Saltar al contenido principal

Nueva decepción tras segunda subasta petrolera en Brasil

Anuncios

Río de Janeiro (AFP)

Una segunda subasta petrolera en Brasil recaudó este jueves menos de lo previsto, sin ofertas para cuatro de los cinco bloques en puja ni participación de grandes petroleras, un día después de la primera ronda de adjudicaciones que también resultó decepcionante.

Al igual que el miércoles, la estatal brasileña Petrobras quedó prácticamente sola en las subastas, con 80% de participación en el consorcio que ganó el bloque Aram, en asociación con el grupo chino CNODC (20%).

Este fue el bloque más costoso, con una ganancia para el Estado de 5.050 millones de reales (1.200 millones de dólares), pero la falta de oferta en los otros cuatro bloques es una frustración para el gobierno, que esperaba recibir 7.800 millones de reales con toda la subasta.

Los bloques ofertados entre miércoles y jueves corresponden a áreas de explotación en aguas ultraprofundas (presal).

Las subastas de la víspera eran consideradas más atractivas, puesto que las zonas ya habían sido explotadas por Petrobras y se tenían por tanto estimaciones más precisas sobre su potencial que las del jueves.

Pero se recaudaron unos 17.000 millones de dólares, lejos de los 26.500 millones de dólares previstos, y se vendieron solo dos de cuatro áreas ofertadas.

Al igual que este jueves, debido a la ausencia de las grandes petroleras internacionales, el porcentaje de ganancias que las empresas se comprometen a devolver al Estado se mantuvo en el piso establecido por la Agencia Nacional del Petróleo (ANP).

En la subasta del miércoles, Petrobras se asoció con dos grupos chinos, con 90% de participación en un consorcio con CNODC (5%) y CNOOC (5%) para explotar el campo Buzios, la joya de la corona del presal.

Durante una visita oficial a China el 25 de octubre, el presidente Jair Bolsonaro invitó a empresas chinas a participar en las subastas, prometiendo "un mar de oportunidades".

Pero más allá de la tímida participación de grupos chinos, ninguna de las empresas más grandes del sector hizo una oferta.

Los analistas consideran que los precios fijados por la ANP eran demasiado altos y que el sistema de compensación para pagar a Petrobras las inversiones que hizo en los bloques no son lo suficientemente transparentes.

El director general de ANP, Decio Oddone, consideró un "éxito" las subastas del miércoles, en la medida de que eran "las más importantes que se realizaron en el mundo".

Oddone, sin embargo, admitió que fue "sorprendido" por el poco interés este jueves, aunque consideró que no iba a "empañar el resultado en conjunto" de las subastas de 2019.

En octubre, la venta de 12 bloques presal recaudó 2.179 millones de dólares, muy por encima de lo que esperaba el gobierno.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.