Saltar al contenido principal

Italia "inflexible" frente a retiro de la siderúrgica ArcelorMittal

Anuncios

Roma (AFP)

El jefe del gobierno italiano, Giuseppe Conte, advirtió este martes que Italia será "inflexible" con ArcelorMittal, la mayor compañía siderúrgica mundial, tras su decisión de cancelar la adquisición de la planta italiana Ilva.

"Hubo una adjudicación y una licitación pública. Un contrato fue firmado y hay compromisos contractuales. Sobre ello seremos inflexibles", adelantó Giuseppe Conte al margen de un viaje a Milán.

"Haremos de todo (...) para defender esas inversiones productivas y a las personas que trabajan en la planta e incluiso a los que rotan en forma independiente", dijo Conte, quien tiene programada una reunión el miércoles con las directivas de ArcelorMittal.

La multinacional ArcelorMittal llegó a un acuerdo en 2018 para comprar Ilva, cuya sede se encuentra en Taranto (sur de Italia) y emplea a 10.700 empleados, de los cuales 8.200 en la sola ciudad sureña.

El lunes, la multinacional del magnate de la siderurgía indio Lakshmi Mittal anunció que cancelaba la adquisición, lo que causó indignación en Italia.

Para justificar su decisión, la siderúrgica franco-india adujo que Roma incumplió su promesa de darle inmunidad a sus directivas frente a los juicios legales por su planta altamente contaminante.

Para Giuseppe Conte la protección legal "no estaba prevista en el contrato", recalcó.

"En nuestra opinión, la cuestión del escudo legal es obviamente una coartada que no tiene nada que ver con el proceso de producción", lamentó el ministro de Desarrollo Económico, Stefano Patuanelli.

El gobierno "no consentirá" el cierre de la planta, advirtió.

Los representantes sindicales aseguraron que están "listos" para evitar el cierre de la planta, considerada la mayor acería de Europa.

"Sería una bomba social", dijeron.

ArcelorMittal se comprometió a inyectar 2.400 millones de euros en cinco años para mejorar la productividad y acelerar la limpieza.

Los expertos citados por la fiscalía italiana estiman que, de 11.500 muertes registradas en la zona de la ciudad cerca a la planta entre 2004 y 2010, 7.500 fueron causadas por enfermedades cardio-respiratorias y cánceres atribuibles a las emisiones tóxicas de los altos hornos.

La multinacional teme costosos procesos relacionados con la contaminación señalada como la causante de cientos de muertes en los últimos años.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.