Saltar al contenido principal

Francia "retoma el control" de la inmigración, dice el primer ministro Édouard Philippe

El plan fue presentado por el primer ministro Édouard Philippe en compañía de los ministros del Interior, Salud y Asuntos Europeos.
El plan fue presentado por el primer ministro Édouard Philippe en compañía de los ministros del Interior, Salud y Asuntos Europeos. Dominique Faget / Reuters

El Ejecutivo francés impondrá restricciones a las ayudas médicas para solicitantes de asilo e inmigrantes irregulares. Además, fijará cuotas de permisos de trabajo a los ciudadanos no europeos a partir de 2020.

Anuncios

El Gobierno de Emmanuel Macron presentó, a través de cuatro de sus ministros, su nueva política migratoria. Se trata de veinte medidas que según el primer ministro Édouard Philippe buscan que Francia "retome el control" de su política migratoria.

Entre los anuncios se cuenta la imposición de cuotas de migración para cubrir ciertos empleos en los que Francia necesite mano de obra. El término, que ya venía generando controversia, fue explicado por el primer ministro.

Según Philippe, "una política migratoria no es solo poner límites. Nuestra voluntad es hacer elecciones en materia de acogida. Fijar objetivos cuantitativos o cuotas en materia de migración profesional. Estimular la integración por el trabajo y limitar las trabas que bloquean la integración, como por ejemplo, reducir los impuestos a los permisos de residencia".

Otro tema que preocupaba especialmente a las organizaciones sociales y activistas era el del acceso a la salud universal para los migrantes. Entre las medidas anunciadas se cuenta un tiempo de espera de tres meses para los solicitantes de asilo antes de poder acceder a la cobertura total. Hasta ahora, ese derecho era adjudicado desde el inicio de la demanda de asilo.

Además, los extranjeros sin documentación o las personas a quienes se les haya negado el asilo tendrán cobertura médica durante seis meses y no un año como antes.

Christophe Castaner, ministro del Interior, anunció que se crearán 16.000 nuevos alojamientos para refugiados de aquí a 2020 mientras que los campamentos de migrantes en el noreste de París serán evacuados antes de fin año.

Francia endurece los criterios para adquirir la nacionalidad

Entre tanto, el Gobierno francés también endurecerá los criterios para adquirir la nacionalidad, sobre todo en lo que respecta el manejo oral y escrito de la lengua. Los candidatos también deben adherirse a los valores del secularismo, así como los de igualdad entre hombres y mujeres, dijo Castaner, que se comprometió a reducir a seis meses la tramitación de las solicitudes de asilo para "garantizar más derechos para quienes necesitan ser protegidos".

También se acelerará el reconocimiento de los diplomas extranjeros. Francia se puso como objetivo atraer a 500.000 estudiantes extranjeros de aquí al 2027 para "acentuar su presencia internacional", en contraposición a los 325.000 que se encuentran hoy en el país.

Cuotas en la migración profesional: "No pensamos en términos de nacionalidad sino en términos de competencias"

La herramienta estadística que permitirá fijar estas cuotas ha sido elaborada por la Dirección de Estadística del Gobierno y la oficina de empleo Pole Emploi y se espera que esté lista en el 2020. Según Philippe, las cuotas serán debatidas cada año en el Parlamento, considerando el "sector de actividad" y las "regiones".

Serán cuotas "exclusivas para la migración profesional y no para el derecho de asilo" o reagrupación familiar. "No pensamos en términos de nacionalidad sino en términos de competencias", resaltó el primer ministro.

Por su parte la ministra del Trabajo, Muriel Penicaud, explicó que incluso "en período de pleno empleo hay puestos vacantes". Según la funcionaria, una de cada dos empresas reconocen tener problemas para contratar gente.

Según Penicaud "es un tema cualitativo, no cuantitativo. La secretaria de Estado defendió también que hoy la inmigración económica en Francia es "bastante baja", lo que representa un 13% del total de permisos de residencia entregados en el 2018, es decir 33.502.

El Gobierno explicó que la lista de carreras u oficios en necesidad de trabajadores será revisada cada año.

Restricciones al turismo sanitario

Pese al reclamo de las asociaciones, el Ejecutivo anunció que los demandantes de asilo deberán esperar tres meses antes de acceder a esa protección universal de salud (PUMa ex CMU), conocida como salud de base, destinada a "toda persona que reside o trabaja en Francia de manera estable y regular". Hasta hoy ese derecho era adjudicado desde el inicio de la demanda de asilo.

Ahora los extranjeros sin documentación tendrán que esperar tres meses para tener acceso a la Asistencia Médica de Estado (AME). Durante ese tiempo, la persona debe estar en situación irregular, con el fin de evitar que quienes entran como turistas puedan acceder después a esta ayuda. Hoy 318.000 personas reciben esta asistencia, según la agencia de noticias AFP.

E Incluso si cuentan con la AME, los solicitantes deberán hacer un pedido a la seguridad social para tratar afecciones que no se consideren urgentes. Además, los extranjeros sin documentación o a quienes se les haya negado el asilo tendrán cobertura médica durante seis meses y no un año como se hacía hasta ahora.

La medida va en concordancia con las expresiones del presidente Emmanuel Macron que en una entrevista a la revista conservadora 'Valeurs Actuelles', insistió en la necesidad de "arreglar rápido" el tema "de las personas que vienen con una visa de turismo, se quedan tres meses y luego se inscriben en la AME que se da a los extranjeros en situación irregular".

Con AFP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.