Saltar al contenido principal

Argentina: el Banco Central endurece las restricciones a la compra de dólares

Una persona camina en Buenos Aires el 28 de octubre de 2019 frente a la información de los tipos de cambio el día siguiente a las elecciones presidenciales argentinas.
Una persona camina en Buenos Aires el 28 de octubre de 2019 frente a la información de los tipos de cambio el día siguiente a las elecciones presidenciales argentinas. Ricardo Moraes / Reuters

El Banco Central anunció la nueva medida cambiaria este lunes 28 de octubre para "cuidar las reservas" y dar "libertad" al nuevo Ejecutivo de Alberto Fernández, vencedor de las presidenciales.

Anuncios

La reducción es significativa: los argentinos no podrán comprar más de 200 dólares mensuales, mientras que antes el límite estaba establecido en los 10.000 dólares. Así lo anunció este lunes 28 de octubre el Banco Central de Argentina, pocas horas después de las elecciones presidenciales en el país.

El presidente de la institución, Guido Sandleris, lo justificó de la siguiente manera: "Tomamos esta medida para cuidar las reservas y le va a permitir al próximo Gobierno contar con más libertad para diseñar su política económica".

El ganador de las elecciones, el peronista Alberto Fernández, logró el 48,10% de los votos, mientras que el presidente saliente, Mauricio Macri, alcanzó el 40,38%. Fernández tomará posesión de su cargo el próximo 10 de diciembre: hasta entonces, los dos políticos encabezarán el proceso de transición entre un Ejecutivo y el otro.

Las medidas cambiarias del Banco Central solo tendrán vigencia durante este proceso de transición. Concretamente, el límite de compra mensual es de 200 dólares en las transacciones bancarias y 100 en efectivo.

El "cepo": una medida para estabilizar la economía

Esta restricción, que se conoce popularmente como "cepo", busca que haya reserva de divisas, dado que los argentinos no pueden acumular tantos dólares. Eso previene que el peso se devalúe más frente al dólar y puede evitar un estallido de la inflación, al estabilizar el tipo de cambio entre ambas monedas.

La medida es una buena noticia para Fernández, que recibirá una economía más estable para impulsar sus reformas.

Sin embargo, no es una decisión popular entre todas las capas de la población argentina, que la lee como un impedimento para decidir sobre su ahorro, ya que el dólar es el principal método de ahorro para los argentinos. Durante la mayor parte del Gobierno de Macri, el límite de compra de dólares subió a 2 millones por persona cada mes, una cifra que, a la práctica, equivale a levantar cualquier restricción.

Después de las elecciones primarias en septiembre, que ya auguraron la derrota de Macri en las urnas del pasado fin de semana, la restricción se endureció para establecer un cepo de 10.000 dólares mensuales por persona. A pesar de ser un gesto para controlar las reservas de divisas, el límite aún era muy elevado en comparación con la restricción aplicada este 28 de octubre.

A pesar de que esta medida es transitoria, ya apunta a lo que será el programa económico de Fernández, que se prevé que siga el esquema kirchnerista de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien era su fórmula electoral y se convertirá en vicepresidenta de Argentina.

En 2011, Fernández de Kirchner también estableció un cepo restrictivo, que provocó el surgimiento de un dólar paralelo con una cotización más elevada, que se conseguía en el mercado negro.

En esta ocasión, la medida solo tiene vigencia durante la transición política y Alberto Fernández no ha aclarado si mantendrá la restricción. El alcance total del nuevo cepo aún está por ver.

Con EFE y medios locales

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.