Saltar al contenido principal

Evo Morales descarta "negociación" y la oposición exige repetición de elecciones

El presidente de Bolivia, Evo Morales, durante un acto público en Vila, Vila, Cochabamba, el 27 de octubre de 2019.
El presidente de Bolivia, Evo Morales, durante un acto público en Vila, Vila, Cochabamba, el 27 de octubre de 2019. Presidencia de Bolivia/vía Reuters

La oposición reclamó este domingo la anulación de los comicios generales del pasado 20 de octubre por presunto fraude en el conteo de votos. El mandatario retó a demostrar las denuncias.

Anuncios

Una semana después de las elecciones generales en Bolivia, donde Evo Morales fue reelegido en primera vuelta para iniciar un cuarto mandato consecutivo, los resultados siguen siendo cuestionados por sus adversarios.

Y ha sido una semana en la que Morales ha defendido la elección y ha retado a que se demuestre el supuesto fraude: "Quiero decirles, aquí no hay negociación política, aquí se respeta la Constitución y al partido que ha ganado en las últimas elecciones nacionales. Quiero que lo sepa la derecha boliviana", aseguró Morales durante un acto público, en Cochabamba.

Sin embargo, dijo que estaría dispuesto a repetir los comicios, si en un eventual recuento de votos se comprobaran las presuntas alteraciones para favorecerlo.

La oposición exige la anulación de las elecciones y llama a la "desobediencia civil"

En una rueda de prensa, este domingo 27 de octubre, el Comité de Defensa de la Democracia (Conade) señaló que debido al supuesto "fraude electoral" se "inviabiliza" una segunda vuelta electoral y lo que debe ocurrir es una anulación de los comicios generales e ir de nuevo a las urnas.

"Dada la realidad de un fraude electoral, el Conade exige la anulación de las elecciones y un nuevo tribunal electoral, esta vez imparcial, y realizar nuevas elecciones", indicó la organización.

Además, los opositores señalaron que en caso de que el Gobierno pretenda "un estado de excepción o estado de sitio", ante las constantes protestas que rechazan la reelección de Morales, se proceda a la "desobediencia civil".

"No estamos para provocar ni para generar violencia, sino para defender algo más grande que es la democracia", aseguró el presidente del Conade, Waldo Albarracín.

Archivo-El presidente del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) de Bolivia, Waldo Albarracín (c), durante una rueda de prensa, en La Paz, Bolivia, el 21 de octubre de 2019.
Archivo-El presidente del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) de Bolivia, Waldo Albarracín (c), durante una rueda de prensa, en La Paz, Bolivia, el 21 de octubre de 2019. EFE/Martin Alipaz

Asimismo, los adversarios del mandatario anunciaron que desde este lunes, 28 de octubre, se intensificarán las protestas, especialmente en La Paz, sede del Ejecutivo y Legislativo, con bloqueos de calles, carreteras y cabildos ciudadanos.

Hasta ahora, sólo Venezuela, Cuba y México han felicitado a Morales por su reelección, mientras que la Unión Europea y algunos de los países más grandes del hemisferio, Estados Unidos, Brasil, Argentina y Colombia, lo instan a celebrar una segunda vuelta con el principal rival: Carlos Mesa, para restablecer la credibilidad de las elecciones del pasado 20 de octubre, las más ajustadas desde 2002.

Evo Morales vuelve a denunciar un presunto intento de "golpe de Estado"

Para el gobernante, sus rivales políticos están "envidiosos" de sus logros después de 14 años en el ejecutivo.

Sin proporcionar evidencias, este 27 de octubre el mandatario boliviano alertó que sus adversarios "preparan" un golpe de Estado en su contra "para esta semana".

Se trata de la segunda advertencia de ese tipo en cinco días, en medio de una huelga general indefinida que comenzó el 23 de octubre y de protestas en las calles contra su controvertido triunfo electoral en primera vuelta.

"Alerto desde Vila Villa (un poblado rural) a todo el pueblo boliviano: distintos sectores sociales (...) se preparan para hacer golpe de Estado la próxima (esta) semana", dijo el mandatario ante sus bases en otro acto público, en Cochabamba.

El Tribunal Electoral (TSE) boliviano anunció el viernes el triunfo de Morales en primera vuelta con el 47,08% de los votos, frente al 36,51% de su principal contrincante, el expresidente Carlos Mesa.

Con AFP, Reuters y EFE

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.