Saltar al contenido principal

Ya son cuatro sospechosos detenidos en el caso de 39 cadáveres hallados en un camión en Reino Unido

Activistas contra el racismo realizaron una vigilia en Londres, el 24 de octubre de 2019, luego del descubrimiento de 39 cuerpos en un camión el miércoles 23 de octubre.
Activistas contra el racismo realizaron una vigilia en Londres, el 24 de octubre de 2019, luego del descubrimiento de 39 cuerpos en un camión el miércoles 23 de octubre. Hannah McKay / Reuters

La policía británica investiga el caso de 39 cadáveres que el miércoles 23 de octubre fueron hallados en un camión cerca de Londres. Al arresto del conductor se sumó este viernes el de otros tres sospechosos de tráfico de personas.

Anuncios

La investigación por el hallazgo de 39 cadáveres en un camión cerca de Londres el pasado miércoles, condujo este viernes 25 de octubre al arresto de tres sospechosos, que se suman al del conductor del vehículo.

Al tiempo que los expertos forenses avanzan en el proceso de identificación de las víctimas, las autoridades interrogan al hombre de 25 años -al parecer originario de Irlanda del Norte- como sospechoso de asesinato, tras el descubrimiento de los cuerpos en la parte trasera de su camión.

El viernes, la Policía también arrestó a un hombre y una mujer, ambos de 38 años, en Warrington, noroeste de Inglaterra, y a un hombre de 48 años de Irlanda del Norte en el aeropuerto de Stansted de Londres. Son sospechosos de conspiración para traficar con personas y homicidio involuntario.

La mayoría de las víctimas serían chinos y vietnamitas

La embajada vietnamita en Londres estima que al menos diez de las víctimas podrían haber sido de este país asiático, ya que algunas familias se pusieron en contacto para informar sobre la desaparición de sus seres queridos.

Hoa Nghiem de Human Rights Space, una red cívica con sede en Vietnam, dijo que Pham Thi Tra My, de 26 años, le había enviado un mensaje de texto a su madre diciendo que no podía respirar en momentos en que el camión en el que viajaba se dirigía de Bélgica a Gran Bretaña.

"Lo siento, mamá y papá. Mi camino al extranjero no fue un éxito. Los quiero mucho a los dos. No puedo respirar. Soy de la ciudad de Nghen, el distrito de Can Loc, Ha Tinh, Vietnam", decía el mensaje, según Hoa Nghiem.

Pero no es el único caso. La organización dijo haber recibido más alertas sobre posibles víctimas vietnamitas en el baúl refrigerado, que fue encontrado en las primeras horas del miércoles.

La Policía, por su parte, cree que los muertos eran chinos, aunque Beijing dijo que las nacionalidades aún no han sido confirmadas. Las autoridades pidieron evitar especulaciones sobre la nacionalidad de las víctimas a la vez que se dirigieron directamente a las personas posiblemente afectadas por la tragedia, pidiendo ayuda: "Me gustaría dirigirme directamente a todo aquel que crea que sus seres queridos pudieron haber estado en el camión. Sé que pueden estar preocupados ante la posibilidad de hablar con la policía y quisiera asegurarles que sólo queremos poder ofrecer respuestas a las familias de las víctimas sobre lo ocurrido. (...) También quisiera hacer un llamado a todo aquel que esté viviendo ilegalmente en este país que pudiera ayudar con nuestra investigación. Por favor den un paso al frente y hablen con nosotros sin temor", dijo ante la prensa Pippa Mills, subcomisaria de la policía.

No es el primer caso

Durante años, los inmigrantes ilegales han intentado llegar al Reino Unido escondidos en camiones, a menudo desde el continente europeo. En el año 2000, 58 chinos fueron encontrados muertos en un camión que transportaba tomates en el puerto de Dover, al sureste del país.

En esta ocasión, los exámenes post mortem estaban comenzando a determinar cómo murieron 31 hombres y ocho mujeres exactamente, mientras se lleva a cabo el largo proceso de identificación. Sin embargo, las primeras versiones apuntan a un caso de trata de personas.

Las víctimas están siendo trasladadas a un depósito de cadáveres de un hospital desde un lugar seguro en los muelles cerca del polígono industrial en Grays, a unas 20 millas (30 kilómetros) al este de Londres, donde se encontraron los cuerpos.

Un grupo de activistas contra el racismo participó el jueves en una vigilia frente a la oficina central en Londres, como homenaje a los fallecidos.

Con EFE y Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.