Saltar al contenido principal

Chile: no rebaja la protesta en contra de Piñera

Miles de personas protestan este martes, durante otra jornada  de protestas a nivel nacional en contra del Gobierno de Piñera, en la céntrica Plaza Italia de Santiago, en Chile.
Miles de personas protestan este martes, durante otra jornada de protestas a nivel nacional en contra del Gobierno de Piñera, en la céntrica Plaza Italia de Santiago, en Chile. Alberto Valdés / EFE

Miles de personas marcharon hacia La Moneda pese a la reorganización del Gobierno del presidente Sebastián Piñera, mientras que los diputados de oposición alistan denuncias contra el Ejecutivo por “graves violaciones a los derechos humanos”.

Anuncios

"¡Chile despertó!" gritó una multitud compuesta de por lo menos 10.000 personas este martes 29 de octubre en el centro de Santiago. Esta "Segunda Gran Marcha de Chile" se dirigió hacia el palacio de La Moneda, sede presidencial, cerca de donde estallaron disturbios al final del día.

El movimiento ya va por su undécimo día consecutivo de movilización, en medio de un clamor inédito en 29 años, desde que terminó la dictadura. Lo que empezó con un rechazo del alza del precio del metro terminó siendo un reclamo a favor de más justicia social en el país que fue el laboratorio de las políticas neoliberales.

"Chile era el alumno más aventajado que privatizó todos los servicios", señaló este martes Alicia Bárcena, la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de la ONU, quien resaltó el “desencanto con un modelo” que atraviesa no solo a esa nación, sino a “toda la región”. La funcionaria criticó también un sistema que falló para reducir la pobreza y la desigualdad y que, a través de la Constitución instaurada en medio de la era del dictador Augusto Pinochet, "cautela los bienes privados por encima de los públicos".

Una respuesta del poder que no convenció

En las calles, algunos manifestantes piden precisamente una nueva Carta Magna que se redactaría con una asamblea constituyente. Una reforma que, de hecho, había sido planteada durante el mandato de Michelle Bachelet (2014 – 2018), pero quedó en veremos con el regreso de Sebastián Piñera a la presidencia.

El Gobierno anunció medidas para paliar esta crisis, presentadas como una “nueva agenda social” y este lunes, renovó parte de sus carteras como una señal de “una nueva etapa de mayor diálogo con los ciudadanos y de mayor unidad nacional”. Pero no se toca el modelo de direccionamiento del país y en las marchas denuncian una evasión de las demandas de fondo y este anuncio no impidió un nuevo multitudinario acto.

Por otra parte, esta ola de protestas llamó también la atención por la intensidad de violencia que conllevó. El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), la entidad pública que monitorea las marchas, registró 20 muertos, de los cuales 5 habrían sido por el actuar de las fuerzas de seguridad. La cifra de heridos se eleva a 1.233 personas, 688 por disparos, incluso 37 de balas reales. Se recopilaron también numerosos testimonios de maltratos, violaciones y torturas, entre otros actuares reprehensibles de las fuerzas del Estado, que detuvieron a 3.712 personas en todo el país.

Las violencias en la mirada

El INDH, que vio uno de sus funcionarios lesionado por disparos de balas de goma, criticó expresamente el actuar de los Carabineros y de los militares, que tomaron posesión de las ciudades en el marco de los sucesivamente decretados Estado de Excepción y toques de queda, e instó al Ejecutivo a respectar los protocolos de mantenimiento de orden.

Es en ese sentido, que parte de la bancada opositora del Congreso formulará este martes una “acusación constitucional” contra el ministro del Interior saliente, tildado de ser responsable de “graves violaciones a los derechos humanos cometidas en los últimos días”. “No permitiremos que haya impunidad”, aseveró el diputado Gabriel Boric Font, uno de los voceros de la iniciativa que pretende también denunciar la “ilegalidad del Estado de Excepción”. El Partido Comunista, por su parte, aboga por la apertura de un procedimiento directamente contra el presidente Piñera.

Este 30 de octubre marcará también la llegada a Chile de una misión de observación de las Naciones Unidas. La delegación, enviada desde la oficina que lidera la exmandataria Bachelet, tendrá la misión de documentar los abusos que han sido denunciados durante las últimas semanas. El equipo mantuvo bajo su discreción el recorrido que efectuará, al tiempo que quiere realizar su investigación de “manera independiente y de la forma menos disruptiva posible”, según lo precisó su portavoz, Rupert Colville.

Con EFE y AFP

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.