Saltar al contenido principal

Gales-Sudáfrica, combate de pesos pesados en la segunda semifinal del Mundial de rugby

Anuncios

Tokio (AFP)

Gales, con su juego asfixiante y estructurado, se enfrenta a Sudáfrica y su destructiva línea de forwards el domingo (09h00 GMT) en Yokohama, cerca de Tokio, por una plaza para la gran final de la Copa del Mundo de rugby.

El seleccionador de Gales, Warren Gatland, que aseguró que el del domingo "no será el partido más hermoso del mundo", vio a los Springboks dispersar en cuartos de final a Japón (26-3) gracias a la fuerza de sus forwards, sin igual en el planeta.

Ese mismo día vio también cómo sufría su equipo contra Francia (20-19), quien sin la expulsión de Sébastien Vahaamahina por un codazo cuando dominaba por nueve puntos habría ganado el derecho a enfrentarse a los sudafricanos.

Pero ese "privilegio" correspondió finalmente al XV del Puerro, quien tiene en su mira una primera final mundial, ocho años después de haberse quedado a las puertas, precisamente contra los galos, en Nueva Zelanda-2011 (9-8).

Gatland, en el cargo desde 2008, ya dirigía a la selección en aquel momento, y espera culminar por todo lo alto su largo mandato luego de haber llevado a los galeses al segundo lugar de la clasificación mundial y a la cima en Europa, con un tercer Grand Slam en el Torneo de las Seis Naciones, en marzo.

"Tengo la sensación de que siempre boxeamos por encima de nuestra categoría, pero alcanzar la final sería un gran logro para nosotros", destaca el neozelandés.

- "Revancha" -

Esta destacada regularidad no ha encontrado réplica en la escena mundial: luego de caer contra Francia en 2011, Gales se vio superada hace cuatro años en Inglaterra-2015 precisamente por Sudáfrica (23-18) en cuartos de final.

Para el galés Jonathan Davies, su selección "debe una revancha" a los Springboks. "Estará en nuestras cabezas y espero que podamos pagarles con la misma moneda esta semana", dijo el centro, de vuelta tras perderse los cuartos de final por una lesión en la rodilla.

Si quieren creer en sí mismos, Davies y sus compañeros no tienen más que fijarse en su serie de 14 triunfos logrados entre febrero de 2018 y el pasado agosto, su hermética defensa, su precisión con el pie y su capacidad para repetir las secuencias ofensivas para hacer ceder al rival.

En definitiva, nada nuevo. Y el apertura sudafricano Handré Pollard es consciente de ello: "Saben quitarte la posesión y terreno e imponen su juego con el pie. No es un rugby de mucha clase, pero es asfixiante".

- "La gente comienza a creer otra vez" -

Pollard y sus compañeros 'Boks' han perdido en los cuatro últimos enfrentamientos entre las dos selecciones.

Probablemente con algo más de músculo arriba y más piernas atrás, incluso sin su wing Cheslin Kolbe (Gales no podrá contar con su back Liam Williams), los Springboks han seguido un camino mucho más sinuoso para alcanzar el último obstáculo antes de su tercera final, tras las de 1995 y 2007, en las que se llevaron el título mundial.

Moribundos a finales de 2017, su recuperación se debe en gran parte a la llegada de Rassie Erasmus como seleccionador a principios del año siguiente, quien les volvió a centrar en su principal punto fuerte: la precisión con el pie.

Esta vieja receta, eficaz, permitió a Sudáfrica empezar a reconquistar a la gente, al menos la suya.

"Desde 2015 (eliminados en semifinales) hemos sido quintos, sextos o séptimos del mundo y avanzamos como tapados", explica Erasmus. "Algunas personas han perdido la fe en nosotros pero intentamos ganar de nuevo su respeto. La gente comienza a creer otra vez en nuestro equipo".

Unas esperanzas que deben pasar antes por el filtro galés.

-- Esta es la composición de los equipos:

Gales: Leigh Halfpenny; George North, Jonathan Davies, Hadleigh Parkes, Josh Adams; Dan Biggar, Gareth Davies; Ross Moriarty, Justin Tipuric, Aaron Wainwright; Alun Wyn Jones, Jake Ball; Tomas Francis, Ken Owens, Wyn Jones

Suplentes: Elliot Dee, Rhys Carre, Dillon Lewis, Adam Beard, Aaron Shingler, Tomos Williams, Rhys Patchell, Owen Watkin

Sudáfrica: Willie Le Roux; S'Busiso Nkosi, Lukhanyo Am, Damian de Allende, Makazole Mapimpi; Handre Pollard, Faf de Klerk; Duane Vermeulen, Pieter-Steph Du Toit, Siya Kolisi (capt); Lood de Jager, Eben Etzebeth; Frans Malherbe, Mbongeni Mbonambi, Tendai Mtawarira

Suplentes: Malcolm Marx, Steven Kitshoff, Vincent Koch, RG Snyman, Franco Mostert, Francois Louw, Herschel Jantjies, Frans Steyn

Árbitro: Jérôme Garcès (FRA)

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.