Saltar al contenido principal

Irak: sindicatos piden la caída del gobierno en medio de una huelga general

Manifestantes en Bagdad, 1 de noviembre de 2019.
Manifestantes en Bagdad, 1 de noviembre de 2019. Ahmed Jadallah / Reuters

Carreteras bloqueadas, escuelas y administraciones cerradas. En Bagdad, el movimiento de protesta se está endureciendo. Los sindicatos llamaron a una huelga para terminar con el gobierno actual y en Kerbala, tres personas fueron asesinadas.

Anuncios

La desobediencia civil continúa en Irak. Maestros, ingenieros, médicos y sindicatos de abogados convocaron una huelga general el domingo 3 de noviembre, paralizando la mayoría de las escuelas y administraciones públicas de Bagdad y el sur del país.

En la plaza Tahrir, epicentro de la protesta en la capital, los manifestantes se están organizando. En las docenas de tiendas de campaña, los iraquíes proporcionan atención médica, asesoramiento jurídico, suministros o comida caliente. Todo se ofrece de forma gratuita. "Todo es proporcionado por los iraquíes. Cuando llamo a mis amigos y les digo que necesito apoyo, llega el apoyo", explica el voluntario Ayad Kadhim Muhsen a France 24. A pesar de todos los recursos del estado, el gobierno no tiene lo que nosotros tenemos".

La plaza Tahrir se ha convertido en el estado modelo al que aspiran los iraquíes. La protesta, que comenzó el 1 de octubre, se ha caracterizado por los focos de violencia que han provocado la muerte oficial de al menos 260 personas. Mientras tanto, este domingo tres de noviembre tres manifestantes murieron de un disparo frente al consulado iraní en Kerbala, al sur de Bagdad, dijo a AFP el médico forense jefe de la ciudad santa chiíta.

Las promesas de elecciones anticipadas, las reformas del sistema de contratación y de pensiones no han apaciguado la ira de los iraquíes.

Impacto económico significativo

Durante varios días, los manifestantes también han bloqueando la carretera hacia el puerto de Umm Qasr (sur), planteando preocupaciones sobre las importaciones, en particular de alimentos. Decenas de embarcaciones han regresado a la carretera sin poder descargar sus productos, según AFP.

Como señal de que las autoridades están preocupadas por un impacto económico importante, el Primer Ministro, Adel Abdel Mahdi, rompió su silencio el domingo por la noche, asegurando que "ya se han cumplido muchas demandas" y que ahora es el momento de "volver a la vida normal".

"Nueva República del Miedo"

Esta movilización sin precedentes se ve amenazada por una campaña de intimidación y violencia, denunciada regularmente por la comunidad internacional y los defensores de los derechos humanos. Los medios de comunicación han sido atacados, bloggers y activistas secuestrados y varias figuras han denunciado a una "nueva República del Miedo".

El domingo, la Comisión gubernamental de Derechos Humanos anunció el secuestro de la activista y doctora Saba Mahdaoui, denunciando "operaciones organizadas de secuestro", mientras que otro activista acaba de ser liberado.

"Esto es una vergüenza para toda la sociedad iraquí", denunció el jefe de la Comisión Parlamentaria de Derechos Humanos.

El ex Primer Ministro, Iyad Allawi, señaló irónicamente que "aquellos que pudieron localizar al líder del grupo del Estado Islámico (IE) Abu Bakr al-Baghdadi no pueden localizar a Saba Mahdaoui y saben quién se la llevó".

Por lo pronto, en ausencia de disparos de munición real -como ocurrió a principios de octubre-, las fuerzas desplegadas están disparando granadas de gas lacrimógeno contra los manifestantes. Estas granadas son diez veces más pesadas que en otras partes del mundo y pueden partir la cabeza y romper los huesos, según Amnistía Internacional.

Con FRANCE 24 y AFP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.