Saltar al contenido principal

Líbano: Hezbolá pide la formación de un nuevo Gobierno "lo antes posible"

Los manifestantes ondean banderas libanesas durante una protesta en Beirut, Líbano, el 31 de octubre de 2019.
Los manifestantes ondean banderas libanesas durante una protesta en Beirut, Líbano, el 31 de octubre de 2019. Goran Tomasevic / Reuters

El líder del grupo armado chiita, Sayyed Haslsan Nasrallah, llama a la formación de un nuevo Ejecutivo abierto al diálogo. Tras días de incertidumbre, el sector bancario se reactiva, pero la nación continúa sin un Gobierno que la lidere.

Anuncios

El grupo chiita libanés Hezbolá emitió un comunicado en el que asegura que Líbano debe tener un Gobierno "lo antes posible". El país mediterráneo está sin Ejecutivo después de la dimisión del primer ministro, Saad Hariri, luego de dos semanas de protestas contra la situación económica del país, la corrupción y el Gobierno.

La renuncia de Hariri ha dejado al Líbano sin un Gobierno, en medio de la peor crisis económica que enfrenta desde la guerra civil (1975-1990). El 31 de octubre en la noche, el presidente de la República, Michel Aoun, anunció que tratará de llamar a formar un Gobierno "que rompa con la oligarquía dominante desde el final de la guerra".

"Hoy estamos a las puertas de un nuevo Gobierno que responda a las ambiciones de los libaneses y gane su confianza, para poder lograr lo que el Gobierno anterior no logró: devolver a los ciudadanos la confianza en su país", afirmó Aoun en un discurso televisado.

Asimismo, aseguró que los nuevos ministros "deben ser elegidos por sus capacidades y experiencia, y no por sus afiliaciones políticas", haciendo hincapié en la necesidad de alejarse de los conflictos políticos y de las divisiones sectarias.

Líbano enfrenta el reto de formar un nuevo Gobierno en medio de profundas divisiones

Las protestas nacionales sin precedentes, que estallaron el 17 de octubre, llevaron a Líbano a una agitación política en un momento en que ya estaba lidiando con condiciones económicas y tensiones en su sistema financiero. Todo se detonó por un decreto ley que Hariri pretendía sacar adelante, que consistía en aplicar una tasa al uso de Whatsapp.

Pero la 'revolución de Whatsapp', en contra de la medida del Gobierno, pasó a ser algo mucho más que una protesta. Se convirtió en un clamor contra un sistema que lleva imperando en Líbano desde hace más de 30 años y que ha causado que el país sea uno de los más deficitarios del planeta debido a su gran deuda. Además, el alto paro juvenil y la mala calidad en los servicios básicos han causado aún más descontento.

Pero el nombramiento de un nuevo Ejecutivo no se antoja tan sencillo. Líbano es uno de los países más divididos política y religiosamente. De hecho, estas diferencias entre los distintos grupos causaron que la guerra civil se prolongase hasta por 15 años.

Después de la contienda se acordó que los presidentes de la Republica deberían ser cristianos maronitas, los del Parlamento musulmanes chiitas y los primeros ministros musulmanes sunitas. Además, cada facción tiene un grupo armado, entre los que destaca Hezbolá.

Este grupo, financiado por Irán y adquirió una gran reputación dentro del país después de plantar cara a Israel hace más de 10 años.

Los bancos vuelven a abrir sus puertas tras las palabras del presidente

Bancos, comercios y centros educativos volvieron a abrir este 1 de noviembre, mientras que la mayoría de carreteras fueron desbloqueadas por las fuerzas de seguridad libanesas y los propios manifestantes, que hoy cumplen su decimosexto día consecutivo en las calles para exigir reformas económicas y políticas profundas, y un cambio de régimen.

Decenas de personas hicieron cola desde primera hora de la mañana en las oficinas de las principales entidades bancarias de Beirut. Hasta el momento, sólo los cajeros automáticos estaban en funcionamiento y todos los trámites bancarios habían quedado paralizados, al igual que otras actividades comerciales y burocráticas.

El Banco Central, además, había prometido no imponer controles de capital cuando los bancos volvieran a abrir, medidas que podrían obstaculizar las entradas de divisas y la inversión que el Líbano necesita con urgencia.

Con EFE y Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.