Saltar al contenido principal

Los All Blacks se procuran un adiós dulce del Mundial con el tercer puesto

Anuncios

Tokio (AFP)

Un adiós con buen sabor de boca: el seleccionador Steve Hansen, el capitán Kieran Read y el wing Ben Smith pusieron punto final a sus inmensas carreras con los All Blacks con el tercer puesto en el Mundial tras ganar a Gales (40-17), este viernes en Tokio.

Esta tercera medalla de bronce, tras las de 1991 y 2003, no borrará la pérdida de la doble corona mundial ni la primera derrota en un Mundial desde 2007, pero otorga un rayo de esperanza de cara al futuro.

Luego de la desilusión de la semifinal perdida ante Inglaterra (19-7), los neozelandeses se conjuraron para ofrecer un regalo de despedida a Hansen tras 15 años de buenos y leales servicios, ocho de ellos como seleccionador, marcados por un título mundial (2015) y seis Rugby Championship. Y un balance espectacular de 83 victorias en 107 test-matches.

"Era importante resarcirse sobre el terreno de juego tras la decepción de la semana pasada, de honrar a la camiseta y a nuestros seguidores. Estoy muy orgulloso de los chicos", declaró Hansen.

Su homólogo de Gales Warren Gatland no podrá llevar como en 2011 al XV del Puerro a un podio mundial, en el que fue su último partido antes de dejar el puesto.

Su equipo, que perdió en semifinales con Sudáfrica (19-16), abandona el Mundial con una derrota abultada.

Pero ello no empaña sus tres Grand Slam logrados en el Torneo de las Seis Naciones (2008, 2012 y 2019).

- Ilustres despedidas -

Superados en semifinales por Inglaterra (19-7) el 26 de octubre, los neozelandeses, tres veces campeones del mundo (1987, 2011, 2015) anotaron seis tries ante los galeses, contra los que no pierden desde 1953.

Dominadores en todos los aspectos del juego, los All Blacks mandaban ya holgadamente al descanso (28-10), gracias especialmente a dos tries del wing Ben Smith (33 años, 84 partidos internacionales), uno de los numerosos jugadores neozelandeses que pondrán fin a su carrera internacional tras el Mundial.

También fue la despedida de Read, de 34 años, que cuenta en su carrera con dos títulos mundiales, 127 partidos internacionales y 52 como capitán, aunque queda lejos del inalcanzable Richie McCaw (110 veces capitán).

El N.8 lideró la 'haka' y recibió la ovación del público neozelandés.

El wing galés Josh Adams anotó su séptimo try en la competición, para superar a Shane Williams en número de tries marcados por un galés en una Copa del Mundo (6 en 2007) y tener una opción de coronarse como máximo anotador del torneo. A la espera de la gran final del sábado que enfrentará a Inglaterra y Sudáfrica en Yokohama.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.