Saltar al contenido principal

Bolivia: líderes de grupos cívicos le dieron 48 horas al presidente Evo Morales para que renuncie

Miles de personas concentradas en el Cristo Redentor de la ciudad oriental de Santa Cruz, Bolivia, el 2 de noviembre de 2019.
Miles de personas concentradas en el Cristo Redentor de la ciudad oriental de Santa Cruz, Bolivia, el 2 de noviembre de 2019. Juan Carlos Torrejón / EFE

Grupos cívicos bolivianos de la oposición que han promovido las marchas antigubernamentales por el presunto fraude electoral, le dieron plazo hasta el 4 de noviembre al presidente Evo Morales para que dimita a su cargo.

Anuncios

Cientos de miles de bolivianos que pertenecen o apoyan a varios grupos cívicos que se oponen a aceptar el controversial triunfo electoral de Evo Morales del pasado 20 de octubre para seguir como presidente del país del altiplano por un cuarto período, se dieron cita a los pies del Cristo Redentor de la ciudad oriental de Santa Cruz para manifestarse y planear los siguientes pasos de su lucha. 

Los líderes cívicos de ocho de los nueve departamentos bolivianos se reunieron este 2 de noviembre antes de ir a la masiva concentración para decidir las nuevas medidas de presión ante la sospecha de un fraude electoral en las elecciones del pasado 20 de octubre y su determinación de que renuncie Morales a la presidencia.

Luis Fernando Camacho, el líder del Comité Cívico Pro Santa Cruz, que estuvo al frente de esta masiva manifestación, expresó que el presidente Morales, a quien tilda de "tirano", "tiene 48 horas para renunciar". Además, dijo que el lunes en la noche debían volverse a congregar en el mismo lugar para "tomar determinaciones" y garantizar que el mandatario "se vaya".

"El lunes le prometo, le garantizo que esa llama que volvimos a encender el día de las elecciones cuando declaramos el paro indefinido, esa llama se prende hoy y nuevamente este lunes se vuelve a prender", exclamó el líder opositor. También sostuvo que "no estamos derrocando un Gobierno, sino estamos liberando toda una nación (...) es necesario que nosotros tomemos decisiones mucho más duras para que podamos consolidar el pedido de la renuncia", añadió Camacho.

Durante el mitin, Camacho también leyó una carta que el colectivo de grupos civícos enviará a los generales del Ejército, Aviación y la Armada boliviana para que en "este momento tan dramático" de la vida nacional, "estén al lado del pueblo".

Además, reiteró que el paro que han llevado a cabo durante cerca de dos semanas con bloqueos en las calles continuará, pero que el lunes se pondrá "un punto final" a esa "tarea" cuando Morales deje el poder.

Evo Morales llama de urgencia a movimientos afines tras recibir el ultimátum

El presidente Evo Morales, que se declaró ganador de las elecciones presidenciales en su primera vuelta y su triunfo fue ratificado el pasado viernes con la firma de los resultados por parte del Tribunal Supremo Electoral, se reunirá de emergencia este domingo con movimientos sociales afines para evaluar la situación, tras el ultimátum que líderes cívicos le dieron para que el gobernante renuncie a su cargo hasta este lunes.

Morales manifestó en una entrevista en la emisora local de radio San Cristóbal de la ciudad de El Alto que pidió una reunión de urgencia con dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) y de la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam), que agrupa a obreros, campesinos, indígenas y cocaleros afines al mandatario.

El mandatario sostuvo que la reunión es para ver cómo planificar y enfrentar a la oposición, tras el ultimatúm que le dieron los líderes cívicos en Santa Cruz. "Yo dependo del pueblo, de las fuerzas sociales", señaló el mandatario. Además expresó que este domingo se reunió con el vicepresidente Álvaro García Linera y algunos ministros para hacer una evaluación al respecto. "Ahora dicen fuera Evo, ya no es un tema de fraude", cuestionó Morales.

El mandatario ya había hecho un llamado el pasado jueves a que las protestas cesaran, tanto las que fueron realizadas por sus seguidores, como las de quienes exigen su renuncia. Dichos mitínes han llevado a enfrentamientos entre la fuerza pública y los manifestantes, así como entre seguidores y opositores de Evo, y el saldo hasta el momento ha sido de dos muertos y casi 140 heridos.

Una delegación de la Organización de Estados Americanos (OEA) está llevando a cabo una auditoría de los comicios que es cuestionada por una parte de la sociedad boliviana. De hecho, Arturo Espinosa, que estaba coordinando dicha audotiría, renunció por no ser imparcial, luego de que criticara a Morales antes de las elecciones.

El detonante de las sospechas de manipulación del voto ocurrió un día después de las elecciones, cuando llegó a haber un empate técnico entre Morales y su opositor, Carlos Mesa, y de repente la votación tuvo un cambio de tendencia del cómputo provisional, que pasó de prever una segunda vuelta a augurar un triunfo en primera ronda del mandatario boliviano.

Morales gobierna Bolivia desde 2006, siendo en la actualidad el mandatario latinoamericano con más tiempo en el mayor cargo de poder. Por eso, sus mayores críticos dicen que su carrera de reelección violó los límites constitucionales del mandato.

Con EFE y AP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.