Saltar al contenido principal

Más que tango, Messi y Malbec: claves para conocer Argentina

Anuncios

Buenos Aires (AFP)

Se llama Argentina, del latín 'argentum' (plata), por la creencia de que ese metal abundaba en el país sudamericano. Sus fundadores imaginaron una potencia en este país tan rico en recursos naturales que a comienzos del siglo XX llegó a ser llamado el "granero del mundo".

Pero Argentina vive una nueva crisis, la peor desde 2001, con una inflación del 37,7% entre enero y septiembre, y una pobreza del 35,4%, que golpea el gobierno de Mauricio Macri.

El país que es cuna del papa Francisco, la reina Máxima de Holanda, Messi y Maradona, ha deleitado a extranjeros con su tango, su carne y su Malbec. A continuación, cinco claves para conocerlo con mayor profundidad.

- El tango -

"Que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé; en el quinientos seis y en el dos mil también", dice Cambalache, uno de los tangos más icónicos de Argentina, creado en 1934 por Enrique Santos Discépolo.

Aunque el autor no se refería al país sudamericano, para muchos, la letra, reflejo de la desazón de la época, es la mejor definición de la historia argentina.

Este emblemático género musical nace en los barrios más populares de Buenos Aires, y a fines del siglo XIX expande su influencia hasta más allá de la década de 1940, cuando vive su época dorada.

Si bien fascina a los turistas, los argentinos más jóvenes prefieren la cumbia, una variante del género colombiano, el reguetón o la música electrónica.

- Argentina potencia -

A comienzos del siglo XX se forjó la Argentina como potencia gracias a suculentas agroexportaciones y destino favorito --al igual que Estados Unidos-- de migrantes europeos ávidos de un mundo mejor.

Fue "la belle époque": se inauguraba el actual Teatro Colón, el Teatro Cervantes o el otrora Palacio de Correos, hoy convertido en el Centro Cultural Kirchner.

Sin embargo, la segunda mitad del siglo XX fue decepcionante.

Argentina repitió varias crisis y vivió una sucesión de golpes de Estado a partir de 1930. El último, en 1976, impuso una dictadura militar que duró siete años y dejó decenas de miles de muertos y desaparecidos.

La política económica de esos años dejó un lastre con síntomas repetidos: endeudamiento, devaluación, inflación y pobreza.

- Peronismo -

"Los peronistas no son ni buenos, ni malos; son incorregible", dijo Jorge Luis Borges (Buenos Aires, 1899 - Ginebra, 1986), considerado uno de los grandes escritores de la literatura universal, quien forjó junto a Adolfo Bioy Casares, entre otros, la marca literaria argentina.

Tan amado como odiado, el movimiento político creado durante la década de 1940 por Juan Domingo Perón es para algunos la causa de todos los males, mientras que para otros es la solución.

"Los peronistas somos como los gatos: cuando gritamos creen que nos estamos destrozando, pero en verdad nos estamos reproduciendo", dijo Perón. Divididos en múltiples corrientes, su influencia sigue intacta.

Tras el retorno de la democracia, el peronismo triunfó en cinco elecciones presidenciales: Carlos Menem (1989-1999), Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Kirchner (2007-2015) y ahora se apresta a ganar las elecciones el 27 de octubre, de la mano de Alberto Fernández, acompañado de Cristina Kirchner.

- Boca vs River -

Argentina, dos veces campeón del mundo, se divide entre los hinchas de Boca y River, históricos archi-enemigos del fútbol local, pero los contrastes alcanzan casi todas las esferas.

Es el caso del delantero argentino del Barcelona Lionel Messi, triple ganador del Balón de Oro, que despierta tantas pasiones como el legendario Diego Maradona.

Durante los últimos años, se ha profundizado la "grieta" que divide a los kircheristas y macristas, dos bandos irreconciliables con visiones políticas y sociales antagónicas.

También se ha agrandado la desigualdad social: el coeficiente de Gini se amplió de 0,428 a 0,434 si se comparan el segundo trimestre de 2017 con el de 2019. El Gini es un índice cuyo standard de igualdad máxima es el 0 y la desigualdad más absoluta es de 1.

- ¿El país del asado y el Malbec? -

La fuerte depreciación del peso allanó el camino para las exportaciones de la carne y el vino.

La exportación de la carne vacuna, famosa en todo el mundo por su calidad, creció 64,5% en un año. Pero debido a la inflación, el consumo interno cayó, poniendo en jaque a los tradicionales asados, reuniones de amigos o familiares alrededor de una parrilla.

Lo mismo sucede con el vino: 2018 cerró como el peor año de la historia en consumo de vino en Argentina, entre ellos el Malbec, la cepa más emblemática, según el Instituto Nacional de Viticultura (INV). Muchos argentinos se han pasado a bebidas más baratas, como la cerveza.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.