Saltar al contenido principal

Policía brasileña desarticula grupo que contrabandeaba inmigrantes a EEUU

Anuncios

Sao Paulo (AFP)

La policía brasileña ejecutó la mañana de este jueves dos operaciones para desarticular una organización criminal que contrabandeaba inmigrantes asiáticos hacia Estados Unidos, informó la fuerza.

Operaciones similares ocurrieron en otros veinte países de América Latina que forman parte de la ruta terrestre por la cual estos inmigrantes eran llevados hacia Estados Unidos, agregó el despacho policial.

De acuerdo con la policía brasileña "son las mayores operaciones internacionales ya realizadas contra el contrabando de migrantes y de lavado de dinero".

En Brasil, la policía ejecutaba este jueves ocho pedidos de prisión temporal y 18 órdenes de allanamiento en el interior de Sao Paulo, así como el bloqueo judicial de 42 cuentas bancarias que, de acuerdo con las investigaciones, eran usadas en la práctica criminal.

La fuerza detalló que el grupo criminal entregaba pedidos de refugio o documentos de viaje falsos a migrantes en situación ilegal de países asiáticos como Afganistán, Bangladés, India, Nepal y Pakistán.

"Con esos documentos, los migrantes ilegales dejaban sus países por vía aérea hacia el aeropuerto internacional de Sao Paulo. Tras ser recibidos por la organización criminal, seguían hacia Río Branco (Acre), donde atravesaban la frontera hacia Perú y seguían por tierra hacia la frontera de México con Estados Unidos", explica el reporte.

La ruta terrestre que iniciaba en Perú atravesaba Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Guatemala y, finalmente, México.

La policía aún no informó cuantos migrantes fueron transportados de esta forma, pero precisó que el grupo criminal movilizó entre 2014 y 2019 en Brasil al menos unos 10 millones de dólares, dinero que fue lavado.

"Fue constatado además que los migrantes durante el tiempo que permanecían en Sao Paulo sufrían malos tratos y que el grupo criminal fue responsable por la migración ilegal de ocho migrantes bengalíes, que en junio de este año fueron secuestrados por carteles de drogas mexicanos en la frontera con Estados Unidos", agregó el texto.

La investigación policial comenzó en mayo de 2018 después de cooperaciones internacionales con la agencia estadounidense para las migraciones.

Los sospechosos deberán responder por crímenes de contrabando de migrantes, lavado de dinero y organización criminal, con penas de entre tres a 10 años, precisó la policía.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.