Saltar al contenido principal

Luchadoras muy cubiertas en la primera velada de 'catch' femenino en Arabia

Anuncios

Riad (AFP)

Con trajes negros y camisetas amplias. Figuras estadounidenses de la lucha libre femenina ('catch') protagonizaron este jueves la primera velada de este tipo en Arabia Saudita, reino ultraconservador que intenta cambiar su imagen internacional.

Las superestrellas de la célebre World Wrestling Entertainment (WWE) Natalya y Lacey Evans se enfrentaron en el estadio Rey Fahd de Riad, en un país conocido por su aplicación de la versión más estricta de la ley islámica. Ello se notó también en la vestimenta de las luchadoras.

Las dos luchadoras formaban parte de una velada en la que hubo combates masculinos. Ya con su llegada al ring quedó claro que su atuendo estaba adaptado al lugar en el que se encontraban.

Por lo demás, la velada siguió los esquemas habituales. Fuegos artificiales, ritmos de rock'n roll ensordecedores y luchadores masculinos con torso desnudo, ante un público que vibraba con cada acción, mientras un comentarista narraba lo que acontecía en inglés. Todo recordaba a las veladas de la WWE hasta que llegó la pelea femenina.

Como sus homólogos masculinos, Lacey y Natlya son conocidas por lucir atuendos extravagantes, pero no fue así en esta ocasión.

"¿Quieres que las encarcelen?", ironizaba un trabajador extranjero que prefirió mantenerse en el anonimato.

"El catch femenino en Arabia Saudita sí, pero únicamente si se visten así, si no no sería posible, por mucho que la vestimenta forme parte del espectáculo", estima un joven apasionado de esta disciplina, luciendo una camiseta negra con la imagen de sus luchadores favoritos. También él prefirió mantenerse en el anonimato.

- "Con límites" -

En los últimos años, Arabia Saudita ha emprendido reformas económicas y sociales, así como una apertura al ocio, impulsada por el príncipe heredero Mohammed Ben Salman.

Entre ellas figuran el derecho a conducir para las mujeres o el de viajar solas, aunque continúen bajo la estrecha vigilancia de un "tutor masculino" y se vean obligadas a lucir largos vestidos que disimulen las formas de su cuerpo. Recientemente hubo una ligera relajación de esa norma para las extranjeras.

El pasado año, la emisión durante un partido de 'catch' masculino de un vídeo promocional que mostraba a luchadoras con poca ropa causó escándalo en el país, obligando a las autoridades a disculparse por esas imágenes "indecentes".

Ahmed, de 24 años, admite sentirse algo decepcionado.

"Esperaba sobre todo el combate de mujeres", admite este joven de aspecto atlético.

"Los que quieren ver un espectáculo así deberían tener derecho a ello. Y a los que no les gusta, que no asistan", apunta.

Ali, de 40 años y presente en el lugar con sus dos hijos, apoya los eventos de ocio cada vez más numerosos en Riad y los cambios en curso en su país, aunque "con límites".

"El deporte de acuerdo, pero estos espectáculos de mujeres, sinceramente...", dice este funcionario, vestido con un traje tradicional saudita de color blanco.

"Que las mujeres conduzcan ya es algo impactante para mí. No estoy en contra, pero hace falta acostumbrarse", explica este hombre con tono calmado y afable.

Pese a ello, reconoce que ha prometido a su hija, presente en el lugar, enseñarle a manipular el volante cuando tenga edad para obtener el permiso de conducir.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.