Saltar al contenido principal

Nadal no está seguro de su saque a tres días del Masters de Londres

Anuncios

Londres (AFP)

El número uno del tenis mundial, Rafael Nadal, que hace una semana tuvo que retirarse en París por una lesión que afecta a su saque, espera estar al 100% para competir en Londres, en el Torneo de Maestros, pero este viernes afirmó no poder garantizarlo aún.

"No os quiero mentir, tengo la confianza de que pueda ir bien pero también tengo la duda de que pueda ir mal porque el tiempo desde que ocurrió lo que ocurrió en París hasta el día de hoy es muy corto", dijo en Londres, donde los ocho mejores tenistas del año se miden en el Masters del 10 al 17 de noviembre.

Nadal, que el lunes recuperó el trono del tenis desbancando al serbio Novak Djokovic, tuvo que retirarse el pasado sábado del Masters 1000 de París antes de jugar la semifinal por una distensión en el músculo recto abdominal derecho.

"No es una rotura grave porque sino no podría estar aquí" pero "la zona donde tuve el problema es una zona conflictiva al nivel del servicio", reconoció.

Tras recibir el visto bueno de los médicos, el jueves comenzó a sacar "muy despacio" y planea ir incrementando el esfuerzo hasta el lunes, cuando tiene su primer partido, contra el joven alemán Alexander Zverev, defensor del título.

- Djokovic, a por el número uno -

El español pugnará en Londres por defender su trono ante Djokovic, que si llega a la final puede terminar el año de nuevo como primer raqueta mundial.

El torneo se juega en pista cubierta, una superficie muy rápida, donde brilla el serbio y en la que el saque tiene una importancia crucial.

¿Confía Nadal en poder sacar con su lesión? "No lo sé, no puedo decir si estoy con confianza", admitió.

"Hay que ver cuando saque al 100%, que hasta mañana (sábado) seguro que eso no va a ser, entonces veremos cómo responde todo".

Sin embargo, en sus entrenamientos hasta ahora no ha sentido "ningún tipo de problema, ningún tipo de dolor".

"Me siento perfecto" y "estoy con ilusión", aseguró.

Pese a su larga y fructífera carrera, el español, de 33 años, nunca ha ganado el Masters y suele tener complicaciones físicas hacia el final de la temporada: en 2018 no vino a Londres por una lesión y en 2017 se tuvo que retirar tras haber jugado un único partido por un problema en la rodilla.

Pero "aquello era una cosa mucho más crónica y esto es una cosa puntual", dice comparando su lesión actual con la de hace dos años y el riesgo de que le impida jugar.

"Tengo confianza en poder ser muy competitivo pero, por supuesto, este es un torneo en el que te enfrentas a los mejores desde el principio y tienes que estar al 100%", afirmó.

- 'Exitosa próxima generación' -

Nadal comparte grupo con las promesas ascendentes Daniil Medvedev, de 23 años, Stefanos Tsitsipas, de 21, y Zverev, de 22.

En el cuadro contrario están los veteranos Djokovic y Roger Federer, de 32 y 38 años respectivamente, junto a Dominic Thiem (26) y Matteo Berrettini (23).

Djokovic, que este año ganó el Abierto de Australia y Wimbledon, reconoció tener ganas de acabar en lo más alto.

"Es uno de los dos mayores logros que puedes tener como tenista profesional: ganar un gran Slam y ser número uno del mundo al final de la temporada", afirmó.

Al igual que Federer y Nadal, el serbio alabó a la "exitosa próxima generación" de tenistas, impacientes por destronarlos pese a haber tenido resultados mitigados este año.

"Estos tipos más mayores siguen aquí, y siguen siendo mejores que nosotros porque son ellos quienes ganan los torneos", afirmó Zverev, que el año pasado dio la sorpresa llevándose el título en Londres.

Pero "nosotros vamos a crear el futuro de este deporte", afirmó el griego Tsitsipas.

En opinión de Nadal, "son superbuenos, dicen que son el futuro pero son el presente".

Serán "buenos rivales" con quienes "competiremos durante un tiempo y después los miraremos en televisión", bromeó Nadal, mientras Djokovic afirmaba que dejarán el tenis "en buenas manos" cuando se retiren.

Que seguramente no sea pronto.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.