Saltar al contenido principal

Aborígenes australianos celebran prohibición de escalar monolito sagrado Uluru

Anuncios

Uluru (Australia) (AFP)

Aborígenes australianos interpretaron canciones y danzas tradicionales este domingo mientras el sol se ponía sobre Uluru, culminando así un fin de semana de celebraciones por la histórica prohibición permanente de escalar este monolito sagrado.

La ceremonia tuvo lugar dos días después de que cientos de turistas acudieran al centro de Australia para escalar por última vez el gigante monolito rojizo, antes de su cierre definitivo a los escaladores.

Una multitud se concentró el viernes por la tarde en la base del sitio para observar cómo los guardabosques instalaban el cartel de "cerrado permanentemente", siguiendo los deseos de los indígenas australianos.

"No más escalada hoy", lanzó la anciana aborigen Nelly Patterson.

Los aborígenes Anangu, propietarios del lugar y cuya conexión con estas tierras se remonta a miles de años, pedían desde hace tiempo la prohibición, que había sido anunciada en 2017.

Además de respetar las prácticas culturales, la medida pretende proteger el sitio de mayores daños medioambientales y garantizar la seguridad de los visitantes.

"Estamos todos muy felices, como dueños tradicionales, de que la escalada esté ahora cerrada, después de una larga batalla desde la devolución hasta hoy", dijo Reggi Uluru a los periodistas a través de un intérprete el sábado.

El monolito Uluru, conocido previamente como Ayers Rock, fue oficialmente devuelto a los Anangu en 1985.

Carteles situados en su base instaban a los visitantes a no escalar, pero a menudo eran ignorados por algunos, especialmente en los últimos meses cuando miles de personas hicieron un último ascenso.

"Creo que es importantes que la madre naturaleza tenga un pequeño descanso", dijo James Martin, el último escalador en Uluru.

El organismo gubernamental Parks Australia reforzó la vigilancia con más guardabosques el fin de semana, y las multas para quienes intenten alcanzar la cumbre de la roca pueden llegar a los 10.000 dólares australianos (6.800 dólares, 6.100 euros).

A pesar de la medida, los turistas pueden seguir visitando el Parque Nacional Uluru-Kata Tjuta, donde pueden ver el monolito desde su base, caminar alrededor de su perímetro y aprender sobre su patrimonio indígena en el centro cultural.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.