Economía - EE.UU.

EE.UU.: la economía se desacelera y la Reserva Federal baja tasas de interés por tercera vez

Imagen de archivo de un trabajador de ensamblaje de vehículos en Bristol, Indiana, Estados Unidos, el 16 de abril de 2019.
Imagen de archivo de un trabajador de ensamblaje de vehículos en Bristol, Indiana, Estados Unidos, el 16 de abril de 2019. Tim Aeppel / Reuters

En línea con la desaceleración del crecimiento económico de EE.UU., la Reserva Federal recortó por tercera vez consecutiva las tasas de interés. ¿Qué significa esta medida?

Anuncios

La guerra comercial con China y la desaceleración económica mundial le siguen pasando factura a Estados Unidos: según el Departamento de Comercio, el crecimiento del Producto Interno Bruto en el tercer trimestre fue del 1,9%, menor al de los dos trimestres anteriores.

El mercado financiero ya daba por descontada una desaceleración, pero una mayor contracción en la inversión empresarial se compensó con una estabilidad en el gasto de los hogares e hizo que el impacto negativo de la actividad económica fuera menor a lo esperado por los analistas.

"El informe de hoy muestra que la economía continúa su crecimiento constante desafiando a los escépticos que hablan de una recesión", dijo en Twitter el secretario de Comercio, Wilbur Ross.

Entre abril y junio de 2019, la economía había crecido a un ritmo del 2%, mientras que en los primeros tres meses del año lo había hecho en 3,1%. Aun así, el PIB está creciendo dentro de su rango potencial, que está entre el 1,7% y el 2%.

Para el presidente Donald Trump, la cifra es una buena noticia: "La mayor economía en la historia de Estados Unidos", trinó en Twitter una vez se conocieron los datos macroeconómicos.

¿Fin a la disminución de las tasas de interés?

En línea con la desaceleración del crecimiento, este miércoles 30 de octubre la Reserva Federal (FED) también anunció un recorte de las tasas de interés por tercera vez consecutiva, cuyo efecto principal, en la práctica, es que hace más baratos los créditos como el de consumo y el hipotecario.

La tasa se redujo en un cuarto de punto porcentual (0,25 puntos) a un rango de entre 1,5% y 1,75%. "Aunque el gasto de los hogares ha aumentado a un ritmo fuerte, las inversiones y las exportaciones de las empresas siguen siendo débiles", dijo en un comunicado el comité que fija los tipos de interés.

Sin embargo, el Banco Central de Estados Unidos señaló que hará una pausa en el ciclo de reducciones de tasas que comenzó en julio, cuando redujo los costos de los préstamos por primera vez desde 2008.

La guerra comercial con China ha golpeado la confianza empresarial y en el mercado existe la preocupación de que el consumidor se contagie y restrinja sus gastos. Pero el presidente de la FED, Jerome Powell, no ve ese riesgo.

"Las compañías con las que hablamos en nuestra vasta red de contactos informan que los consumidores están bien y están enfocados en el buen mercado laboral y en el aumento de los ingresos", dijo Powell a los periodistas.

Todas las esperanzas puestas en un pacto con China

Si de algo ha dependido el comportamiento de la economía de Estados Unidos en los últimos meses, es de lo que ocurra con China. Por eso, la tregua anunciada por el presidente Trump sobre la imposición de aranceles en octubre dio un respiro al mercado, que confía en la pronta firma de un acuerdo.

Sin embargo, un acuerdo comercial parece lejos de ser cierto. Fuentes cercanas a las negociaciones citadas por la agencia Reuters dicen que la demanda de Trump de que Beijing se comprometa a realizar grandes compras de productos agrícolas estadounidenses se ha convertido en un importante punto de conflicto en las conversaciones.

Estados Unidos se encuentra en una coyuntura inusual. El desempleo está cerca de un mínimo de 50 años, la inflación es moderada y la economía crece menos, aunque no a un nivel tan bajo como el que la Fed esperaba.

Pero algunos sectores de la economía, particularmente la manufactura, han tambaleado en los últimos meses a medida que la economía global se desacelera. Y las empresas han reducido la inversión en respuesta a la guerra comercial con China.

Es por eso, en parte, que la Reserva Federal recorta tasas: al hacerlo espera alentar a las empresas y los consumidores a dinamizar la economía por medio de préstamos con intereses más asequibles.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24