctricas de autoservicio. Desde entonces, la práctica ha explotado, alcanzando los 15.000 aparatos en París. Al principio un poco abrumados por el éxito de esta nueva modalidad de transporte, las autoridades públicas decidieron regular su uso.

Los scooters eléctricos, o equipos de transporte personal motorizados, fueron integrados finalmente en el Código de Circulación francés. El viernes 25 de octubre se publicó un decreto en el Diario Oficial.

Entre las nuevas reglas: no subirse en parejas, usar carriles para bicicletas cuando existan y tener al menos 12 años de edad para conducir. La ley también establece que estos vehículos no deben superar una velocidad de 25 km/h, mientras que algunos fabricantes ofrecen la posibilidad de alcanzar hasta los 80 km/h.

Se permite estacionar en las aceras

Al igual que otros vehículos, las patinetas deben estar equipadas con luces de posición delanteras y traseras, un sistema de frenado y un avisador acústico, y se prohibirá el uso de audífonos mientras se conduce.

Un empleado de una empresa de patinetes compartidos colecta los scooters eléctricos abandonados en el río Sena en París, el 25 de octubre.
Un empleado de una empresa de patinetes compartidos colecta los scooters eléctricos abandonados en el río Sena en París, el 25 de octubre. Pascal Rossignol / Reuters

Se permite estacionar en las aceras, siempre y cuando no interfiera con los peatones. Además, los alcaldes podrán "autorizar la circulación de vehículos en la acera, siempre que respeten el ritmo del paso y no causen molestias a los peatones", establece el decreto.

Pero algunos alcaldes, como Anne Hidalgo en París, ya habían establecido sus reglas, en ocasiones más estrictas. En verano, la Alcadía de París limitó la velocidad de estos vehículos a 20 km/h y les prohibió aparcar en la acera.

“Una necesidad fundamental” para evitar accidentes mortales

Estas reglas entrarán en vigor el sábado 26 de octubre. Eran pedidos por las autoridades públicas y los usuarios, enfrentados en una complicada convivencia. "Había una necesidad fundamental de establecer reglas. Estos vehículos existían, circulaban por carreteras públicas sin estatuto legal”, subraya el delegado interministerial de seguridad vial, Emmanuel Barbe. “También hubo conflictos de uso. Al establecer las reglas, simplificará estos conflictos y aclarará las cosas".

En París, Reims y Burdeos, hay cada vez más accidentes, a veces mortales. En abril de 2019, un octogenario murió cerca de París atropellado por un conductor de patineta que se saltó un semáforo en rojo.

Así que ahora existen normas. Pero todos los usuarios deben estar informados, en particular los visitantes que pasan por las ciudades turísticas. "En general, los turistas no están informados", lamenta Jean-René Albertin, cofundador de la asociación Acción contra la Anarquía Urbana Vector de Incivilidad (Apacauvi). "El otro día, había una familia de ingleses aquí. El padre iba con la niña en su patineta, en la acera. Les dije que estaba prohibido, y no lo sabían".

Con AFP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.