Saltar al contenido principal

El Salvador expulsa cuerpo diplomático venezolano y Maduro responde con la misma medida

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, habla durante una conferencia en San Salvador, El Salvador, el 1 de noviembre de 2019.
El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, habla durante una conferencia en San Salvador, El Salvador, el 1 de noviembre de 2019. José Cabezas / Reuters

El primero en tomar la decisión fue El Salvador, en rechazo a las violaciones de derechos humanos del Gobierno de Maduro reportadas por la ONU. Caracas respondió declarando "personas no gratas" a los diplomáticos salvadoreños.

Anuncios

Las nuevas medidas contra Venezuela llegaron por parte de El Salvador. El Gobierno de Nayib Bukele expulsó al cuerpo diplomático de Nicolás Maduro a quien no reconoce como presidente de la nación petrolera.

A través de un comunicado emitido por la Presidencia se estableció un plazo de 48 horas para que estos funcionarios abandonen el territorio del país centroamericano.

La decisión del Gobierno salvadoreño, según el documento, se da en "concordancia con el voto "emitido junto a otros 20 países miembros de la Organización de Estados Americanos" el 28 de agosto en la que se respaldó el informe elaborado por la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, sobre las violaciones de derechos humanos cometidos bajo la administración de Maduro.

La medida recibió el aval de Estados Unidos que, a través de su embajador en San Salvador, Ronald Johnson, aplaudió a Bukele por estar "del lado correcto de la historia al reconocer a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela".

De esta manera El Salvador reitera la ruptura del apoyo manifestado por sus últimas administraciones especialmente las del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN)  primero a Hugo Chávez y luego a Nicolás Maduro, quien no se quedó de brazos cruzados.

A través de su Cancillería, Caracas respondió exactamente de la misma forma y declaró como "personas no gratas" a los integrantes del personal diplomático salvadoreños que se encuentran en su territorio. "De esta manera Nayib Bukele asume oficialmente el triste papel de peón de la política exterior estadunidense" reza el documento.

Sin embargo, el Gobierno venezolano también dejó la puerta abierta para "consolidar la paz" con El Salvador, y calificó la situación como una "farsa pasajera" que no afectará los "profundos e históricos vínculos" entre ambas naciones.

Con EFE

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.