Saltar al contenido principal

Hongkoneses salieron a protestar contra la brutalidad policial

Manifestantes y policías chocan durante la protesta del 27 de octubre de 2019, en Kowloon, Hong Kong.
Manifestantes y policías chocan durante la protesta del 27 de octubre de 2019, en Kowloon, Hong Kong. Kim Kyung-Hoon / Reuters

Hong Kong vivió una nueva jornada de manifestaciones aglutinando las denuncias contra el exceso de fuerza de la policía, apoyo al periodismo libre y demandas de sufragio universal.

Anuncios

Los agentes antidisturbios usaron gases lacrimógenos y cañones de agua para dispersar a miles de manifestantes en el distrito hotelero del puerto de Tsim Sha Tsui, quienes se dieron la cita bajo el tema "lucha contra la brutalidad policial, estamos con los civiles, los periodistas y la comunidad musulmana".

Las tensiones aumentaron cuando las fuerzas de seguridad intentaron detener a los manifestantes que acudían con máscaras, acción prohibida por el Gobierno de Hong Kong desde hace semanas.

Gritos como "lucha por Hong Kong" y "cinco demandas, ni una menos", expresaban los manifestantes en referencia a las exigencias de sufragio universal y una investigación independiente de las acciones policiales, entre otras exigencias para que cesen las protestas que iniciaron el pasado 9 de junio ante la controvertida ley de extradición que habría permitido extradiciones a China continental, la cual fue retirada.

Los manifestantes, que apoyan a los periodistas, consideran que estos han sufrido las consecuencias de la represión policial ejerciendo su trabajo.

Los protestantes se manifestaron también en favor de las minorías étnicas y religiosas en la excolonia británica, una semana después de que la policía rociara una mezquita y a la gente que había con un cañón de agua.

Algunos asistentes retaron a la policía con insultos e incendiaron elementos en la calle, lo cual fue respondido con gases lacrimógenos, balas de goma y spray pimienta.

La policía de Hong Kong ha sido criticada por sus tácticas agresivas, que han incluido gases lacrimógenos, gas pimienta, balas de goma y un cañón de agua para hacer frente a los manifestantes.

Aunque retiraron el proyecto de extradición, las protestas siguen

Hong Kong vive desde hace cuatro meses su peor crisis de la década que comenzó por el rechazo al proyecto de ley de extradición y que ahora continúa con numerosas exigencias prodemocráticas, que piden sobre todo el fin de la intervención china en las políticas hongkonesas.

El Parlamento de Hong Kong retiró el 23 de octubre de manera oficial la polémica propuesta de ley de extradición tras la sesión del Consejo Legislativo.

"Para ilustrar claramente la posición del Gobierno respecto a esta propuesta, anuncio la retirada de esta", dijo el ministro de Seguridad, John Lee.

Sin embargo, la tensión fue creciendo en la Cámara, que tuvo que suspender la sesión poco después, ya que la bancada prodemocrática gritó consignas pidiendo la dimisión de Lee.

Pero el retiro de la ley no es suficiente: los hongkoneses indignados piden una investigación independiente sobre brutalidad policial durante las protestas, la amnistía a los arrestados, la retirada del término "revueltas" a las manifestaciones del 12 de junio y el sufragio universal para elegir al jefe del Ejecutivo local.

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

Como lo han dejado claro, sin estas exigencias resueltas no prevén dejar de tomarse las calles.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.