Saltar al contenido principal

Líder opositor fue evacuado de aeropuerto tras ser cercado por simpatizantes de Evo Morales

Partidarios del presidente de Bolivia, Evo Morales, protestan contra Luis Fernando Camacho, líder opositor y presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, en el aeropuerto de El Alto, a las afueras de La Paz, Bolivia, el 5 de noviembre de 2019.
Partidarios del presidente de Bolivia, Evo Morales, protestan contra Luis Fernando Camacho, líder opositor y presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, en el aeropuerto de El Alto, a las afueras de La Paz, Bolivia, el 5 de noviembre de 2019. David Mercado / Reuters

Luis Fernando Camacho, presidente del comité cívico de Santa Cruz, fue escoltado por la policía hasta lograr salir del aeropuerto de La Paz en medio de la furia de partidarios del presidente Evo Morales.

Anuncios

La tensión entre la oposición y el oficialismo en Bolivia se tensa cada minuto tras las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre, en las que el presidente Evo Morales fue reelecto para un cuarto mandato.

Luis Fernando Camacho, que se ha convertido en una figura clave de la oposición en las últimas semanas, llegó a La Paz en la noche del lunes 4 de noviembre tras anunciar que su viaje tenía como motivo entregar una carta de renuncia al recién reelecto presidente, Evo Morales, para presionarlo a que la firmara, en medio de las denuncias de presunto fraude electoral.

Pero el dirigente cívico se encontró con una turba de simpatizantes del mandatario que rodeó el aeropuerto internacional de El Alto para impedir que saliera del lugar. Algunas personas incluso saltaron los controles de seguridad de la terminal aérea y llegaron hasta la zona de pre-embarque y con gritos le exigieron al líder opositor que abandonara la ciudad.

Archivo-El líder opositor y presidente del Comité cívico de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, en Santa Cruz, Bolivia, el 3 de noviembre de 2019.
Archivo-El líder opositor y presidente del Comité cívico de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, en Santa Cruz, Bolivia, el 3 de noviembre de 2019.

Camacho se vio forzado a pasar la noche en el aeropuerto y desde allí, a través de sus redes sociales, afirmó que temía por su seguridad. Incluso denunció que su paso estaba bloqueado luego de que un funcionario de Servicios de Aeropuertos de Bolivia, Sabsa, "llamó a una horda masista", del gubernamental Movimiento al Socialismo, MAS, para frenar su salida.

Sin embargo, mediante un comunicado, Sabsa señaló que "aplicó todos los protocolos y procedimientos de seguridad" para "garantizar y proteger la vida e integridad física" de Camacho.

Posteriormente en la mañana de este martes 5 de noviembre, Luis Fernando Camacho fue escoltado por miembros de la policía hasta lograr abandonar la terminal aérea a bordo de un avión militar, de regreso a Santa Cruz.

 

La decisión de acompañarlo con protección policial a la aeronave se adoptó para "evitar cualquier otro tipo de consecuencias", dijo más tarde el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

Bloqueos al Estado para presionar la renuncia de Morales

Este martes cientos de simpatizantes bloquearon las sedes de varias instituciones del Estado luego de que un día antes, desde Santa Cruz y frente a una multitud de manifestantes antigubernamentales, Camacho anunciara que la oposición y grupos cívicos bolivianos convocaban al bloqueo del Estado y al cierre de fronteras del país hasta lograr la dimisión del mandatario reelecto.

El llamado se produjo luego de que el lunes venciera el ultimátum de 48 horas que Camacho hizo a Morales para que se apartara del cargo.

Un grupo de gente frente a una entidad estatal cerrada por protestas, en Santa Cruz, Bolivia, el 5 de noviembre de 2019. Los comités cívicos han llamado a bloquear instituciones del Estado para forzar la renuncia del presidente del país, Evo Morales, a quien acusan de f
Un grupo de gente frente a una entidad estatal cerrada por protestas, en Santa Cruz, Bolivia, el 5 de noviembre de 2019. Los comités cívicos han llamado a bloquear instituciones del Estado para forzar la renuncia del presidente del país, Evo Morales, a quien acusan de f EFE/Juan Carlos Torrejón

El llamado se produjo luego de que el lunes venciera el ultimátum de 48 horas que Camacho hizo a Morales para que se apartara del cargo.

"Desde hoy no le ingresa un solo peso al Estado, vamos a tomar todas las instituciones pacíficamente, vamos a resguardarlas, pero ya no puede ser que con la plata que nosotros damos al Estado estamos prácticamente recibiendo los balazos del Gobierno para asesinar bolivianos", dijo Camacho en referencia a las violentas protestas que piden la repetición de elecciones presidenciales y en las que al menos dos personas han muerto y otras 190 han resultado detenidas.

Convocan nueva "gran marcha" nacional contra Evo Morales

Para este martes fue convocada una nueva gran marcha nacional contra Evo Morales. Si bien en un inicio, desde distintas ciudades los manifestantes exigieron una segunda vuelta electoral, en los últimos días su petición ha trascendido a que los comicios sean anulados y el gobernante renuncie, tras estar en el poder desde 2006.

Una multitud de ciudadanos asiste a la asamblea del comité cívico de Santa Cruz, para decidir medidas de presión contra el presidente boliviano, Evo Morales, en Santa Cruz, Bolivia, el 4 de noviembre de 2019.
Una multitud de ciudadanos asiste a la asamblea del comité cívico de Santa Cruz, para decidir medidas de presión contra el presidente boliviano, Evo Morales, en Santa Cruz, Bolivia, el 4 de noviembre de 2019. EFE/Juan Carlos Torrejón

"Creemos que la mejor solución a esta crisis, en las actuales circunstancias, es una nueva elección administrada por un nuevo órgano electoral plurinacional imparcial y con la observación rigurosa de la comunidad internacional", dijo el excandidato presidencial Carlos Mesa, que se enfrentó al mandatario en las urnas el pasado 20 de octubre.

La oposición y movimientos cívicos no reconocen el resultado de los comicios debido a que un día después de las votaciones se registró un repentino cambio de tendencia en el cómputo provisional, que pasó de prever una segunda vuelta entre Morales y Mesa a informar sobre un triunfo del mandatario en primera vuelta.

Morales aspiró a un cuarto mandato pese a que la Constitución de su país lo prohíbe y al haber perdido un referendo que consultaba si podía aspirar de nuevo a la Presidencia. En 2017, el Tribunal Constitucional falló a favor del jefe de Estado luego de que este argumentara que no poder ser candidato para unas nuevas elecciones presidenciales atentaba contra sus derechos políticos. Por tanto, según la decisión de los magistrados, el gobernante puede postularse a la Presidencia las veces que desee.

Gobierno boliviano denuncia un intento de "golpe de Estado"

En medio de las acusaciones de supuesto fraude, el canciller de Bolivia, Diego Pary, denunció el lunes ante la Organización de Estados Americanos, OEA, la gestación de un supuesto "golpe de Estado", declaración en la que ha insistido el propio mandatario.

"Hay un golpe de Estado en camino que pretende quebrantar la vida democrática de Bolivia llevándonos al caos y al enfrentamiento", afirmó Pary durante una sesión extraordinaria del consejo permanente de la OEA, en Washington.

Asimismo, el Gobierno de Morales aseguró que está comprometido con cumplir lo que indique la auditoría de la OEA, que empezó el pasado jueves 31 de octubre, para determinar si las denuncias de fraude son ciertas o no, por lo que se mostró abierto a una eventual segunda ronda de elecciones presidenciales, pero no a su anulación ni a la dimisión de Morales.

Con Reuters, AFP y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.