Saltar al contenido principal

La policía desalojó a migrantes de dos campamentos en el noreste de París

La policía desaloja a cientos de migrantes de campamentos en París, el 7 de noviembre de 2019.
La policía desaloja a cientos de migrantes de campamentos en París, el 7 de noviembre de 2019. Martin Bureau / AFP

En un importante operativo, las autoridades removieron a entre 600 y 1200 migrantes que vivían en tiendas y los trasladaron a gimnasios y centros de recepción de la ciudad. La policía explicó que los migrantes vivían en “una situación peligrosa”.

Anuncios

En un operativo de una escala sin precedentes, este jueves 7 de noviembre, la policía de París desalojó dos campamentos de migrantes en el noreste de la ciudad y relocalizó a las entre 600 y 1200 personas que vivían allí en gimnasios y centros de recepción.

Cerca de 600 oficiales intervinieron en el procedimiento conjunto entre la sede parisina y la prefectura de la región de la Isla de Francia, que se inició a las 6 de la mañana, en la Puerta de la Chapelle, entre París y Seine-Saint-Denis.

Los desalojados –la mayoría migrantes de África subsahariana y Medio Oriente, entre los que había refugiados, solicitantes de asilo e indocumentados- se habían instalado en carpas cerca de la avenida de circunvalación y fueron llevados en autobuses a otros puntos de la región de París.

Este operativo se realizó un día después de que el ministro del Interior, Christophe Castaner, anunciara que todos los campamentos de migrantes instalados en París serían desalojados “antes de fin de año”, en el marco de una serie de medidas anunciadas por el Gobierno de Emmanuel Macron para endurecer su política migratoria.

En total, se estima que unas 3000 personas vivirían en estos campamentos improvisados que proliferaron en el noreste de París. Las fuerzas policiales anticiparon que se reforzará la seguridad tras los desalojos para evitar que vuelvan a formarse.

Según el prefecto de policía, había que salir de “una situación peligrosa”

El operativo contó con la presencia de la alcaldesa Anne Hidalgo, que celebró el desalojo. “Ha pasado mucho tiempo desde que denunciamos estos campamentos indignos. Hemos obtenido de los prefectos (...) que a estas personas se les ofrezca alojamiento con un tratamiento específico para los más frágiles”, explicó a France 24.

Por su parte, el prefecto policial Didier Lallement, que supervisó las acciones, explicó que no se puede permitir “una situación de peligro de esta naturaleza, no solo para las personas que se establecen en estos lados bajos, sino también para los automovilistas”.

“Todo esto no puede continuar por más tiempo, y esa es la sensación de firmeza de la que estoy hablando”, agregó, a la vez que remarcó que "esta operación se decidió como parte de la implementación del plan (gubernamental), no viene por casualidad”.

En una entrevista con France Info, el vicealcalde de París, Emmanuel Gregoire, dijo que también hay otros 1.600 migrantes en un campamento en Porte d'Aubervilliers y más asentamientos en Porte de la Villete y en Seine-Saint Denis, todos en el noreste de París.

“Las operaciones de dispersión no son la solución. Nuestro país necesita proporcionar viviendas permanentes y adecuadas mientras se consideran las solicitudes de asilo de las personas”, agregó.

Prudencia entre las asociaciones de defensa de migrantes

Frente al desalojo de los campamentos en París, integrantes de las asociaciones de defensa de migrantes expresaron su cautela. “Si no pensamos en un primer sistema de recepción distribuido equitativamente en todo el territorio, comenzará de nuevo y nos encontraremos dentro de unos meses en la misma situación”, advirtió Pierre Henry, director general de la organización ‘France terre d'asile’, en diálogo con France 24.

Desde otras organizaciones expresaron su preocupación ante la posibilidad de que la operación se convierta en una gran red. “Tememos en particular las ubicaciones de detención para algunos de los exiliados presentes, que ya no tendrán la opción de viajar o no en los autobuses”, subrayó Julie Lavayssière, de Utopia56.

Desde el cierre de un enorme campamento de migrantes en Calais en 2016, muchos refugiados se han mudado a París, que ha realizado raides de este tipo contra los campamentos improvisados solo para verlos reaparecer nuevamente en distintas áreas unos meses después.

Con AFP, EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.