Saltar al contenido principal
Cultura

El culto a la sangre y el terror regresa con 'Doctor Sleep', nuevos zombis y clásicos vampiros

Halloween, Día de Muertos, veneración de difuntos... La fecha ha invocado al género de terror y a una de sus máximas obras de culto: 'The Shining'. 40 años más tarde es 'Doctor Sleep', del mismo Stephen King, quien da continuación a Danny y a un Hotel Overlook que quita el hipo. La pregunta es: ¿dará miedo? 'Zombieland 2' sí les hará reír con 'no muertos', mientras que una muestra les dará sed de sangre con los vampiros que han definido nuestro cine. En esta crónica oscura, "¡aquí está Johnny!".

Anuncios

En 1980, ‘The Shining’ (‘El Resplandor’) aceleró venas y pulsos cardíacos. Tanta fue la simbología de las escenas, que aún hoy el ascensor ensangrentado, la dudosa bañera y el pasillo con las dos gemelas nos siguen quitando el hipo. De ahí que, la pregunta inevitable sea, si ‘Doctor Sleep’ (‘Doctor Sueño’) será capaz de renovar el terror y alimentar el culto que en su día tramó Stanley Kubrick, que no Stephen King.

Y es que, para el escritor, una cosa fue su libro y otra muy distinta la cinta de Kubrick. El cineasta le creó a King más pesadillas que el Hotel Overlook que, por cierto, sigue existiendo y los empleados creen que realmente está encantado por un fantasma. Solo que ni en ello, ni en el infierno, ni en el sacrificio final, creía Kubrick, convencido de que los hechos sobrenaturales son una muestra de optimismo, una prueba de que hay algo más allá de la muerte. Así que alejado de Stephen King, ideó a un Jack Torrance que nos gusta, pero es locura, no esperanza, ni lucha entre el bien y mal, o la familia, como en la obra.

Partiendo de que al mítico autor no le gustó nada la adaptación de ‘The Shining’, el reto es aún mayor para ‘Doctor Sleep’. Ewan McGregor encarnará al Danny que conocimos en su triciclo y que hoy tiene más de 40 años. Han pasado cuatro décadas de la demencia, pero el personaje, ampliado en 2013 por el propio King en la novela de mismo nombre, carga con una mochila de traumas, ira, alcoholismo y soledad fantasmagórica, solo aliviada por que emplea sus poderes, ese “resplandor”, para acompañar a ancianos moribundos. Así surge su nueva vida en New Hampshire y su apodo ‘Doctor Sueño’.

Hasta que una niña, Abra Stone, aparece en su camino, que se desvía en terror cuando descubren que la secta Nudo Verdadero, unos seres “vacíos” dirigidos por Rose the Hat (Rebecca Ferguson), quieren apropiarse de la pequeña. Ante este escenario, a McGregor/Danny no les quedará otra que regresar al Hotel, en el que se plasmarán escenas pasadas como la de Jack Nicholson, que se atrevió a usar una puerta y un hacha de verdad. Todo con un extra: esta secuela durará seis minutos más que la original, unos 152 minutos. De nuevo, ¿aguantará la tensión paranormal que la antecede?

Porque fue tanta, que hasta a Ewan McGregor le costó darle al ‘play’ para verla. Aterrorizado antes por el clásico ‘Halloween’ (1978), hace poco confesó que tardó años en ver ‘The Shining’ y apropiarse de un género que tiene millones de adeptos: “Yo debía tener nueve años cuando salió y no la vi entonces, pero luego, cuando era un adolescente, la gente hablaba de ella y tenía la reputación de ser la película más terrorífica nunca hecha. No quería verla, no estaba interesado. No la vi hasta que estuve en la escuela de interpretación para ser actor”.

Aunque no es a los fans a quien se busca conquistar primero, y bien lo sabe el director Mike Flanagan, que en ‘Gerald’s Game’ demostró que entiende a Stephen King. Es fan de este, conoce sus recovecos, pero también es fan de Kubrick, por eso su propósito es reconciliarlos y tender un puente, tanto con la obra literaria como con la cinematográfica. “Creo que la historia de ‘Doctor Sleep’ es una historia de rehabilitación en el sentido de que ‘The Shining’, como yo lo veo, es una historia de adicción (en clara referencia al alcoholismo de King)”. ¿Logrará su cometido?

Por ahora, sabemos que King admira su talento. También que el Hotel Overlook será una copia fiel de los 80, mientras que Danny tendrá un cameo. Hablamos del Danny original, el Danny Lloyd real, que hoy es un profesor de 47 años, que tras el rodaje de ‘The Shining’ no volvió a actuar nunca más. Entonces, ni siquiera era consciente de que estaba rodando una cinta de terror, se creía dentro de un drama. Si bien, aparece con la alegría de haber formado parte del proyecto inicial.

Un proyecto que hoy tendrá nuevos personajes y otro ambiente, apuesta de un Flanagan que valora mucho el sentimiento de Stephen King, su horror, su concepción del mal, en definitiva, su resplandor. Según Ewan McGregor, el filme dejará bien satisfecho al padre del misterio y del terror psicológico.

Arte escrito con sangre; vampiros y zombis que nunca mueren

La oscuridad de esta crónica la sigue la escritora estadounidense Sylvia Plath. Incomprendida o tratada en parte por su macabro suicidio, nos adentramos en su literatura con una reedición de ‘La campana de cristal’, su única novela, y la publicación del relato inédito ‘Mary Ventura y el noveno reino’, en el que su tristeza eterna y psíquica era más que latente; un pulso poético entre luces y sombras.

La sangre la pone Aurora, una artista noruega de 23 años, que nos dice con ella que nuestro mundo está ensangrentando, lo estamos succionando y llevando a la muerte como han hecho los vampiros, desde el Nosferatu a Drácula, pasando por Buffy y Edward Cullen. Lo muestra la Cinemateca Francesa mediante vestimentas, guiones de Francis Ford Coppola, estacas y por supuesto películas que han nutrido al mito ser vampírico.

Una figura hermanada con otras como Frankenstein, las momias y los zombis. Solo que los “no muertos” que nos presenta la familia ‘Zombieland 2: Double Tap’ (‘Zombieland: Mata y Remata’) no asustan, sino que divierten. Un antídoto para esta fecha de Halloween y Día de Muertos que tiene como connotación el horror por lo desconocido, lo misterioso llevado al pánico de la propia vida. Porque en esta época, el velo es tan fino entre vida y muerte, que asusta.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.