Saltar al contenido principal

El adiós del '¡order!' en el Parlamento Británico: una despedida a John Bercow

El diputado, John Bercow, habla en la Cámara de la Cámara de los Comunes por última vez como presidente de la Cámara, en Londres, Reino Unido, el 31 de octubre de 2019.
El diputado, John Bercow, habla en la Cámara de la Cámara de los Comunes por última vez como presidente de la Cámara, en Londres, Reino Unido, el 31 de octubre de 2019. Jessica Taylor / Parlamento del Reino Unido / Reuters

Tras diez años como portavoz y más de 20 como diputado, el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, se retira de su controversial papel de 'árbitro' en el Parlamento. La próxima semana se elegirá a su sucesor.

Anuncios

Es tal vez 'speaker' o portavoz más famoso e internacional de la historia. Sus corbatas coloridas, su carisma y su tradicional '¡Orderrrr!' (¡orden!) a los diputados durante las sesiones en la Cámara de los Comunes, lo han hecho protagonista de miles de titulares en todos los idiomas.

En algunos momentos, en medio un agitado debate, Bercow ha invitado a sus colegas a que tomen clases de yoga, a que se relajen o a que aprendan a respetarse e incluso ha expulsado de la sesión a algunos de sus pares que usan palabras agresivas o subidas de tono como si se tratara de controlar a niños que corren sin parar.

Bercow, el 'speaker' que se atrevió a desafiar las tradiciones británicas

En su década como 'speaker', Bercow se caracterizó por imponer un ambiente de cambio en uno de los parlamentos más antiguos del mundo en el que se mantienen tradiciones de siglos atrás. Como su misma procesión diaria, por los pasillos de la Cámara de los Comunes, que se realiza antes de que se abra la agenda y se ha repetido desde hace 500 años. Entre otras, eliminó la tradición de que el 'speaker' use una peluca durante las sesiones, así como su equipo de trabajo.

En entrevista con France 24, Bercow confesó que uno de sus objetivos fue implementar el voto electrónico para hacer más ágiles las votaciones, pero no obtuvo el apoyo de los parlamentarios.

Implementó políticas más inclusivas para la equidad de género y la comunidad LGBTI, al tiempo que acercó el Parlamento y la política interna a las nuevas generaciones, visitando colegios y universidades explicando cómo funciona el sistema político del Reino Unido.

"Brinda a las personas la oportunidad de aprender y comprender más sobre el cargo de 'speaker', pero puede ser que la atención se haya centrado más en el propio 'speaker' que en el papel que desempeña. Algunos argumentarían que esto fue malo, porque su papel es un papel no partidista", asegura el profesor Ewan Kirk, de la Escuela de Derecho de la Birmingham City University.

También ha abierto los micrófonos para que diputados de todos los partidos y de todas las regiones del país participen en los debates así como un mayor uso de preguntas urgentes como un medio para que los parlamentarios comenten los eventos a medida que ocurren.

"Ha sido visto como un 'speaker' que defendió firmemente los derechos del Parlamento y promovió la responsabilidad del Gobierno ante el Parlamento", explica a France 24 Joe Marshall, investigador del Institute for Government.

Bercow, tan amado como odiado en las distintas esferas políticas

La popularidad de Bercow es tan alta como las críticas que despiertan sus decisiones, especialmente en el partido de Gobierno, el Conservador, y más cuando tienen que ver con el Brexit. La exministra de Gabinete de Theresa May, Amber Rudd, lo llamó "activista".

Una de sus decisiones que más furia desató fue la aprobación contrarreloj de la ley 'Benn', que obligó al primer ministro a pedir una nueva extensión a la Unión Europea, además de permitir una enmienda para que antes de que se vote el acuerdo de Johnson, se debe aprobar la legislación de implementación el divorcio.

Antes había impedido que el acuerdo de divorcio de Theresa May se votara por cuarta vez.

Él ha defendido el papel del Parlamento para analizar las acciones del Ejecutivo, algo que estuvo un poco perdido en las últimas décadas"

Ewan Kirk, profesor en la Escuela de Derecho de la Birmingham City University

"También será visto como divisivo. Para algunos, ha cambiado el procedimiento parlamentario de manera injustificable, por ejemplo, al permitir un debate de emergencia sobre una moción sustantiva por primera vez, lo que finalmente permitió a los parlamentarios hacerse cargo de los asuntos comunes y aprobar la ley 'Benn'. Algunos creen que ha sido parcial en su aplicación de las reglas", afirma Marshall.

Por el contrario, el profesor Kirk resalta la independencia y soberanía que el Parlamento ha afianzado durante la presidencia de Bercow: "Frente a los Gobiernos de Theresa May y Boris Johnson, que toman medidas que se perciben como atajos del escrutinio del Parlamento, él ha defendido el papel del Parlamento para analizar las acciones del Ejecutivo, algo que estuvo un poco perdido en las últimas décadas con los aplastantes Gobiernos en el Parlamento".

En las últimas horas, Boris Johnson, quien es abiertamente un crítico de Bercow, dedicó unos minutos de la última sesión de preguntas al primer ministro para agradecer su trabajo en los Comunes y lo comparó con una "máquina lanza pelotas" de tenis y un "árbitro que traspasa sus funciones".

Esto haciendo guiño a una de las pasiones del 'speaker', fanático del tenis y reconocido fan de Roger Federer a quien le gritó, tras un partido en Wimbledon 2019, "todos te amamos".

Gastos excesivos y denuncias de acoso pesan sobre Bercow

También ha sido altamente criticado por gastos excesivos como residente exclusivo del Parlamento, ya que su residencia privada está ubicada justo en el icónico reloj Big Ben.

Los periódicos locales publican sus gastos anuales, entre los que están las suscripciones a canales deportivos.

Además, afirma el investigador Marshall, que también ha hay denuncias que superan el plano político. "Ha habido acusaciones personales sobre su comportamiento hacia el personal y preocupaciones más amplias sobre acoso y hostigamiento en el Palacio de Westminster.

El nombre de su sucesor se conocerá la próxima semana, tras una votación secreta en el Parlamento. Cuando se elija, dos de sus seguidores, arrastrarán al nuevo 'speaker' a su silla, tal y como dicta la tradición de un cargo que se existe desde 1377.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.