Saltar al contenido principal

Policía del Reino Unido confirma que los 39 muertos hallados en un camión eran vietnamitas

Agentes de policía en el lugar en donde se encontraron 39 personas muertas en el contenedor de un camión en Grays, condado de Essex en el Reino Unido el 23 de octubre de 2019.
Agentes de policía en el lugar en donde se encontraron 39 personas muertas en el contenedor de un camión en Grays, condado de Essex en el Reino Unido el 23 de octubre de 2019. Peter Nicholls / Reuters

La policía del Reino Unido informó de manera oficial que las 39 personas halladas muertas en un contenedor el mes pasado en el sureste de Inglaterra eran vietnamitas. Todas fueron identificadas y sus familias notificadas.

Anuncios

La Policía de Essex informó en un comunicado que los 31 hombres y 8 mujeres encontrados en la cámara refrigeradora de un vehículo en la localidad de Grays el pasado 23 de octubre han sido identificados y sus familiares han sido contactados e informados.

Según manifestó en un comunicado Tim Smith, el inspector británico a cargo de la investigación, la identificación "es un paso importante de la investigación y nos permite trabajar con nuestros colegas de la Policía vietnamita a fin de apoyar a los familiares de las víctimas".

No obstante, Smith agregó que, antes de divulgar a los medios de comunicación nuevas informaciones sobre el caso, "lo correcto es dar a los familiares la oportunidad de asimilar la noticia de la confirmación del fallecimiento de sus seres queridos".

Por su parte, el Ministerio de Seguridad Pública de Vietnam expresó sus condolencias a los familiares y amigos de los fallecidos. Las autoridades vietnamitas precisaron que las provincias de las que procedían las víctimas eran Hai Phong, Hai Duong, Nghe An, Ha Tinh, Quang Binh, Thua Thien y Hue.

Hay 11 detenidos en Vietnam y tres imputados en Reino Unido

Mientras la investigación avanza, tanto la Justicia británica como la vietnamita han iniciado procesos contra los posibles implicados en el caso. En Reino Unido, el conductor de la cabina, Maurice Robinson, un norirlandés de 25 años, compareció ante un tribunal, acusado de 39 cargos de homicidio. Otras dos personas han respondido ante un juzgado de Dublín por su supuesta relación con los hechos.

Entre tanto, en Vietnam, la Policía detuvo a 11 personas en las provincias de Ha Tinh y Nghe An, quienes presuntamente estarían vinculadas al tráfico de las víctimas desde Vietnam hacia Europa. Las autoridades adelantaron que las víctimas podrían haber llegado a pagar hasta 40.000 dólares por viajar de manera irregular a Reino Unido.

Por el momento, los oficiales vietnamitas han sido cautos respecto a la forma en la que los cuerpos de las víctimas serán repatriados. To An Xo, portavoz del Ministerio de Seguridad Pública, afirmó que tanto la fecha como la forma en la que se harán las repatriaciones dependerá de la decisión de las autoridades británicas y de las familias.

"Algunas familias quieren que sus seres queridos sean incinerados antes de ser llevados de vuelta, otros quieren los cuerpos para oficiar un funeral tradicional. Esto debe ser tratado con cuidado", indicó el funcionario.

El suceso ha causado conmoción en el Reino Unido y a nivel internacional y ha reabierto el debate sobre los peligros que plantean las mafias que trafican con personas, así como de la necesidad de intensificar la lucha contra las redes de trata.

Con EFE y AP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.