Saltar al contenido principal

La Fed hacia un nuevo recorte de tasas, pero ¿qué viene después?

Anuncios

Washington (AFP)

La Reserva Federal (Fed) se está preparando para bajar las tasas de interés ligeramente por tercera vez consecutiva, a medida que el crecimiento de Estados Unidos se desacelera y aunque resiste mejor de lo esperado.

La primera estimación oficial del PIB de Estados Unidos para el tercer trimestre, publicada el miércoles antes del cierre de la reunión de la Fed, mostró un crecimiento interanual de 1,9%, confirmando la desaceleración que comenzó en el segundo trimestre (2%).

Pero a pesar de esta caída, el crecimiento de la economía estadounidense fue mejor de lo previsto por los analistas que esperaban una expansión de solo 1,5%.

El fuerte gasto del consumidor (+2,9%) y el repunte en el mercado inmobiliario (+5,1%) ayudaron al crecimiento a compensar la caída en la inversión empresarial.

El empleo continúa siendo dinámico. Según la encuesta de ADP publicada el miércoles, hubo 125.000 creaciones de empleo solo en el sector privado en octubre, una cifra que superó las expectativas.

En el frente monetario, los actores del mercado esperan casi por unanimidad que la Fed reduzca su tasa de interés en un cuarto de punto porcentual (0,25%), que ahora caerá a entre 1,50% y 1,75%.

Este será el tercer recorte de tasas en tres meses, presentado como un "seguro" contra las incertidumbres relacionadas con el comercio y la desaceleración del crecimiento global.

Pero el presidente Donald Trump, quien definitivamente rompió con la tradición de respeto por la distancia y la independencia de la influyente Fed, continúa exigiendo tasas aún más bajas, o incluso en cero.

En plena campaña de reelección, Trump ha convertido a la Fed y a su presidente, Jerome Powell, en blanco de ataques.

La Fed "no cumple con sus obligaciones si no baja las tasas e incluso, idealmente, si no estimula" la economía, criticó a fines de la semana pasada.

"Tenemos un potencial ilimitado, solo limitado por la Fed", agregó el martes el inquilino de la Casa Blanca.

Insatisfecho con un dólar fuerte que está dificultando las exportaciones estadounidenses en medio de una guerra comercial con China, Trump argumenta a favor de las tasas cero.

Pero aunque la Fed ha impulsado una mayor expansión al reducir las tasas dos veces desde julio, no está dispuesta a reducir el costo del crédito a cero mientras el crecimiento de Estados Unidos sigue siendo sostenido.

- Una reunión tras otra -

Una tercera baja en las tasas parece algo seguro, según la evolución de los precios de los productos a largo plazo. Pero el futuro, es más oscuro.

"Saben que todos se preguntarán si enviarán la señal de que estas bajas han terminado por ahora o que actuarán de manera gradual, en una reunión monetaria tras otra", asegura David Wessel, un experto que sigue la política monetaria en Brookings Institution.

Powell describió estos recortes como "ajustes de mitad de ciclo", refiriéndose a los tres descensos en 1995 y nuevamente en 1998 que apoyaron el crecimiento. Esta vez también, esta sucesión de bajas podría detenerse en la tercera.

La Fed quiere ser cautelosa y no usar demasiado esta herramienta monetaria cuando la economía realmente no la necesita.

La expansión de Estados Unidos continuará avanzando dos veces más rápido que la de la zona del euro para todo 2019, según las proyecciones del FMI, en 2,4% contra 1,2%.

El jefe de la Reserva Federal también debe tratar con un comité monetario (FOMC) dividido desde el principio sobre un recorte de tasas. Algunos miembros temen que esto podría representar riesgos para la estabilidad financiera.

A principios de esta semana, impulsado por las expectativas sobre la Fed y las ganancias corporativas, el S&P 500 en Wall Street, considerado por los inversores como el más representativo, alcanzó un nuevo nivel inédito.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.