Saltar al contenido principal

Hamilton recoge en Austin su sexto título de campeón del mundo de Fórmula 1

El piloto de Mercedes, Lewis Hamilton, celebró este 3 de noviembre haber ganado su sexto campeonato mundial, después del Gran Premio de Estados Unidos en el Circuito de las Américas de Austin (Texas).
El piloto de Mercedes, Lewis Hamilton, celebró este 3 de noviembre haber ganado su sexto campeonato mundial, después del Gran Premio de Estados Unidos en el Circuito de las Américas de Austin (Texas). Jerome Miron-USA TODAY Sports / Reuters

El británico de Mercedes no lideró el podio estadounidense, quedó segundo, pero se llevó toda la gloria a falta de dos carreras para cerrar el Mundial. Con este título roza los siete de Michael Schumacher y acaricia el cielo de los grandes pilotos.

Anuncios

Lewis Hamilton no las tenía todas consigo. Desde antes de subirse al monoplaza era consciente de que no iba a ser fácil, de hecho “fue duro, no fue una carrera fácil y los neumáticos no respondieron”. Pero contaba con un extra: la fuerza de su familia trinitense, presente en el Circuito de las Américas de Austin (Texas), y el espíritu de lucha que siempre le inculcaron en casa.

Dice que en todas las carreras porta ese ánimo, pero este domingo recogió sus frutos proclamándose campeón del mundo de Fórmula 1, por sexta vez en su trayectoria. La gloria fue matemática y a falta de dos circuitos, los de Brasil y Abu Dabi, para cerrar el Mundial. Porque la conquista, por muy difícil, la tenía en la mira, no la quería dejar escapar: “Sabía que al final podía conseguir el gran objetivo del título (…) sabía que podía asegurar el campeonato del mundo, pero no fue fácil, especialmente después de cómo se dieron las cosas en la jornada de clasificación”.

El diseñador de Mercedes, James Allison; el piloto Lewis Hamilton junto a su compañero Valtteri Bottas; y el piloto de Red Bull, Max Verstappen; posan el 3 de noviembre de 2019 en el podio del Gran Premio de EE. UU.
El diseñador de Mercedes, James Allison; el piloto Lewis Hamilton junto a su compañero Valtteri Bottas; y el piloto de Red Bull, Max Verstappen; posan el 3 de noviembre de 2019 en el podio del Gran Premio de EE. UU. Jerome Miron-USA TODAY Sports / Reuters

Y es que, por delante, al menos en este Gran Premio de EE. UU., estaba su compañero de escudería, el finlandés Valtteri Bottas, que con una “estrategia arriesgada que le resultó”, fue primero tanto en ‘pole’ como en podio, por delante de él mismo y del neerlandés Max Verstappen, de Red Bull, quien dio guerra en las últimas vueltas. Un logro que no desmereció para nada a Hamilton, sino que agrandó la jornada de Mercedes, también erigido campeón de constructores por sexto año consecutivo. Y hoy, con el dúo Bottas-Hamilton, volvió a lucir su poderío en el asfalto.

“Este nuevo título no es un milagro. Es resultado de un gran trabajo de todo el equipo que hizo posible que lo consiguiera”, afirmó Hamilton con dicha, felicitando a Valtteri Bottas, “igual que a todo el equipo de Mercedes”.

¿Nuevos triunfos o el triunfo de igualar a Schumacher?

A sus 34 años, el británico de Stevenage ya se ha hecho con los campeonatos de 2008, 2014, 2015, 2017, 2018 y el actual. Por eso, en este día, no pudo evitar mirar al pasado, a ese primer título, y dar gracias a la primera casa que se lo dio y en la que comenzó su carrera profesional, la también inglesa McLaren.

El piloto de Mercedes, Lewis Hamilton, celebra haber ganado su sexto campeonato mundial, tras terminar en segundo lugar en el Gran Premio de EE. UU., en el Circuito de las Américas de Austin.
El piloto de Mercedes, Lewis Hamilton, celebra haber ganado su sexto campeonato mundial, tras terminar en segundo lugar en el Gran Premio de EE. UU., en el Circuito de las Américas de Austin. Jerome Miron-USA TODAY Sports / Reuters

“Todos los que han estado en mi carrera me han ayudado a vivir esta jornada tan especial y sin ellos no hubiese sido posible”, sentenció Hamilton, añadiendo que se siente “en plenitud de forma y con espíritu de luchar más que nunca por los nuevos triunfos que puedan llegar en las próximas carreras. No es el momento de hablar del futuro, sino de pensar en la próxima carrera, donde llegaremos todo el equipo para competir y conseguir la victoria, que es lo que siempre buscamos”.

Con estas palabras, el piloto, hoy campeón, quiso dejar clara una cosa: los triunfos le pesan más que la historia. Pese a ello, aunque no quiera, el próximo año 2020 no podrá deshacerse del reto de igualar al alemán Michael Schumacher, ya que más títulos solo podrán llevarlo a eso, a consagrarse en el cielo de los grandes pilotos y tal vez superar al máximo ganador de todos los tiempos.

Hoy por hoy, el inglés es segundo en premios por detrás del mítico de Ferrari, que en 2004 consiguió su séptimo y último título. Un historial en el que figuran otros como el fallecido argentino Juan Manuel Fangio (cinco títulos), el francés Alain Prost (cuatro títulos) y el alemán Sebastian Vettel, con cuatro títulos y único en competencia.

“Siento tanta emoción, con todo mi equipo aquí, la gente de la fábrica, tengo a mi familia aquí, mi tía de Trinidad. Cuando tenía seis o siete años, mi padre me dijo que nunca me rindiera y ese es el lema familiar”. Y con ese lema cumplió Lewis Hamilton, quien dijo sentirse abrumado, honrado y “más humilde que nunca”, sobre todo, al bajarse del monoplaza y ver la sonrisa de su padre.

Con Reuters y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.